Política

Santos mad his move
Santos movió sus fichas
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
18 de Mayo de 2013


Germán Vargas no se inhabilitó, pero trabajará este año por la defensa del Gobierno de Santos hasta noviembre cuando el presidente dirá si va o no por un segundo mandato.



El presidente Santos durante su presentación ayer ante la prensa, acompañado por los hombres que saldrán a preparar una eventual reelección.

Foto Juan Pablo Bello – SIG


Si Germán Vargas renunciaba al Minvivienda antes de este 26 de mayo era para no inhabilitarse como candidato presidencial, pero si seguía en el Gobierno Nacional y solo dimitía en noviembre era o para ser fórmula vicepresidencial o para ser el jefe de debate de la campaña a la reelección de Santos.


Ese era el análisis que el país político nacional se hacía sobre el panorama electoral de Vargas Lleras, pero no contaban con la astucia con que salió ayer el presidente Juan Manuel Santos en su primer gran discurso de corte político y que inmediatamente fue considerado como el primer paso que demostraría que el jefe de Estado está pensando en la reelección.


La gran jugada santista es que se presentó ante la prensa acompañado de su ministro estrella y allí se confirmó la esperada renuncia de Vargas Lleras, pero al mismo tiempo quedó la impresión que quedó  atado al equipo central de campaña de la reelección de Santos, toda vez que pasará a ser el presidente de la Fundación Buen Gobierno, que creara el presidente y que no funcionaba desde su arribo a la conducción del Estado.


Santos anunció que la idea de revivir dicha Fundación es buscar la reelección de las políticas que le ha trazado al país en sus casi tres años de gestión.


Entonces, para qué se marchó Vargas Lleras faltando más de un año para las elecciones presidenciales de mayo de 2014.


Unos especulan que puede actuar como una “llanta de repuesto” si el proyecto reeleccionista del santismo se desvanece antes de finalizar este año, ante un eventual fracaso de sus principales políticas, entre ellas la paz con las Farc.


Sin embargo, el mismo mandatario dio pocas pistas sobre lo que podría ocurrir con ambos y lo más certero que afirmó es que Vargas se retira para defender su gobierno, lo que agradeció y calificó como un gesto de lealtad.


Esto puede llevar a pensar que los dos caminarán juntos hacia la conquista del poder en el 2014 y desde ahora acompañados por un equipo para la reelección que el mismo Santos dio a conocer y que integran Juan Mesa, quien igualmente dimitió al Gobierno y que completan Gabriel Silva, el general (r) Óscar Naranjo, quien de esa manera se aleja del uribismo, la excanciller María Emma Mejía y el excodirector del Banco de la República, Juan José Echavarría.


Estos serán los escuderos o puntas de lanza que le pondrán la cara este año a la campaña presidencial hasta el momento que Santos despeje todas las dudas sobre sus intenciones de seguir o no en el poder.


En este punto, el presidente fue muy calculador y cauteloso en dar más puntadas sobre lo que quiere en realidad.


Es así como se limitó a precisar que una decisión formal la hará pública seis meses antes de las elecciones presidenciales del próximo año, es decir en noviembre.


Sobre este punto enfatizó que será respetuoso de las reglas de juego y no tomará ninguna decisión formal sobre su futuro, sino hasta la fecha indicada en la Ley 996 de 2005, que es la norma que dispone que el presidente en ejercicio debe comunicar al país, seis meses antes de los comicios, si buscará o no la reelección.


“Solo entonces será oportuno comunicar de manera escrita y solemne la determinación que finalmente adopte”, anticipó.


Pero ayer todo el mundo quedó convencido que Santos intentará un segundo cuatrienio luego de lanzar expresiones tales como: “Sí deseo clara y firmemente que las políticas que hemos promovido continúen más allá del 7 de agosto del 2014”, porque “quiero que la “política de paz sea reelegida” y “no quiero que los profundos cambios que estamos realizando se queden en el camino o se echen para atrás”.


Ante ello la conjetura general es que Germán Vargas será fórmula vicepresidencial, sustituirá a Santos a los dos años en caso de que este sea reelegido y se lanzará por la Presidencia en el 2018 con el proyecto de gobernar a Colombia durante seis años.




Políticas santistas


Para muchos quedó claro ayer que una prueba de que Santos buscará la reelección fueron algunas de las expresiones que utilizó durante la declaración de prensa que concedió en la Casa de Nariño.


Por ejemplo, cuando expresó su interés en que políticas como la de paz, la social, la de seguridad, la de vivienda y la internacional, entre otras, continúen.


“Quiero que nuestras políticas que han reducido el desempleo todos los 33 meses que llevamos de gobierno y que han permitido la generación de cerca de 2 millones de nuevos empleos sean reelegidas”, manifestó el jefe de Estado.