Economía

Footwear industry asks for more support
Industriales del calzado piden más apoyo
6 de Junio de 2013


Empresarios del calzado, la marroquinería y el cuero realizan hoy una movilización pacífica por la defensa de la producción nacional. El llamado es al Gobierno para que sea claro en sus políticas.


Foto: Angela Patricia Zapata 

Los empresarios y Fenalco Antioquia coincidieron en que se debe combatir más fuertemente el contrabando, que va en desmedro tanto de la industria como de los consumidores. La mercancía ilegal muchas veces se ubica incluso al frente de los almacenes legales.

Ángela Agudelo


Desesperados están los industriales del calzado, la marroquinería y el cuero (agrupados en unas 400 empresas) que hoy decidieron hacer una movilización pacífica simultánea en Medellín, Bogotá, Cali, Bucaramanga, Cúcuta y Pereira.


Piden más coherencia del Gobierno, pues las medidas actuales no son suficientes para acompañar a un sector conformado principalmente por micro, medianos y pequeños empresarios, además de los artesanos del cuero.


“La decisión de mantener inmodificable hasta febrero de 2014 el Decreto 74 de 2013, que impone un impuesto de US$5 adicionales al arancel del 10 % a las importaciones de calzado y confecciones, nos oxigena, pero no es suficiente”, indicó Jhon Jairo Muñoz, vocero de los empresarios.


Muñoz habló en representación de una industria con 150 años de tradición, que hoy clama protección, pues se siente relegada por los empresarios de las grandes superficies y comerciantes, y además está siendo afectada por el “dumping” de los industriales asiáticos y el contrabando.


“Las grandes superficies tienen productos nacionales, pero en cantidades mínimas”, denunció el dirigente. A esto se agrega que el año pasado entraron 75 millones de pares de zapatos de la China a 85-95 centavos de dólar, mientras que en 2011 habían entrado 38 millones provenientes de ese país.


“Es imposible hacer un par de zapatos en 85 centavos de dólar, por más que los insumos utilizados sean de la más mala calidad”, explicó.


Cadena de suministros


Al complejo panorama se suma que se está desabasteciendo de materia prima al mercado nacional. Según el industrial Mario Hernández, se necesita poner impuesto por la salida de cuero azul sin valor agregado. “¿Cómo puede un pequeño zapatero trabajar si no hay materia prima? En China, el empresario consigue todo”, dijo.


Como insistió Muñoz, es urgente que el Gobierno monte una política industrial transversal que tenga en cuenta a toda la cadena de suministros, que abarca entre 60 y 70 insumos (como textiles, caucho, hilos, espuma, pegante, ojaletes), además de la comercialización y la importación de maquinaria.


“Es una obligación constitucional del Estado fortalecer a la industria y facilitar el encadenamiento empresarial vía cluster, mientras le busca mercados; pero la industria también tiene que ser más competitiva”, señaló por su parte el director Ejecutivo de Fenalco Antioquia, Sergio Ignacio Soto. 


Según informó, el año pasado se comercializaron 110-120 millones de pares de zapatos en Colombia, de los cuales 60 % fueron importados porque la producción nacional no alcanza.


La movilización de los empresarios hoy en Medellín saldrá a las 8:00 a.m. de la carrera 50 con calle 46, para hacer un recorrido que finalizará en La Alpujarra.



Proyección exterior

El sector de calzado y marroquinería ha venido creciendo en su actividad productiva y de comercio, destacó Sergio Ignacio Soto, director Ejecutivo de Fenalco Antioquia, al insistir en que las políticas del Estado necesitan favorecer a la pequeña y mediana empresa.


“Nuestros bolsos se están apreciando en Estados Unidos, países de Suramérica y el Caribe; y tenemos franquicias en el exterior con mucho éxito”, observó.


Al respecto Jhon Jairo Muñoz, vocero de los empresarios que hoy marchan, recordó que Colombia ha sido históricamente reconocida como país productor y procesador de cuero, no obstante el alto porcentaje de informalidad que padece el sector (60-70 %).