Política

Por el Concejo
18 de Mayo de 2013


El Cabildo de Medellín concluyó ayer un corto periodo de sesiones extras que comenzó el pasado martes y ya entró en receso hasta el primero de junio, cuando despega la temporada de sesiones regulares de mitad del año.


Por el Concejo


El Cabildo de Medellín concluyó ayer un corto periodo de sesiones extras que comenzó el pasado martes y ya entró en receso hasta el primero de junio, cuando despega la temporada de sesiones regulares de mitad del año. Durante las extras los concejales consideraron iniciativas relacionadas con temas de ciudad como la constitución de un banco inmobiliario y de tierras, la formación de adolescentes y adultos en los corregimientos y estimular el desarrollo económico y productivo en el territorio rural, mediante la pedagogía de la alternancia, la rendición de honores a Santa Fe de Antioquia en la celebración del bicentenario de la Independencia del departamento y una adición al presupuesto general del Municipio para la presente vigencia.


85.000 millones


Precisamente la aprobación de la adición al Presupuesto Municipal en la actual vigencia del 2013 es quizás la gran noticia de las extras del Cabildo. Y lo es porque se dio vía libre a que 84.757 millones de pesos se destinarán para importantes obras. Para la construcción del puente de la calle 93-94 entre Aranjuez y Castilla, la Corporación aprobó para la Secretaría de Infraestructura Física 29.911 millones de pesos. El Departamento Administrativo de Planeación recibirá 16.078 millones de pesos para el mejoramiento del sistema de monitoreo, planificación y ordenamiento territorial, mientras que la realización del Foro Urbano Mundial 2014 recibirá 7.808 millones de pesos. Los programas Jóvenes por la vida y Salud en el hogar, de la Secretaría de Salud, recibirán recursos por 3.518 millones de pesos. Medellín Solidaria y el programa Restaurantes Escolares, adscritos a la Secretaría de Inclusión Social y Familia, obtuvieron una adición presupuestal de 8.700 millones de pesos.


Otros frentes


En la adición al presupuesto de Medellín también se orientarán dineros para el retorno y reubicaciones a víctimas del desplazamiento, la promoción de los derechos humanos de población carcelaria y el fortalecimiento a organismos de seguridad, para lo cual el Concejo dio visto bueno de entregar 9.750 millones de pesos. Para la promoción de la equidad de género y seguridad pública de las mujeres se aprobaron 1.300 millones de pesos. A la Secretaría de Educación se asignarán 5.000 millones de pesos. Para Buen Comienzo 2.000 millones de pesos y para educación inicial de 1 a 4 años 3.000 millones. Al Inder se le adicionarán  recursos por 3.000 millones para construcción, mantenimiento y adecuación de escenarios deportivos. A la Secretaría de Hacienda se entregarán 2.100 millones de pesos, para  generación de cultura tributaria y adquisición de acciones de Plaza Mayor, entre otras actividades. Y 900 millones de pesos irán para la Secretaría de Desarrollo Económico, con destino a la promoción de ferias nacionales e internacionales.


Libertad de expresión


A propósito del Concejo de Medellín. En las pasadas sesiones de prórroga del periodo ordinario marzo-abril aprobó en último debate el proyecto de acuerdo 97, por medio del cual se institucionaliza la Llama Eterna, ubicada en la Plaza de la Libertad, como monumento dedicado a la libertad de expresión. La iniciativa contempla que la Llama se mantendrá encendida en memoria de los periodistas antioqueños fallecidos. Establece, además, que el monumento debe ser  promovido por las entidades públicas municipales, en atención a la libertad de expresión, el respeto por la diferencia, el disentimiento y demás libertades propias de un Estado Social de Derecho. El concejal proponente de la iniciativa, Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán, manifestó que, de igual manera, el proyecto tiene como propósito realizar cada año actividades en el sitio donde está ubicada la Llama Eterna, con el fin de convertir este espacio en un símbolo de libertad de expresión y en un atractivo turístico. Agregó  que será compromiso de la Administración Municipal destinar los recursos suficientes para el mantenimiento de la Llama Eterna. Actuaron como ponentes en el estudio del proyecto los concejales Carlos Mario Mejía Múnera, Santiago Martínez Mendoza, Miguel Andrés Quintero Calle y Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán, coordinador.


Ojo con Belén


Y ya que mencionamos al presidente del Concejo, Nicolás Albeiro Echeverry, digamos que acaba de pedirle a la Administración Municipal acciones contundentes que permitan mejorar la seguridad en el sector de Belén. La Comuna 16 padece problemas de fleteo, vacunas a transportadores y comerciantes, hurtos de automotores y a inmuebles, homicidios y balaceras constantes. Por ello clamó para que se busquen medidas que tengan impacto en la convivencia de la zona, dijo.


Más de Belén


Por la confrontación de bandas criminales, la muerte de algunos habitantes por balas perdidas y los recientes hechos de violencia en la Comuna 16, Belén, el concejal Carlos Mario Mejía Múnera, del Liberalismo Socialdemócrata, instaló la comisión accidental que estudia y analiza la situación de seguridad, convivencia y Derechos Humanos en la Comuna 16 (Belén) de Medellín. Esta comisión  obedece al llamado de la comunidad en Belén Rincón, loma de los Bernal,  Las Violetas, Buenavista, La Nubia, Altavista,  San Bernardo, La Gloria y barrios cercanos como Aliadas y Zafra a incrementar la presencia de la Policía y entes de control, intervención en el tráfico de estupefacientes y atención a los continuos enfrentamientos de combos. “Es preocupante la situación que hoy viven los habitantes del sector, es por eso que queremos tomar medidas y desde el Concejo estudiar y analizar  soluciones a esta difícil problemática”, comentó el corporado.


Ordenamiento


El próximo proyecto al que el Cabildo de Medellín le tocará meterle el diente, es al Plan de Ordenamiento Territorial. Al respecto, el presidente de esta corporación, Nicolás A. Echeverry resaltó la importancia de los ajustes que deberá aplicar este año a dicho Plan, para ayudar a superar los numerosos males que vive la ciudad por el incumplimiento de las normas en este campo, como son las básicas de construcción y convivencia.




Contra el pésimo servicio celular


El senador Eugenio Prieto y diez colegas suyos, de los trece que integran la Comisión VI, acompañados por un grupo de congresistas de otras comisiones, radicaron un proyecto de ley que busca proteger a los usuarios frente a los abusos con la baja calidad en la telefonía móvil celular, TMC.


Y para ello se busca eliminar las cláusulas de permanencia mínima que atan al usuario uno o varios años a permanecer en un operador.


“El país está fatigado con la mala calidad de la TMC. Los usuarios padecen la tragedia de una mala atención y una muy baja calidad, por un servicio por el que pagan las tarifas más altas de América Latina. Hasta el propio presidente de la República se ha quejado en varias oportunidades. El día que los usuarios puedan moverse con libertad entre los operadores, sin contratos atados a cláusulas de permanencia mínima, estoy seguro que los operadores tendrán que competir con mejor calidad, atención con dignidad al usuario y tarifas bajas”, afirmó el senador Eugenio Prieto, presidente de la Comisión VI del Senado.


Este proyecto de ley que prohibirá las cláusulas de permanencia mínima a los usuarios o consumidores de telefonía móvil celular y las ventas atadas de terminales y servicios de comunicaciones, implicaría que no se podría exigir contratos con tiempos estipulados de permanencia con el operador a los usuarios y que ellos, los usuarios, podrán moverse de un operador a otro cuando consideren que su operador no le brinda un servicio a satisfacción. 


El proyecto, pensado para la protección de los usuarios de telefonía móvil celular en Colombia, permitirá que estos tengan plena libertad en la elección de un operador móvil, sin la obligación de permanecer mínimo un año con dicha compañía, sometidos a las cláusulas de permanencia fija estipuladas en los contratos de servicios; así como reglamentar y facilitar la portabilidad numérica y disminuir los costos de transacción que asumen los usuarios asociados a la prestación de servicios de comunicaciones.


Igualmente se pretende impedir las prácticas comerciales que restringen el derecho de los usuarios a cambiar de proveedor de servicios de comunicaciones incluido el servicio de televisión por suscripción. 


Otro de los objetivos del proyecto, es que los operadores de servicios de comunicaciones no podrán pactar, ni asociar, ni subordinar el suministro de equipos terminales o dispositivos móviles inteligentes a la contratación de servicios de comunicaciones; de esta manera, el usuario del servicio podrá elegir entre la financiación de los dispositivos móviles inteligentes a través de los operadores de servicios de telecomunicaciones o agentes del sistema financiero; sin embargo, la financiación de los terminales constituye un negocio jurídico separado e independiente de la prestación del servicio de comunicaciones y no podrán atarse o unificarse en un solo contrato.


“La libertad de que los usuarios puedan elegir moverse entre operadores, fundamentada en la cobertura, buena atención al usuario, servicio con calidad y bajas tarifas, deberá corregir muchas de las imperfecciones del mercado actual, el cual no sobra reiterarlo, es una concesión de un servicio público, cuya prestación eficiente sigue siendo responsabilidad del Estado”, anotó Prieto.