Gente

Our cuisines
Nuestras cocinas
Autor: Carmen Vásquez
29 de Abril de 2013


Expoartesano cerró puertas ayer domingo. Pero no las cerró del todo. Quedó entreabierta esa rendija en la que nos tenemos que seguir asomando en busca de nuestras raíces


Expoartesano cerró puertas ayer domingo. Pero no las cerró del todo. Quedó entreabierta esa rendija en la que nos tenemos que seguir asomando en busca de nuestras raíces.


Desde ya se trabaja por la quinta versión que ya tiene título: “Las Américas, diálogo de culturas vivas”, esto significa que no estaremos solos, que de la tierra que pisaron tribus ancestrales de México, Perú, Ecuador y otras del territorio americano, puedan venir a contarnos sus historias, a dejarnos escuchar el sonido de sus instrumentos, a enseñarnos sus rituales.


Esta Expoartesano dejó más de una raíz en tierra firme que comienza a brotar.


Sus directivas ofrecieron el viernes un típico almuerzo a los periodistas internacionales, nacionales y locales. Mesas con mantel en cañamazo, portaplatos en fibra natural y una rica cazuelita paisa que se acompañó con jugo de pura piña. En esta invitación dieron buenas noticias, Aída Furmanski, Alicia Mejía y Gabriel Jaime Rico, además, la presencia de Claudia Márquez de Gaviria fue acogida y admirada por el esfuerzo y positivo apoyo que siempre dio a esta feria que deja nudos de solidaridad con las 94 comunidades indígenas que se hicieron presentes.


Una buena nueva es que el doctor Ricardo Sierra anuncia que en el mes de agosto en los almacenes Éxito se verá una colección de diseños Gef inspirada en las etnias, respetando todos los códigos de sus orígenes.


Otro de los momentos que se registraron en Expoartesano fue el conversatorio que dio pie al lanzamiento de la Biblioteca Básica de Cocinas Tradicionales de Colombia, que está compuesta por 17 tomos y 19 títulos escritos por expertos en cada tema. Un diálogo tan fascinante con Lácydes Moreno, Julián Estrada, Esther Sánchez y Germán Patiño, que con ellos hubiéramos querido seguir toda la noche. La ministra de Cultura, Mariana Garcés, se llevó la palma de oro con esta biblioteca que tiene todos los pedidos que quiera y que por tantos pedidos va a tener que salir con un precio al público, cosa que no estaba pensada ya que era algo exclusivo para bibliotecas de colegio y otros sectores de la cultura. Pero es que mi querida ministra... esta es la historia de la cocina que tenemos que conocer para no seguir consumiendo chatarra.


Otra buena noticia, este año la feria Maridaje será dedicada a nuestras cocinas regionales.