Economía

Sector del calzado marchó en contra de las importaciones chinas
Autor: Redacción EL MUNDO
6 de Junio de 2013


Miles de fabricantes, comerciantes y productores de calzado marcharon hoy en Colombia para protestar contra la "competencia desleal" de las importaciones chinas.


EFE


Miles de fabricantes, comerciantes y productores de calzado colombianos marcharon hoy por las calles de distintas ciudades del país para protestar contra lo que consideran una "competencia desleal" de las importaciones chinas y una "crisis" para la producción y comercio nacionales.


Bajo lemas como "colombiano, ponte en mis zapatos" o "no compre zapatos chinos, apoye la economía local", el gremio del calzado y la marroquinería colombiano desfiló por las ciudades de Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla y Cúcuta para pedir más protección arancelaria contra el contrabando y las importaciones a muy bajo costo.


"Los zapateros colombianos estamos en una situación muy crítica", explicó a Efe, Alfredo Alfonso Carranza, trabajador en Bogotá de la empresa Makey Alonso.


"Los aranceles bajos nos están perjudicando, estamos prácticamente quebrados, producimos muy poquito y generamos muy poquito empleo", alertó.


Carranza señaló directamente a las importaciones chinas como las responsables de una competencia en la que la industria artesanal colombiana no puede alcanzar el mismo nivel de precios y tecnología.


Y es que, según él, el precio mínimo de fábrica de un zapato importado chino es de 5.000 pesos (2,63 dólares), mientras el producto colombiano oscila los 25.000 pesos (13 dólares).


En tan solo cinco años (2008-2012), el volumen de zapatos proveniente de China se cuadruplicó, al pasar de 3,6 millones de pares de zapatos a 14,4 millones, según datos de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia, Dian.


En concreto, solo en la ciudad de Bogotá, el secretario de Desarrollo Económico, Carlos Simancas, alertó en un comunicado que en 2012 llegaron un millón 604.103 pares de zapatos procedentes de China por un valor inferior a un dólar por par, mientras que más de 2 millones 700.000 pares se registraron a menos de dos dólares.


Para evitar el contrabando y una competencia desleal a la producción nacional, el pasado mes de marzo entró en vigor un nuevo decreto en el que el Gobierno estableció el llamado arancel mixto para importaciones de la industria textil y del calzado en el caso de países con los que Colombia no ha firmado un Tratado de Libre Comercio, TLC.


Hasta la aplicación de este decreto, las importaciones tenían un costo del 15 % sobre el valor del producto, pero el nuevo arancel mixto establece una rebaja al 10 % más el cobro de 5 dólares por cada kilogramo que se quiera importar.


Rómulo Marín, fabricante de la marca Rómulo en la ciudad de Cali, aseguró a Efe que esta marcha también busca concienciar a los consumidores colombianos de la importancia de promover el consumo nacional, así como a las instituciones para acabar con el contrabando.


"Debemos pensar que comprándonos a nosotros mismos vamos a seguir generando más empleo", declaró Marín, quien aseguró que esta iniciativa también ha servido para fortalecer la unión asociativa del gremio en distintos puntos del país.


Por su parte, el ministro de Comercio, Sergio Díaz Granados, se reunirá próximamente con el sector para conocer y abordar cuáles son sus demandas concretas, confirmaron a Efe fuentes de esa cartera que aseguraron que todavía no existe una fecha concreta.