Mundo deportivo

Cavendish, invencible
18 de Mayo de 2013


La noticia de ayer del Giro de Italia se conoció antes del comienzo de la etapa más larga de la carrera: el retiro tanto del defensor del título, el canadiense Ryder Hesjedal (Garmin) por un virus


Foto: EFE 

Mark Cavendish (segundo de izquierda a derecha) sumó ayer su victoria 101 como profesional.

EFE


El británico Mark Cavendish (Omega Pharma) no para de demostrar que es el mejor esprinter del mundo al imponerse ayer en la decimotercera etapa del Giro de Italia, de 254 kilómetros entre Busseto y Cherasco, en la que el italiano Vincenzo Nibali (Astana) mantuvo la maglia rosa y el colombiano Rigoberto Urán (Sky) conservó el tercer puesto de la general.


Fue la cuarta victoria en el Giro para el ciclista de la Isla de Man al término de una jornada interminable, la más larga de la presente edición, donde volvió a dar una exhibición, esta vez por delante del italiano Giacomo Nizzolo y del esloveno Lula Mezgec, del Argos, tras más de 6 horas encima de la bicicleta.


Por su parte, el ídolo local Vincenzo Nibali mantuvo sin dificultades las diferencias de 41 segundos y 2.04 minutos sobre el australiano Cadel Evans (BMC) y el colombiano Urán, este último con los galones de la escuadra inglesa y dispuesto a pelear por todo en las montañas.


En la etapa


Pronto, en el kilómetro 25, se formó la escapada con siete corredores, entre ellos el veterano español Pablo Lastras (Movistar), quien fue el último superviviente de la aventura antes de que el pelotón le alcanzase a trece de meta. El grupo llegó a tener más de trece minutos de renta, pero los equipos de los esprinters reaccionaron a tiempo.


Las tres pequeñas ascensiones del tramo final apenas alteraron al pelotón. Tan solo hubo un intento postrero de un grupo de siete corredores con Azanza (Euskaltel) y Herrada (Movistar) en el intento.


Se despegó el italiano Giampaolo Caruso (Katusha), pero entonces el Omega, de Cavendish y los inquietos corredores del Vini Fantini dejaron claro que el desenlace sería al esprint.


El Cannondale trató de colocar a Viviani, pero Cavendish, primero agazapado, salió como una bala para alzar los brazos de nuevo.


Invencible la máquina “Cav”, quien ahora deberá sufrir en las jornadas de montaña que se avecinan, con el Galibier este domingo.