Política

“The Virgin appeared before me”
“Se me apareció la Virgen”
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
27 de Abril de 2013


El abogado conservador César Eugenio Martínez cuenta cómo, por fin, logró ser candidato al Congreso en el 2014.



La última novedad electoral conservadora en Antioquia fue la conformación de la fórmula Juan Diego Gómez Jiménez al Senado y César Eugenio Martínez Restrepo a la Cámara.


Este último vino feliz a EL MUNDO a contarnos cómo logró ese acuerdo y aquí están las intimidades de ese logro en su primera aspiración al Congreso.


-¿Les pusieron muchas bombas, obstáculos y enemigos en el camino para lograr la fórmula electoral conservadora al Congreso con el aspirante al Senado, Juan Diego Gómez?


“Fue un ajedrez tortuoso, pero asumí todo este proceso con mucha calma desde el año pasado, porque la aspiración a la consulta conservadora a la Gobernación de Antioquia fue una circunstancia un poco accidental en mi vida política.


Estaba claro que yo no aspiraba más a la Asamblea para reservarme a la Cámara y así se le había planteado al equipo hace tres años cuando se le abrió el camino a Marta Ramírez y esta vez voy yo como aspirante a la Cámara”.


-Lo interrumpo, ¿pero sí había un compromiso con usted para el 2014?


“Lo planteó la misma doctora Marta Ramírez, porque ella solo iba un periodo al Congreso, pero ahora nació la idea de que ella fuera al Senado.


En ningún momento ha incumplido el pacto conmigo de que yo vaya a la Cámara y me sigue apoyando.


Pero ahora con una candidatura propia del equipo al Senado, eso dificulta las cosas porque se necesitan parejas con qué bailar en las elecciones de marzo”.


-¿Entonces, hubo muchas emboscadas para evitar la fórmula con Juan Diego Gómez?


“Las arandelas surgieron cuando se empezó a hablar de la unidad entre los equipos de los congresistas Juan Diego Gómez y Marta Ramírez, y había el riesgo de que si al equipo nuestro en esa fusión le tocaba el Senado, yo no podía aspirar.


Esos fueron momentos angustiosos, toda vez que si uno no aparece en el tarjetón del próximo año, el aroma se acaba y se le olvida a la gente quién  fue César Eugenio Martínez, el de la consulta conservadora con más de noventa mil votos.


En política la vigencia es muy importante y se podía perder”.


-¿Cuál es la gran intimidad de cómo se llegó a la fórmula Gómez y Martínez?


“En la decisión del doctor Jenaro Pérez de no declinar la curul de Cámara para el equipo del Norte y del Occidente que él lidera”.


-¿Este equipo cuántos periodos ha tenido esa curul de Cámara?


“El doctor Jenaro fue congresista, Óscar Arboleda en dos periodos, ahora Marta Ramírez y yo aspiro a continuar en esa línea.


Además Jorge Arango fue segundo renglón de Óscar Arboleda cuando llegó del villeguismo, nosotros llegamos del Occidente y se fue creciendo el grupo.


El doctor Jenaro manifestó la decisión de que no se podía renunciar a la aspiración a la Cámara, inclusive se planteó que Marta Ramírez volviera a aspirar a la Cámara y que yo renunciara a la candidatura, pero todo cambió cuando Juan Diego Gómez anunció su aspiración al Senado”.


-¿Qué pasó en ese momento?


“Yo me debo a un equipo, pero aparecieron las posiciones de los doctores Óscar Arboleda y Ricardo Valencia y las de Jorge Arango y Marta Ramírez.


Se decide que no se renuncie a la Cámara y que el ejercicio del Senado se lleve a cabo estratégicamente en algunas regiones donde Marta Ramírez ha crecido, mientras que en algunos sectores nuestros se apoye a Juan Diego Gómez para poder encontrar una retribución electoral en él y fortalecer mi candidatura.


Yo con humildad sí he dicho que necesito del concurso de otros sectores para poder llegar a la Cámara.


Que quede muy claro, yo en todo esto he jugado por encima y nunca sucio con nadie, he tenido un solo lenguaje con todos los dirigentes del partido. Mucha gente me pidió que me bajara de la aspiración, que necesitaban mi candidatura, me llamaron y me dijeron que no era mi momento aunque creo que fue con buenas intenciones.


Ahora, a mucha gente le estorbaba mi candidatura porque no cuadraban las cosas, pero el doctor Jenaro Pérez y el equipo base mantuvieron una postura férrea de defender nuestro derecho a aspirar para mantener la curul de Cámara”.


-¿Pero cómo diablos entender que este equipo tendrá dos candidatos al Senado en el Norte y el Occidente y usted para la Cámara?


“El doctor Luis Emilio Monsalve tenía unas fórmulas matemáticas y ante las dificultades de tener dos candidatos del mismo equipo había que buscar alianzas por fuera de estas dos subregiones.


Marta Ramírez ha manifestado que tiene un trabajo importante por fuera de Antioquia en el sector de la salud. Y también en diversos sectores de opinión y de franja de población de Antioquia en otras subregiones donde votarían no conmigo, sino con Marta Ramírez y con otras cámaras.


Y yo tengo unas cuentas que si le ayudo a Juan Diego Gómez con unos votos, como en efecto ya tenemos el compromiso, él nos retribuye electoralmente.


Juan Diego Gómez sería el único hombre conservador que aspiraría al Senado por Antioquia, si no se da lo del doctor Gabriel Zapata. Y sería la nueva fuerza del Partido Conservador con una sola Cámara que sería la mía, apoyada por todo el equipo del doctor Jenaro Pérez”.


-¿Y por qué pone en duda lo de Gabriel Zapata?


“Tengo algunas informaciones, pero no tengo la autorización y no soy el vocero del senador Zapata, a quien el Norte y el Occidente no apoyarán porque el equipo del doctor Jenaro ya tiene dos compromisos, el de base con Marta Ramírez y el de nosotros y unos amigos con Juan Diego”.


-¿Pero usted sí me está diciendo la verdad de que no hay una división dentro del equipo del Norte y del Occidente que nosotros llamamos “Los Colantos”?


“Existen diferencias de criterios, pues se decía que no podían aspirar al mismo tiempo Marta Ramírez y yo, y que el equipo no podía sino con una de las dos curules, o Senado o Cámara, y en eso coincidíamos todos.


Ante la decisión de ir los dos, hemos tenido que aplicar unas alianzas estratégicas y buscar apoyos en otras subregiones y con otras fórmulas, lo que nos muestra aparentemente divididos, pero en lo personal no.


Hay una posición de Óscar Arboleda de no apoyar a Marta Ramírez, pero en el caso nuestro, del diputado Ricardo Valencia, de otros amigos y del mío, vamos a apoyar a Juan Diego Gómez, no porque tengamos algo en contra de Marta Ramírez, sino que en política es con votos y a Juan Diego hay que ayudarle a salir al Senado y retribuirle el trabajo que está haciendo por la Cámara nuestra.


Toda esta repartición ha sido coordinada con el doctor Jenaro, porque nosotros no podíamos salir divididos, estamos jugando a conseguir algo grande para el Partido Conservador”.


-Usted se refiere mucho al diputado Ricardo Valencia, quien lo reemplazo en la Asamblea. Él es el jefe político de Angostura, pero perdió la Alcaldía y al actual mandatario le quieren revocar el mandato. ¿Este municipio será el primero en Colombia donde se vote una revocatoria?


 “La mayoría de los que están impulsando la revocatoria del mandato en Angostura votaron por ese alcalde y cuando eso pasa es muy posible que la gente salga a votar por el sí.


Estamos esperando la fecha de la votación para la revocatoria y podría darse, esa es la esperanza y la visión que tienen los dirigentes que encabezan la revocatoria.


Y además estarían acompañados por el equipo que sacó casi dos mil votos con una candidata del diputado Valencia que no ganó.


La coyuntura del Partido Verde, la efervescencia de informaciones mal intencionadas va en declive y se han aclarado muchas cosas. Ricardo Valencia es una institución, es el político que más veces ha sido alcalde por voto popular en Colombia”.


-¿Cuántas


“Cinco veces en Angostura”.


-¿Es verdad que el Norte y el Oriente ponen unos 24.000 votos a un candidato a la Cámara?


“Mas o menos por ese lado desde Bello hasta el Norte y en la parte del Occidente, sin contar el trabajo en el área metropolitana y en Medellín, que será el banderazo de la Cámara nuestra.


El resto de la votación tiene que salir del trabajo del candidato y por eso la alianza con Juan Diego Gómez”.


-¿Cuántos votos están esperando de él?


“Pedro Jiménez Salazar nunca se quemó para el Congreso, ni él ni Juan Diego que fue dos veces diputado y hoy está en la Cámara con una alta votación.


Ellos nos pondrían en el partidor con una candidatura muy competitiva para salir en estos diez meses de campaña que restan a realizar una campaña seria, a proponerle unas ideas a Antioquia y a encontrar que ha habido un buen reconocimiento por nuestra precandidatura a la Gobernación, porque el mapa político de los casi cien mil votos que saqué para la consulta fueron casi todos en zonas conservadoras y perdimos solo por quince mil votos.


Y todo esto nos permite hoy ser una buena opción conservadora para la Cámara”.


-¿Con quince mil votos que le ponga Juan Diego Gómez usted queda dichoso?


“Hombre Nacho...”


-¿Cuántos votos necesita para llegar a la Cámara por Antioquia?


“Cuarenta mil”.


-Entonces, 25.000 que tienen ustedes y quince mil que les ponen, ahí están los cuarenta mil. ¿Mejor dicho, se le apareció la Virgen?


“Se me apareció la Virgen”.




Desde abajo


-¿Quién es César Eugenio Martínez?


“Un hombre del campo que se hizo abogado en la U. de M., con especialización en alta gerencia, empecé en política como candidato a la Alcaldía de mi pueblo Liborina y perdí por un voto.


Eso me llevó a estructurarme como político y a ver la importancia del voto y de la organización electoral, fui segundo renglón a la Asamblea de Antioquia de la candidata del Norte, Carmen Roldán, luego dos veces diputado, precandidato conservador a la Gobernación y hasta hace poco secretario General del Partido Conservador en el departamento”.