Economía

“This year will be interesting for Antioquia”: Vallejo
“Este año será interesante para Antioquia”: Vallejo
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
18 de Mayo de 2013


El vicepresidente de Exportaciones de Proexport, Ricardo Vallejo, destacó el empuje empresarial de Antioquia y su decisión de salir a buscar mercados.



Ricardo Vallejo asegura que la no renovación del Atpdea perjudicó un poco a las empresas antioqueñas y en general a las colombianas, pero que “ya con esta estabilidad las empresas han vuelto a salir, a hacer los contactos y creo que este año podemos hacer negocios interesantes”.

Cortesía Proexport


Además de resaltar el crecimiento de las exportaciones desde Antioquia hacia Estados Unidos en el último año, Ricardo Vallejo, vicepresidente de Exportaciones de Proexport, señaló los principales avances en comercio y la importancia de que las empresas del país se apoyen en la entidad.


-¿Cómo ve la actividad exportadora de Antioquia en el último año?


 “Es el segundo exportador del país. Lo que uno ve es que el empuje de la actividad exportadora de Antioquia se refleja en muchas cosas, una de ellas por ejemplo son las macrorruedas, donde la participación de empresas de Antioquia, siempre es nutrida en diferentes sectores como el de prendas de vestir, manufacturas, agro, los cuales han tenido la visión de salir a buscar nuevos mercados y parte de eso es el crecimiento de la región”.


-¿Cuál cree que es el éxito de este crecimiento, frente al del resto de país?


“Que hay mucha diversidad de oferta exportable, es de los departamentos en donde las exportaciones no están concentradas en uno o dos sectores como puede pasar en otras regiones. Hay mucha diversidad, en agroindustria, en manufacturas, en confecciones, en servicios, eso también es otro factor que indica el ánimo exportador de Antioquia. Otra de las cosas, es que ya los empresarios no hablan tanto de la revaluación, yo recuerdo que hace unos años, el tema, sobre todo en el sector textil y confecciones era revaluación, hoy uno va a Medellín y poco hablan de eso, ya hay una conciencia de que hay que innovar y ponerle valor agregado a los productos y pienso que es muy bueno”.


-O sea que ¿se han vuelto más competitivas las empresas antioqueñas?


“Yo pensaría que sí. Que han dado ese cambio de dejar de pensar en eso (revaluación) y ver qué procesos pueden ser más efectivos para lograr nuevos mercados”.


-Antioquia se ha caracterizado por su sector textil-confección y aunque es una de las grandes esperanzas, varios analistas dicen que en el país hay actividades como estas a las que se deberían renunciar, ¿qué cree usted?


“No pienso que deban renunciar a su conocimiento y labor en una industria de tantos años y que siempre ha sido reconocida por una mano de obra calificada. Uno sabe que hay problemas, pero realmente hemos tenido casos exitosos de empresas antioqueñas que habían dejado de exportar al mercado de EE.UU. y que hoy lo están haciendo de nuevo y con incremento. Lógicamente las cosas no vienen inmediatamente, estos son unos procesos”. 


-Finalmente, ¿cuáles son las expectativas a mediano plazo con EE.UU.?


“Pues este es un país de 300 millones de habitantes, con un PIB pér capita de US$47.000 donde están todas las posibilidades. Lo importante es detectar esos nichos que pueden buscar a través de Proexport, cuáles son las oportunidades que tenemos y hemos detectado directamente, para que se aprovechen estas opciones y así puedan incrementar las exportaciones”.




El panorama


Desde que inició el TLC con Estados Unidos, desde Antioquia se han exportado 48 nuevos productos por montos superiores a US$1.000. En la lista se incluyen productos como las Granadillas, pulpa de maracuyá morado, pesas para toda clase de básculas, rodilleras y tobilleras de punto, pastas de tomate, visillos y compresas y tampones higiénicos.


Así mismo, durante el periodo analizado entre mayo de 2012 y febrero de 2013, 108 nuevas empresas no mineras empezaron a exportar sus productos a Estados Unidos por montos superiores a US$1.000 desde el departamento, siendo los sectores textil y confecciones, autopartes y flores y plantas vivas, los que más empresas nuevas tuvieron.