Economía

Economic sectors receive “PIPE” (Plan of Support to Productivity and Employment) with optimism
Gremios reciben con optimismo el ‘Pipe’
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
16 de Abril de 2013


El Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe) fue la estrategia presentada este lunes por el Gobierno Nacional, con el fin de dinamizar varios sectores productivos del país.


Foto: Cortesía 

 

El presidente Juan Manuel Santos y sus ministros hicieron, ante dirigentes gremiales del país y medios de comunicación, la presentación de las medidas para impulsar la economía nacional.

 

 

 


Como muchos gremios lo esperaban, el paquete de medidas que anunció el presidente Juan Manuel Santos para apoyar la economía colombiana tiene un claro direccionamiento a contrarrestar principalmente la revaluación del peso.


Así lo evidencia el denominado Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe), que contempla algunas medidas transversales como el desmonte de los parafiscales desde el 1° de mayo, la agilización de la devolución del IVA, el mantenimiento por dos años de la política de cero arancel para materias primas que no se producen en el país y el aumento del pie de fuerza, además de otras medidas cambiarias, tributarias, arancelarias, de competitividad, de logística y de lucha contra el contrabando.


En ese sentido, el presidente Santos explicó que dicho plan incluye inversiones por más de 5 billones de pesos, es decir, casi un punto del Producto Interno Bruto (PIB), con lo que se espera que se generen alrededor de 350.000 puestos de trabajo nuevos, en el transcurso de su ejecución.


Respecto al impacto en la economía colombiana de estas medidas, el director del Departamento de Planeación Nacional, Mauricio Santamaría, aseguró que el PIB podría crecer cerca de un punto porcentual, “lo cual nos aseguraría llegar a la meta de este año de estar entre 4,8 % y 5 %”.


Los gremios


Frente a las medidas, Juan David Pérez, director ejecutivo de la Andi en Antioquia, aseguró que encuentran una concordancia entre los anuncios y las propuestas que el gremio realizó recientemente al Gobierno, por lo cual esperan que “estas medidas y otras que se pueden estar tomando en los próximos días, como en lo referente a costos de energía, ayuden a que la industria pase por una mejor situación en este resto de año”.


De esta forma, Pérez destacó en materia de la tasa de cambio, la continuidad que el Gobierno le va a dar a la intervención por parte del Ministerio y del Banco de la República, así como las determinaciones en materia de política fiscal y aduanera. También dijo que casi todas son medidas que se buscan que sean de corto plazo y que por ejemplo con el desmonte de los parafiscales a partir del primero de mayo, “tendremos beneficios casi que inmediatos, igual que en el tema de la disminución de la retefuente para la industria”.


Por su parte, Alejandro Vera, vicepresidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, se refirió a que si bien no han tenido tiempo de analizar concienzudamente las propuestas, “lo que nos parece es que las medidas no son tan nuevas ni tan de choque, sino que eran medidas que se venían implementando en infraestructura, en logística, aranceles y con la Reforma Tributaria”. Por eso dijo frente a las medidas contra la revaluación, que no es un tema financiero sino coyuntural, del sector real y a largo plazo y “el ataque frontal a la revaluación tiene que darse a partir de la infraestructura, la logística y la flexibilidad laboral, más que con artificios para buscar devaluar la tasa de cambio”. 


Ante los anuncios también opinó Álvaro Arango, presidente comercial de Nutresa, quien manifestó que hay elementos en el ‘Pipe’ para ser muy optimistas, sobre todo en cuanto a infraestructura y especialmente en Antioquia con el inicio de las Autopistas para la Prosperidad. Sin embargo, expresó que “como líderes, tenemos la obligación de dinamizar el mercado independiente de  cualquier otra cosa que pueda ayudar, por eso la apuesta es que no esperemos a que pasen cosas afuera, sino que generemos nosotros las posibilidades para que seamos nosotros los motores del comercio”.


Finalmente, Carlos Eduardo Botero, director ejecutivo de Inexmoda, calificó como positivo el tema de los parafiscales, ya que puede contribuir a mejorar el tema de la competitividad. “Creo que hay que trabajar en el tema de los costos de la energía, también me parece importante lo anunciado en cuanto a la revaluación con las compras de dólares que se van a hacer, así como lo relacionado con el contrabando”.


Botero insistió por último en que hay que estimular la cadena exportadora de Colombia y no solo en el sector textil-confección, en que hay que “trabajar en materia de competitividad y de temas que no dependen directamente del empresario sino del país. Obviamente la tasa de cambio podría mejorar a través de estas decisiones, pero me parece que hay que seguir construyendo unas bases de competitividad importantes y acelerar todos los temas aduaneros y de infraestructura”.


 



Primer paquete

 


1. Medidas cambiarias: Incremento del ahorro en moneda extranjera por un valor de US$5.000 millones, adicionales a la acumulación prevista de reservas internacionales que hasta mayo se proyecta en US$3.000 millones.


2. Medidas tributarias: Respecto al tema tributario, el ministro de Hacienda anunció que se anticipará en dos meses el desmonte de los parafiscales, es decir que se iniciará el primero de mayo, lo cual significará un alivio del 5 % de los costos laborales para los empleadores. De igual manera, se establecerá un sistema de tarifas de retención en la fuente con tratamiento preferencial para la industria y la agricultura, aliviando de esta forma el flujo de caja de estos dos sectores.


3. Medidas arancelarias: Se mantendrá hasta agosto de 2015, como mínimo, la política de cero arancel para 3.094 partidas arancelarias de bienes de capital y materias primas no producidas en el país. Esta es una medida de gran importancia para la competitividad de la actividad industrial, pues representa un alivio en el pago de aranceles cercano a $1,2 billones.


4. Medidas de competitividad: La alta consejera para la Gestión Pública y Privada, Catalina Crane, anunció una adición de 100.000 millones de pesos al presupuesto nacional, para impulsar el programa de chatarrización del transporte de carga, que se suma a los 30.900 millones de pesos que ya estaban en el presupuesto nacional de este año previstos para este programa.


Adicionalmente, con el fin de reducir los costos y garantizar mejores condiciones para la producción y el desarrollo de las industrias, se determinó disminuir el precio de la energía, mediante la eliminación de la sobretasa de 20 % de energía para la industria y la sobretasa de 8,9 % del gas para el sector industrial. 


En cuanto a defensa y seguridad, se destinarán $187.000 millones para incrementar el pie de fuerza de la Policía Nacional en 2.500 nuevos efectivos, lo cual permitirá continuar generando un clima de seguridad y confianza para la inversión y el crecimiento.


5. Medidas anticontrabando: Para mejorar la coordinación entre las diferentes entidades del Gobierno que combaten el contrabando y el comercio ilícito, se designó al coronel Gustavo Moreno, como zar Anticontrabando, quien será el nuevo director de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa). Igualmente, se presentará este mes al Congreso un proyecto de ley para fortalecer las herramientas de lucha anticontrabando, en particular en materia penal y se pondrá en marcha un plan de compras de escáneres para inspeccionar la carga que ingresa al país en sus puertos y fronteras.


 




Segundo paquete

 


1. Infraestructura


Se hará una inversión adicional de $711.000 millones para acelerar la ejecución de carreteras que ya están en marcha. Por su parte, la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), implementará un nuevo modelo de banco de desarrollo, que se encargará de ofrecer productos que permitan la financiación eficiente de las obras de infraestructura y las garantías para que estas sean financiadas por Fondos de Pensiones.


 


2. Vivienda


Al intervenir en la presentación del Pipe, el ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, anunció que las familias que perciban entre uno y dos salarios mínimos podrán adquirir vivienda mediante subsidios otorgados por el Gobierno Nacional. Para tal fin habrá un subsidio que llegará a 25 salarios mínimos, que representa un aporte de $15 millones y se subsidiará el crédito que la persona tome, con 5 puntos de interés. Este acuerdo de gran importancia al que se llegó con el sector bancario, permitirá subsidiar la tasa de 32.000 viviendas de clase media, es decir viviendas entre 80 y 200 millones de pesos.


3. Comercio


Con el aporte de $80.000 millones por parte del Gobierno Nacional, Bancóldex lanzará un programa de financiación de apoyo al sector industrial por $800.000 millones, que consta de tres líneas de crédito con tasa de redescuento preferencial alrededor del  DTF+1 % efectivo anual, un plazo promedio de colocación de 3 años y periodo de gracia para el pago de cuotas de capital hasta por 6 meses.


 


4. Agricultura


Para este sector se implementarán varias medidas: 


El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, indicó que el agro dispondrá de una línea complementaria al crédito disponible para riegos, pozos profundos, sistemas de secamiento, entre otras utilizaciones. Esa línea de crédito dispondrá de plazos hasta de 15 años. Igualmente, 100.000 millones se manejarán por medio de Finagro para aspectos fitosanitarios en cultivos de palma aceitera, banano y arroz. Finalmente, se asignarán recursos por $280.000 millones para la financiación del tercer Censo Nacional Agropecuario, luego de más de 40 años del último.