Columnistas

Indiscutible: Panamá paraíso fiscal
Autor: Guillermo Maya Muñoz
4 de Junio de 2013


El director de la dian, Ricardo Ortega, en una entrevista, hizo algunas afirmaciones sobre los paraísos fiscales, incluyendo a Panamá, como uno de ellos.

El director de la dian, Ricardo Ortega, en una entrevista, hizo algunas afirmaciones sobre los paraísos fiscales, incluyendo a Panamá, como uno de ellos. 


Dice Ortega: “Hay jurisdicciones que tradicionalmente han sido consideradas ‘paraísos’, principalmente Panamá, islas Vírgenes Británicas, islas Caymán, Anguila, que era donde Pablo Escobar escondía su fortuna y lavaba sus activos. (…) Anguila es uno de los inversionistas extranjeros más grandes en el país, y hay como 4.000 millones de dólares de supuesta inversión extranjera que viene de esa isla. (…) (Panamá) no ha dicho que sí firma un acuerdo (de intercambio de información sobre los cuentahabientes colombianos en Panamá) con Colombia. (…) Todavía no los he logrado convencer (…). (Panamá) no ha dado muestras de que sí, claramente no, pero confiamos en convencerla” (Yamit Amat, La Dian planea controles de compras por Internet, eltiempo.com, mayo 25-2013).


Igualmente, El Director de la Dian informa que el gobierno colombiano va a sacar un decreto señalando a los paraísos fiscales de acuerdo a la última reforma tributaria de 2012, que lo obliga en este sentido: “Vamos a sacar una lista de todos los países (que sean paraísos fiscales) (…). Esos países van a tener un tratamiento tributario discriminatorio hasta que negociemos un acuerdo de intercambio de información con ello.”


Ortega anuncia medidas para combatir los paraísos fiscales: “Por ejemplo, si usted hace negocios o envía dinero a un ‘paraíso fiscal’, vamos a asumir que está escondiendo y le vamos a cobrar un impuesto en el momento en que gire. (…) Se va a cobrar ese 33 por ciento sobre los pagos (giros) que se hagan a todos los países llamados ‘paraísos’ que no firmen el acuerdo de intercambio de información. Ojalá Panamá no esté entre estos”. Pensando con el deseo.


¿Por qué es necesario combatir los paraísos fiscales?: “No se pueden estar encubriendo capitales criminales. El país necesita una institución tributaria sólida, fuerte y que la gente tenga claro que no puede manosear. Si uno no recauda impuestos, no tiene Estado, no tiene justicia, no tiene salud, no tiene educación, no tiene infraestructura. (…) Somos uno de los cuatro países que menos recauda, junto con Haití, Salvador y Honduras. Si quiere tener una justicia fuerte, un Estado fuerte, Colombia necesita recaudar por lo menos el 20 por ciento del Producto Interno Bruto. Hoy apenas llegamos al 15 por ciento”.  


Ricardo Ortega acierta en sus apreciaciones. Al menos, los colombianos tenemos un director de impuestos que se plantea el problema y está tratando de hacer lo correcto para solucionarlo. Sin embargo, no parece que vaya a tener éxito, debido a la manera benévola y cómplice como viene siendo tratado Panamá, incluso dentro del TLC firmado entre EEUU y Panamá. 


Para Ian Fletcher, economista senior de The Coalition for a Prosperous America, ha afirmado que el TLC  Panamá-EEUU “bien podría ser conocido como la Ley de Protección al Lavado de Dinero. Panamá es uno de los peores países del Hemisferio Occidental en cuanto al lavado de dinero y evasión fiscal (…). Colombia y sus miles de millones en dinero de la droga están justo al lado” (“Panama, Colombia, Korea: Obama Makes a Bad Trade Situation Worse”, Counterpunch, Nov 6-2011). 


En este sentido,  el gobierno de Obama “para contrarrestar las críticas de que el TLC con Panamá ayudaría a las empresas que tratan de esquivar los impuestos en Estados Unidos a través de filiales con sede en Panamá y cuentas bancarias secretas, a finales de 2010 (…) anunció un nuevo acuerdo de intercambio de información fiscal con Panamá. Sin embargo, un vacío en dicho acuerdo permite a Panamá eludir a las nuevas disposiciones sobre transparencia fiscal si son “contrarios al orden público” de Panamá, un concepto interesante para un país que gana la mayor parte de sus ingresos por proporcionar un estricto secreto bancario y la exención de impuestos para las empresas extranjeras residenciadas allí” (Public Citizen, May 2013, Korea, Colombia and Panama FTA Outcomes, www.citizen.org).


Para la Oecd, Panamá es uno de los pocos países en el mundo que no había pasado un examen preliminar sobre sus medidas de transparencia fiscal, en 2012 (Oecd, Progress Report to the G20, Los Cabos, Mexico, June 2012).


Las buenas intenciones de Ortega no parece que vayan a culminar con éxito, y menos ahora que Colombia está negociando un TLC con Panamá, y el comercio entre los dos países es favorable a Colombia, y la existencia de Panamá, como paraíso fiscal, es funcional a los intereses de la elite económica y política colombiana. Unos ocultan sus ganancias y otros ocultan sus “propinas”, mientras la gran delincuencia lava sus activos y va copando los espacios legales. 


¿Colombia y el mundo civilizado quieren combatir los paraísos fiscales? Lo pueden lograr no reconociendo los negocios hechos en esas jurisdicciones, entre otras medidas.