Economía

Bahía Solano, isolated?
Aerolíneas Satena y ADA suspendieron operaciones a Bahía Solano desde hoy
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
24 de Mayo de 2013


La gravedad de la suspensión de las operaciones de dos aerolíneas a Bahía Solano radica en que esta población no tiene una carretera que la comunique con el resto del país y por mar el viaje puede durar hasta 26 horas desde Buenaventura.



El mal clima es uno de los factores que ha retrasado las labores de adecuación de la pista.

Cortesía Leonardo Naranjo 

El deficiente estado de la pista de aterrizaje del municipio de Bahía Solano es la razón por la que Satena y ADA, las dos principales aerolíneas comerciales que viajan hasta ese apartado destino en el Pacífico chocoano, decidieron suspender sus operaciones a partir de hoy.


Al respecto, Luz Myriam Rey, gerente regional de Satena, aseguró que no solo se verán afectados los habitantes de la zona y turistas sino también su operación de pasajeros y carga, ya que “tenemos cinco vuelos a la semana de 46 pasajeros, con un buen índice de ocupación”. En ese sentido, dijo que lo grave es que la gente de la zona “realmente se tiene que mover por avión desde Medellín o Quibdó e inclusive, nuestros vuelos también llevan pasajeros desde Cali y Bogotá”.


Por eso, Rey informó que ambas empresas tomaron la decisión de hacer una reunión conjunta debido a los daños de los aviones y a que “a ninguna de las dos aerolíneas nos interesa arriesgar a los pasajeros”. Además dijo que según tienen entendido, el alcalde (a quien tratamos de contactar infructuosamente), se encuentra en Bogotá gestionando más recursos para las obras que se adelantan, por lo que “suponemos que en unas dos semanas estaremos haciendo una inspección con los pilotos, y ellos determinan si está operable”.


Se necesitán más recursos


Referente al estado de la pista, Germán Marulanda, jefe de Aeronavegación de la Aerocivil en Antioquia y Chocó, explicó que está en reparación y en materia de seguridad cumple, “pero se está desprendiendo la capa asfáltica superficial que genera piedras en la pista”.


 Marulanda aclaró que la pista es de propiedad del Municipio, que es el operador y responsable, y que ya había sido adecuada hace seis años por parte de la Aeronáutica Civil, con una inversión de $4.000 millones. “Ahora se le está haciendo un mantenimiento de $900 millones y con eso digamos que se le hacen unos primeros auxilios y se deja en condición estable”. Sin embargo, comenta que la inversión definitiva que se requiere alcanza los 3.000 millones de pesos, los cuales se están gestionando con el Gobierno Nacional, “pues ese Municipio no tiene los recursos ni las entradas”.


El funcionario manifestó finalmente que la lluvia ha sido una dificultad para las obras y que aunque este aeropuerto tiene un promedio de operaciones diarias entre doce y quince, lo más importante es que “por aire es como la única forma de llegar allá más rápido”. 



Temporada alta

Además de que la población quede casi incomunicada, otra de las preocupaciones es que esta suspensión coincide con la temporada alta de mitad de año. Por eso, César Isaza, gerente de El Almejal, uno de los hoteles más importantes de ese municipio, aseveró que no es que esté cerrado el aeropuerto y no puedan entrar aviones, “están volando charter y también lo van a hacer en el puente”. Sin embargo, dijo que es un problema muy grave que no lo hagan los grandes como Satena y ADA, puesto que han tenido cancelaciones y les ha tocado mover de fecha a algunos pasajeros que han pedido devolución. Isaza aclaró que para la temporada de ballenas que empieza el 1 de julio ya se habrá normalizado la situación, pero sí es un inconveniente, debido a que “genera una imagen enrarecida del destino, un efecto muy negativo, porque puede que la gente empiece a asociar y crean que es porque hay un paro armado o algo así”.




El panorama

En cuanto al resto del departamento, Germán Marulanda señaló que las pistas  más importantes son la de El Caraño, en Quibdó, el José Celestino Mutis, en Bahía Solano y el de Condoto, que son las que tienen una operación comercial regular. No obstante afirmó que los aeropuertos y pistas más pequeñas en otras poblaciones, solo tienen operación esporádica con vuelos charter, como en el caso de Vigía del Fuerte o Murindó. De las tres pistas, la de Quibdó es administrada por el concesionario Airplan, que también maneja las de Rionegro y Medellín, mientras que la de Condoto, en la que también se están haciendo inversiones, es de la Aeronáutica Civil.