Gente

Simply Susanita
Sencillamente Susanita
Autor: Carmen Vásquez
3 de Junio de 2013


Hay veces la vida le pone a uno la masa en las manos para moldear un camino a seguir, un pan de vida.

Hay veces la vida le pone a uno la masa en las manos para moldear un camino a seguir, un pan de vida. Si ese poquito de harina se amasa con amor, entra al horno y se sube con emoción. Nada más exquisito que el aroma de un pan, una galleta, una tostadita recién horneada. Es algo que queda en la mente.


 


Hace 30 años ella se vio solo con la compañía de sus adorados cuatro hijos. Una paisa emprendedora, llena de amor, con el recuerdo en su mente de las galletas que una prima de la mamá que vivía en Caldas les había enseñado a hacer y que en su momento de madre cabeza de familia, esas vueltas que nos da la vida, volvió a tomar en sus manos con los ingredientes para unas tostaditas. Las tostaditas que a sus amigas vecinas les empezó a dar a probar: “Susanita, que es esto tan rico” y lo rico, que solo tenían el ingrediente de mucho amasar con amor, se fue creciendo y creciendo. Los pedidos llegaron de la tienda del barrio, las amigas, más pedidos, sus amorosos hijos a su lado que no la dejaron sentir sola y el logo de la muñequita con dos moñitos que le diseñara su amiga Beatriz Helena Restrepo, fueron los fascinantes ingredientes de la invitación a celebrar con amigos, proveedores, familiares y clientes, sus 30 años, en un rico desayuno en la Cafetiere de Anita, el miércoles de la semana pasada. 


Susanita Posada, es Susanita la de las tostaditas, la misma que en este acto de familia que ella emocionada compartió, recibió los honores y condecoraciones de la Alcaldía de Medellín, el Concejo y la Gobernación.


 


En otro lugar de la ciudad, en otro espacio y en día diferente, una joven mujer, con estudios en la escuela de Maus y Sebes, en panadería artesanal y pastelería europea, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Natasha Moreno, invitaba a sus amigos de la prensa con motivo de la presentación de su maravilloso y nuevo lugar “Amaranto”. Un lugar que es primero que todo la fabrica de aromas de pan caliente que llega y cubre todo el espacio del sector de El Poblado en la calle 17C Sur con la 44, es también el taller de enseñanza, es el espacio lleno de canastas para antojarnos y comprar y es una terraza con mesitas para comer y disfrutar rompiendo toda regla. Amaranto es pan artesano, es pan dulce, es hojaldre, es la multiplicación de los panes.


Natasha Moreno invitó a un almuerzo de solo panes y vino.