Economía

Child labor goes down, but the challenge continues
Baja trabajo infantil, pero el reto continúa
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
23 de Abril de 2013


La encuesta de trabajo infantil presentada ayer, es resultado de un trabajo mancomunado entre el Ministerio de Trabajo, el Icbf y el Dane. Se desarrolló con 45.449 menores de edad entre 5 y 17 años en 23 áreas metropolitanas.



 

La encuesta de Trabajo Infantil se lleva a cabo por orden del Plan Nacional de Desarrollo “Prosperidad para todos” 2010-2014, en el cual se establece la necesidad de realizar un seguimiento anual de estos indicadores.

Esneyder Gutiérrez

 

 


Según lo reportó este lunes el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en el trimestre de octubre a diciembre del año pasado, la Tasa de Trabajo Infantil (TTI) en el país disminuyó a 9,8 %, en comparación del mismo periodo del 2011 cuando se ubicó en 13 %.


Al respecto, el director de la entidad, Jorge Bustamante, explicó que en dicho periodo en Colombia habían 11’332.000 niños y jóvenes entre los 5 y los 17 años, de los cuales, 1’111.000 estaban trabajando. Esto significa que del total de menores entre este rango de edad que había en el país en ese momento, el 24,3 % de los que trabajaban tenían entre 15 y 17 y 5,4 % eran niños entre los 5 y los 14 años. 


En cuanto a esto, el director del Instituto de Bienestar Familiar, Icbf, Diego Molano, destacó que “lo que nos indican estos resultados es que uno de cada cuatro niños dejaron las actividades que no les corresponden, para retomar el rumbo de su niñez”. Sin embargo aclaró que si bien es algo para celebrar, también se convierte en un desafío “que nos invita a seguir fortaleciendo estrategias de prevención para que los niños construyan proyectos de vida sólidos que los mantengan alejados del trabajo infantil y de otras amenazas para su desarrollo”. 


Por su parte, el ministro de Trabajo, Rafael Pardo, aseguró “que el Gobierno busca retirar del mercado laboral a todos los menores que trabajan, porque se les vulneran los derechos a la educación y a la salud” y por eso dijo que el gran reto del Gobierno es seguir trabajando en la prevención del trabajo infantil en el país.


Frente al tema, Ana Teresa Vélez analista de trabajo infantil de la Escuela Nacional Sindical, ENS, aseguró que este informe del Dane también incluye un elemento importante y es la información estadística de los niños y niñas que trabajan por más de 15 horas a la semana, en oficios del hogar.


Vélez se refirió a los trabajos que realizan los niños en Medellín, los cuales van con la tendencia nacional, enfocados en buena parte en las ventas informales. Además asegura que la ciudad está creciendo en una de las peores formas de trabajo infantil, que es la vinculación de los niños y las niñas al conflicto armado. “La ciudad está presentando una tendencia del aumento de inseguridad y en el tema de bandas y ahí los menores están teniendo unas condiciones de vulneración importante, aunque no se tienen cifras claras”.


Trabajo doméstico


Otra de las formas de trabajo más recurrentes para los niños en Colombia es la de las labores domésticas, que también es un asunto importante para la ciudad porque “son niñas que sobre todo vienen del campo y zonas rurales en donde hay altos niveles de violencia, buscando refugio”, resaltó Vélez.


En general, en el período de referencia, 55 % de la población de 5 a 17 años realizó oficios del hogar en el país.


Finalmente, los niños y niñas de 5 a 17 años encuestados, señalaron que las principales razones por las que trabajaron es porque les gusta trabajar para tener su propio dinero (35 %) y porque deben participar en la actividad económica de la familia (35 %).


 



El campo tiene los mayores índices

 


Según la encuesta, las zonas rurales del país presentan los índices de trabajo infantil más altos del país. Esto lo demuestra el gran porcentaje de Niños, Niñas o Adolescentes (NNA) trabajadores que en el periodo mencionado se concentraron en actividades como la agricultura, pesca, ganadería, caza y silvicultura  con el 36,6 % y el comercio, hoteles y restaurantes con el 30,4 %. En tales ramas de actividad, los menores trabajan en promedio de 1 a 29 horas por semana y recibiendo alguna remuneración, que está alrededor de más de medio salario mínimo mensual legal vigente.