Fútbol en el Mundo

“I let my heart guide me”
“Me dejé llevar por el corazón”
4 de Junio de 2013


El brasileño Neymar Da Silva tuvo ayer un recibimiento multitudinario en su presentación como jugador del Barcelona en el Camp Nou, adonde acudieron 59.500 aficionados.


Foto: EFE 

Neymar, otra estrella brasilera para el Barcelona.  

EFE  


Mi corazón estaba con el Barça”, ha dicho Neymar, poco después de ser presentado como jugador del cuadro “Azulgrana”. Impresionado por su recibimiento, Neymar vivió su día grande en un Camp Nou que vistió sus mejores galas para recibirlo.


Se dieron cita 59.500 espectadores en el coliseo barcelonista, muchos más de lo que el estadio del Santos, el Villa Belmiro, con capacidad para unos 21.000, puede acoger en cualquier partido oficial.


Un coste total de 57 millones de euros y una cláusula de rescisión de 190 millones. Esas son las grandes cifras del traspaso, pero Neymar ha insistido que no ha sido el dinero lo que le ha llevado a jugar en el “Barza”, sino la posibilidad de jugar con “los más grandes: Messi, Xavi e Iniesta”; como repitió continuamente.


“Voy donde me dice mi corazón”, dijo Neymar, quien admitió que este es el sueño de su vida. “Es un gran día para mí y para mi familia. He tenido que aguantarme mucho para no llorar durante la presentación en el campo, mi sueño se ha realizado, el sueño de un niño que siempre ha soñado con ello. La emoción es gigantesca”, indicó.


El juego del Barcelona y la presencia de Leo Messi “el mejor jugador del mundo” han ejercido de imán para Neymar. “Soy uno de los jugadores con más suerte del mundo por poder jugar a su lado, un honor, y espero seguir ayudándole para ser el mejor del mundo”, comentó el brasilero, quien recordó que la primera imagen de su nuevo club se debe a las proezas de su compatriota Ronaldinho Gaucho.


“Mi interés y el de mi familia era otro. Hoy ha sido un capítulo más. El dinero es bueno, pero yo tengo que sentirme feliz, porque la felicidad es lo principal. Antes de jugar mi padre siempre me pregunta si estoy feliz y si lo estoy, todo sale bien. El Real Madrid es un gran club, lo respeto, pero me dejé llevar por mi corazón”, ha recalcado.


Sin tener una predilección por ningún número, Neymar está convencido que se va a adaptar rápidamente al fútbol europeo y asegura que llega al Barcelona a sumar. “Pienso que puedo compartir la responsabilidad para que todos nos entendamos y ganar todo lo posible”, concluyó. 



Costo real

El vicepresidente deportivo Josep Maria Bartomeu dijo que el fichaje empezó a planearse hace un par de años y que inicialmente estaba previsto que Neymar llegara en junio de 2014, aunque la operación tuvo que adelantarse por el interés de otros equipos.


También ese interés motivó que el traspaso se encareciera de los 40 millones inicialmente presupuestados a los 57 millones de euros finales.


“La operación se realizó sin intermediarios y en la misma se incluyó dos partidos amistosos con el Santos”, dijo Bartomeu. El primero podría jugarse el próximo 2 de agosto, con motivo de la disputa del torneo Joan Gamper.