Columnistas

Una educaci髇 vivencial
Autor: Omaira Mart韓ez Cardona
20 de Mayo de 2013


Aunque no es usual elogiarse por lo bueno que se hace porque somos una sociedad acostumbrada a darse duro, a criticar destructivamente, a mirar primero los desaciertos y lo negativo,


Aunque no es usual elogiarse por lo bueno que se hace porque somos una sociedad acostumbrada a darse duro, a criticar destructivamente, a mirar primero los desaciertos y  lo negativo, es bueno recordar que sentirse orgulloso de algo también es compartirlo, expresarlo, comunicarlo.


Cuando ya se han dedicado varios años de experiencia profesional al acompañamiento de proyectos sociales de los que se ha aprendido y se han recogido frutos, es un privilegio  seguir activo en el oficio vocacional y profesional que se eligió, y además poder hacer lo que a uno lo apasiona. Como muchos, comparto la idea de que la educación es el fundamento de todo proceso de desarrollo integral como seres humanos, pero no es la educación únicamente formal la que nos hace íntegros, es la vivencial, la que se experimenta fuera del aula con los conocimientos y la información compartidos dentro de ella.


Ya en el ocaso de los años activos laboralmente, hacer parte del equipo de trabajo de “Educar mientras se Informa” es un privilegio del cual sentirse orgulloso, mucho más aún cuando en cada visita a las instituciones educativas se ve la apropiación de los y las estudiantes con cada uno de los componentes que ofrece esta estrategia, iniciativa desde hace más de dos años del periódico El Mundo y ahora orientada por Fundamundo.  


La Oficina de Educación y Cultura de la Organización de los Estados Americanos; OEA,  a través del Programa Interamericano sobre Educación en Valores y Prácticas Democráticas, ha seleccionado a “Educar mientras se Informa” como una de las 14 experiencias significativas para ser incluidas en el portafolio de la OEA sobre el papel de las artes y los medios en la educación democrática, logro importante de reconocimiento a una propuesta que sin mucha ambición, pero si bastante audaz, ha logrado transformar las maneras de aprender de la realidad y de lo cotidiano.


Daniel Prieto Castillo y Jesús Martín Barbero, dos de los teóricos de la comunicación y promotores de la función mediadora de la comunicación desde los medios masivos como espacios públicos para la gestión de ciudadanía, desde hace algunos años con sus teorías, de alguna manera han motivado  iniciativas como esta y como otras que se han gestado en nuestro continente como las de las radios comunitarias, las redes de gestión social comunitaria y el fortalecimiento de la comunicación local a través de nuevas formas de reconfiguración y de representación de los vínculos que caracterizan y cohesionan a las comunidades.


El profesor Prieto Castillo motiva a esa pasión por el contexto, por la realidad y por los demás como una forma de transformar culturalmente las maneras de ver, de conocer, de aprender y de comunicarse. Eso es lo que desde esta propuesta se pretende, aportando a la construcción de ciudadanía desde los procesos de formación escolar y asumiendo responsablemente esa función tan relegada que como comunicadores tenemos de educar. 


Integrar un grupo de experiencias significativas de todo el mundo ofrece la posibilidad de intercambio y de diálogo para conocer y compartir también con los otros y es el mejor estímulo para continuar adelante. ¡Felicitaciones y agradecimientos para todo el equipo!. Para conocer la experiencia  se puede acceder por el vínculo: http://portafolioartesymedios.blogspot.com/