Mundo deportivo

“The Special” goes back to pay a debt
“El Especial” vuelve a pagar una deuda
4 de Junio de 2013


José Mourinho sustituye en el banquillo de Stamford Bridge al español Rafa Benítez, que durante los seis meses que dirigió al equipo ganó la Liga de Europa.


Foto: EFE 

“Nunca he escondido que el Inter y el Chelsea han sido las dos grandes pasiones de mi carrera futbolística”: José Mourinho.

El tiempo no solo cura sino que también reconcilia” y José Mourinho da muestra de esa máxima que dejó para la vida el inglés Cecil Beaton.


El entrenador luso parece haber olvidado las desavenencias públicas con el magnate ruso Roman Abramovich, las mismas que hace seis años le hicieron dejar el banquillo del Chelsea, al que ahora vuelve tras un año aciago con el Real Madrid, en el que dejó más ruido y polémicas que fútbol y títulos.


“The Special One” (El Especial), como se le conoce al luso en Inglaterra desde que mostró su talante cuando llegó por primera vez al Chelsea (2004-2007), donde se presentó con la frase “no me llamen arrogante, pero soy el campeón de Europa y creo que soy especial” (tras ganar la Liga de Campeones con el Porto), regresa a Stamford Bridge casi una década después de haberse hecho cargo del equipo que por esa época comenzaba entonces su andadura como uno de los grandes de Europa.


Y regresa con el deseo de pagar una vieja deuda, el título de la Liga de Campeones que no logró en su primer paso con los “Blue” y que había alcanzado con el Porto (2003-2004) y que luego conquistó con el Inter de Milán (2009-2010).


Pero, si bien nunca llegó a sumar la “Champions” con la que sí se hizo el italiano Roberto Di Matteo (2011-2012), el éxito del portugués fue indiscutible dentro de las fronteras inglesas y por eso la afición llevaba meses coreando su nombre en las gradas, haciéndole la vida difícil al español Rafael Benítez, hasta que Abramovich cedió a sus deseos para confiar de nuevo el mando del equipo al único entrenador que ha aguantado más de dos temporadas en el vestuario del Chelsea desde que el ruso compró el club en 2003.



Otros técnicos

El israelí Avram Grant, el brasileño Luiz Felipe Scolari, el holandés Gus Hiddink y el portugués André Villas-Boas son algunos de los técnicos de primer nivel que han sucumbido en los últimos años a las exigencias del vestuario de Stamford Bridge.


La última víctima del Chelsea fue el español Rafa Benítez, a quien la Liga Europa no le sirvió para continuar en Londres después del periodo de seis meses para el que le contrató Abramovich en primer término.


Benítez quedó condenado, entre otros factores, por la insistencia del público de Stamford Bridge, que desde que el italiano Roberto Di Matteo fue destituido en noviembre de 2012 ha dejado claro con cánticos y pancartas que no estaba dispuesto a aceptar a nadie más en el banquillo que al portugués José Mourinho, que se presentará una vez más en Londres el próximo lunes.