Mundo deportivo

Urán se ubicó en la tercera posición de la general en el Giro
15 de Mayo de 2013


El colombiano Rigoberto Urán se mantiene en la tercera posición de la clasificación general del Giro tras correr la undécima etapa.

EFE


 


El lituano Ramunas Navardauskas (Garmin) fue el más fuerte de una numerosa fuga y ganó con autoridad la undécima etapa del Giro de Italia disputada entre Tarviso y Vajont, de 182 kilómetros, segundo final en alto consecutivo, en la que los favoritos llegaron juntos con el italiano Vincenzo Nibali un día más de líder.


El segundo día consecutivo de montaña y final en alto sirvió de tregua para los candidatos de la general, no para los 19 aventureros que protagonizaron la escapada de la jornada, entre los que sobresalió Navardauskas, de 25 años, que marchó en solitario en los últimos cinco kilómetros de subida a Vajont, donde celebró en solitario su primera etapa en una de las grandes carreras.


Un oportuno ataque del lituano, pues el último compañero de fuga era el italiano Daniel Oss (BMC), un hombre rápido que le hubiera discutido la victoria, quien hubo de conformarse con la segunda plaza a 1:06 minutos. Luego fueron entrando los componentes de la fuga y el pelotón de favoritos lo hizo a más de cinco minutos.


Tregua entre los favoritos, cuyos equipos permitieron el éxito de la escapada. Día de transición en vísperas de dos etapas llanas que entregarán el protagonismo a los esprinters.


Vincenzo Nibali, protegido en todo momento por el Astana, mantuvo las diferencias de 41 segundos sobre el australiano Cadel Evans (BMC) y 2:04 sobre el colombiano Rigoberto Urán (Sky). El primer español es Beñat Intxausti (Movistar), noveno a 4:05.


La etapa estaba considerada de montaña, con final elevado en Vajont, sin la dureza suficiente para establecer diferencias. Se animó con el grupo de 19 hombres que se pusieron al frente. Juntos subieron el Sella Ciampigotto y en el descenso el alemán Gretsch (Argos) rompió la calma.


El germano abrió hueco, pero antes de afrontar la subida a Vajont , con 7,6 kilómetros a meta al 4,9 por ciento se le unieron Oss y Navardauskas. Gretsch pagó el esfuerzo y Navardauskas lanzó su carta ganadora.


El pelotón no se daba por aludido y dejó hacer. El lituano aprovechó su gran oportunidad para inscribir su nombre en el Giro y apuntarse la segunda victoria de la temporada después de la lograda en el Tour de Romandía. "El ciclista del barrio", ganador de la Lieja-Bastoña-Liega sub 23, ya tiene una etapa de postín.


Mañana, se hará recorrido llano entre Longarone y Treviso, con un distancia de 127 kilómetros.