Columnistas

¿Amiguismo?
Autor: Ramón Elejalde Arbelaez
19 de Mayo de 2013


Edatel, la empresa que atiende el servicio telefónico, internet y televisión por cable enlos municipios de Antioquia y de otros departamentos, es una sociedad mixta por acciones, cuyos propietarios son UNE (56 %), Gobernación de Antioquia (20 %),


Edatel, la empresa que atiende el servicio telefónico, internet y televisión por cable enlos municipios de Antioquia y de otros departamentos, es una sociedad mixta por acciones, cuyos propietarios son UNE (56 %), Gobernación de Antioquia (20 %), fondos de pensiones (22 %) y algunos particulares (2 %). 


Gerenciada por Carlos Mario Estrada y Beatriz Henao, Edatel pasó de ser inviable económicamente a disfrutar de un futuro despejado, gracias a la racionalización de costos y la ostensible mejora de su portafolio. Estos buenos resultados no justifican el reciente cambio de gerencia en la persona de un miembro de la junta directiva, que es promovido a esa dignidad en uso de la puerta giratoria. La designación del nuevo gerente se cumplió luego de varios intentos fallidos para reunir el quórum decisorio, e inclusive del cambio de un integrante de la Junta. 


Si bien Edatel se ha consolidado económicamente, presenta las mismísimas debilidades de UNE, por lo que el cambio de gerente general parecepor lo menos inconveniente ante las realidades de competencia tecnológica que en los próximos meses estará enfrentandosu accionista mayoritario, para lo que requiere de lo mejor de su talento humano experimentado y comprometido con la visión empresarial.


En esa empresa ha oficiado desde hace catorce años y seis meses en las distintas gerencias de la empresa (Estrategia, Proyectos, Infraestructura, Administrativa y Financiera) el doctor Armando Hernández. En más de catorce ocasiones ha sido encargado de la gerencia general y siempre ha sido calificado como funcionario ejemplar, honesto y responsable. A todos los empleados de Edatel les sorprendió que la primera decisión del nuevo conductor de la misma fuera destituir a quien ha sido uno de los puntales en la recuperación económica de su empresa, en razón de esta sorpresa el sindicato de la empresa puso en alerta a todos sus afiliados por lo que pueda seguir. Armando Hernández jugó papel importante en la expansión de los servicios a la Costa Atlántica, Valledupar y Barrancabermeja. Un funcionario con conocimiento de temas comerciales y que últimamente estaba al frente de la finanzas de la compañía. Sacrificar el conocimiento y la experiencia de un funcionario en el sector público y tenerle que pagar una millonaria indemnización para poderlo retirar por un simple capricho del nuevo gerente, implica posibles responsabilidades fiscales que deberían ser asumidas por los funcionarios que tan ligeramente proceden. 


El pago que le dieron al doctor Hernández Morales fue notificarle su salida a las 5 de la tarde, conminarlo a entregar el cargo en forma inmediata, suspenderle ipso facto el carnet de ingreso al edificio de la Sociedad y cancelarle su cuenta de internet. Para ingresar al día siguiente del despido, con el fin de satisfacer los trámites burocráticos, tuvo que hacerlo con escarapela de visitante. 


Los antioqueños tenemos derecho a saber las razones de este tratamiento afrentoso, si es que las hay, y mientras no las presenten, podemos pensar que el nuevo amo de Edatel requería el puesto para uno de sus amigos. Es posible que Armando no fuera persona de sus afectos, porque a pesar de ser un técnico y funcionario público honesto, productivo y ejemplar, tenía militancia política y eraconocido desde hace tiempo como seguidor y defensor de la carrera pública del alcalde de la ciudad.