Economía

Elimination of fixed charge is being analyzed with caution
Con prudencia se analiza eliminación de cargo fijo
31 de Mayo de 2013


La próxima semana se conocerá la fecha de la audiencia pública para debatir el desmonte gradual del cargo fijo a los servicios públicos domiciliarios. El proyecto de ley ya fue aprobado en primer debate en la Comisión Sexta.


Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

Con el proyecto de ley 101 de 2012  se pretende reducir el costo de las facturas de servicios públicos domiciliarios para los estratos más bajos.

Johanna Ramírez Gil


Ricardo Madrid


Buscar precios más equitativos en la facturación de los servicios públicos domiciliarios: Energía, agua y gas, proporcional al estrato socioeconómico y a la cantidad consumida, es el objetivo del proyecto de ley que busca eliminar el cargo fijo.


Sin embargo, el senador Eugenio Prieto es muy cauteloso con esta aspiración y advierte que “si los estratos más bajos: 1, 2 y 3, que representan el 80 % de la población,  son los que más consumen, podríamos disparar sus  facturas  y, por el contrario, disminuir la de los estratos  más altos”. La preocupación del senador es “que resultemos cometiendo un error”.


El superintendente Territorial Occidental de Servicios Públicos, David Ramírez Álvarez, explicó que actualmente “los estratos más altos, 5 y 6, pagan un sobrecosto del 20 % y del 50 %, respectivamente, sobre el valor de la prestación de servicios públicos. Con ese dinero, se arma un gran fondo de redistribución social para subsidiar los estratos 1, 2 y 3, para que paguen menos de lo que vale su cuenta”.


En el otro lado del debate se analizan las consecuencias para las empresas de servicios públicos. Por ejemplo, si se asume un cargo fijo promedio nacional de acueducto de $4.000 y considerando que hay 5,7 millones de suscriptores, en un año las empresas dejarían de percibir más de $273.000 millones, concluyó un estudio de Superservicios. 


Al respecto, el senador Mauricio Aguilar afirmó que se deben tomar las medidas necesarias para que con este proyecto las empresas de servicios públicos no  pierdan su liquidez y no se vean afectadas en sus gastos de funcionamiento. Además, añadió que si el presupuesto de las empresas prestadoras de servicio público se ve afectado, disminuyen los recursos para la financiación y la construcción de obras estatales.


Opinión de los usuarios


Por su parte, Javier Gaviria, presidente de la Asociación Antioqueña de Ligas de Usuarios de los Servicios Públicos Domiciliarios, catalogó como “positivo” el proyecto, aunque precisó que “nos preocupa que ese cargo fijo que se desmontaría, luego se convierte en un componente del cargo variable, es decir, lo que en realidad consumen los usuarios”.


Así las cosas, el valor de la factura dependerá solamente del consumo del hogar. A mayor consumo, mayor cobro. Y los hogares que no consuman, no tendrán que pagar.  Según datos del informe de ponencia presentado por el senador Carlos Alberto Baena, hay casos en los que el cargo fijo representa más del 50 % de la factura.