Nacional

Abogado de Uribe pedirá protección para el ex presidente tras acusaciones de Maduro
5 de Mayo de 2013


Ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el abogado de Álvaro Uribe solicitará protección para su cliente por las acusaciones hechas por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.


EFE



El abogado del ex presidente colombiano Álvaro Uribe, Jaime Granados, dijo hoy que acudirá ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Cidh, con el fin de pedir protección para el ex mandatario ante las acusaciones del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que lo señala de urdir un plan para matarlo.


"En las próximas horas acudiré a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para solicitar que se adopten medidas cautelares a favor del ex presidente de la República Álvaro Uribe, toda vez que con los actos desplegados por el señor Maduro se pone en riesgo su vida e integridad física", dijo Granados a través de un comunicado.


El pasado viernes en una alocución televisada, Maduro acusó a Uribe de ser un "asesino" y de dirigir un plan para matarlo, y denunció que paramilitares están intentando entrar en su país con ese fin.


A esos señalamientos, Uribe dijo que la única respuesta a las acusaciones es que ese país debe repetir las elecciones.


Granados agregó que "dichas expresiones son el reflejo de una persona desesperada que de forma ilegítima ostenta el poder y que ahora, para tratar de desviar la atención de la corrupción e ilegalidad que promueve la dictadura que dirige, pretende a través de calumnias y amenazas buscar chivos expiatorios donde no los hay".


Según el abogado Granados, el presidente Maduro ha profundizado en los ataques y en la descalificación de todo aquel que se atreve a pensar diferente a él.


"Como se vio los ataques ya han llegado al plano de la agresión", señaló Granados.


Indicó, además que también acudirá a la Procuraduría de Colombia para que promueva una petición especial para que en caso de que el presidente Maduro ingrese a territorio colombiano "pueda ser investigado por un órgano de la justicia imparcial por las calumnias y amenazas irresponsablemente proferidas" contra el ex presidente Uribe (2002-2010).