Economía

The south will be enterprising from the classrooms
El sur emprenderá desde las aulas
Autor: Johana Ramírez Gil
13 de Mayo de 2013


Por medio de un Pacto Educación-Empresa-Estado, la Cámara de Comercio del Aburrá Sur capacitará a estudiantes de diez instituciones educativas en competencias de emprendimiento.


Foto: Cortesía 

La Ley 1014 de 2006, De fomento de la cultura del emprendimiento, decreta promover el espíritu emprendedor en todos los estamentos educativos del país. 

 


Según datos de la Gobernación, el 26 % de los emprendedores en Antioquia tienen entre 18 y 25 años, es decir, que los jóvenes recién graduados de las instituciones educativas ya contemplan una idea de emprendimiento que debe ser estructurada en un plan de negocios, para disminuir los niveles de fracaso que son más altos en los primeros años de ejecución del proyecto.


Es por eso, que la Cámara de Comercio del Aburrá Sur comenzó a implementar el Pacto Educación-Empresa-Estado que tiene como objetivo transferir la cultura de emprendimiento a estudiantes de primaria de diez instituciones públicas de los municipios de Caldas, Envigado, Itagüí, La Estrella y Sabaneta. 


Según Lillyam Mesa Arango, presidente ejecutiva de la Cámara de Comercio del Aburrá Sur, “queremos fortalecer, promover y estimular las competencias laborales y emprendedoras desde la educación inicial. Es un programa pedagógico que contó con el apoyo de los gobiernos locales, rectores y profesores,  y en el que la Cámara de Comercio invertirá más de $300 millones”.


Precisamente, Luis Manuel Trujillo, rector de la Institución Educativa José Antonio Galán, de La Estrella, donde 800 estudiantes recibirán el programa, aseguró que “nuestro objetivo es desarrollar una dinámica de liderazgo en los estudiantes, no es formar empresarios, sino grandes personas y trabajadores que tomen decisiones laborales cuando salgan de la escuela”. 


Informalidad a un dígito


Por su parte, la Cámara de Comercio del Aburrá Sur, con una inversión de $500 millones de pesos,  también le apunta a lograr que los emprendedores y comerciantes de los cinco municipios que la integran, accedan a las prestaciones sociales que exige la ley y así logren formalizar sus trabajos.


Al respecto, Lillyam Mesa aseguró que el año anterior el programa llegó a más de 4.000 establecimientos, de los cuales, 1.000 lograron formalizarse. Para este año, la meta es incluir a 6.000 trabajadores y formalizar 1.800 más.


Igualmente, “a largo plazo queremos reducir a un dígito la informalidad laboral en los cinco municipios del sur del Valle de Aburrá, que actualmente está en 18 %”, precisó la ejecutiva. 


El programa de formalización laboral es acompañado por Créame Incubadora de Empresas y para su directora, María Liliana Gallego, “están dadas todas las oportunidades y garantías para que los trabajadores pasen de la informalidad a la formalidad y así accedan a los beneficios de la política de desarrollo económico de la región”.