Mundo deportivo

Alonso, in the legends’ line
Alonso, en línea de las leyendas
15 de Abril de 2013


La próxima carrera será el Gran Premio de Bahrein, en el circuito de Sakhir, el domingo 21 de abril.


Foto: EFE 

El piloto español presentó su candidatura a un tercer título, que sería el primero con la escudería Ferrari, después de los logrados en 2005 y 2006 con Renault.


En una carrera histórica, el español Fernando Alonso (Ferrari) ganó ayer el Gran Premio de China, tercera carrera del Mundial de Fórmula Uno, disputada en Shanghái, donde amplió su palmarés al igualar los 31 triunfos en la categoría reina del automovilismo del inglés Nigel Mansell, la cuarta mejor marca de todos los tiempos.


Emocionante no solo por lo hecho por el asturiano sino por el hecho de que los cinco campeones mundiales en pista coparon los primeros cinco puestos, en su orden, Alonso, Raikkonen, Hamilton, el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), líder del Mundial, en el cuarto puesto, y luego Button, lo que sin duda habla de la exigencia de la prueba.


Desde el arranque en la tercera posición, cuando rebasó a Raikkonen, Alonso mostró que estaba decidido a luchar por la carrera. Y lo confirmó antes de la primera curva de la quinta vuelta, cuando superó a Hamilton, que había arrancado primero, tras haber firmado el sábado su vigésima séptima “pole”.


A partir de ahí, Alonso trabajó el triunfo a la perfección para unirse a Hamilton (que lo había hecho en 2008 y 2011) en su condición de único doble ganador en Shanghái; y, lo más importante de todo, igualar las victorias que logró Mansell, campeón mundial en 1992.


El líder del campeonato, el alemán Vettel, ganador en Malasia tras desoír instrucciones internas en detrimento de su compañero australiano Mark Webber, prácticamente nada pudo hacer desde la novena posición en que partió, y debió resignarse con la cuarta posición.


Alonso festejó así su victoria -la décima con Ferrari, a las que une 17 con Renault y cuatro con McLaren- en una “carrera fantástica, de principio a fin”, como él mismo indicó. Y ahora solo lo superan en triunfos otros tres mitos: el alemán Michael Schumacher, séptuple campeón del mundo, que detenta el estratosférico récord de 91 victorias en Fórmula Uno; el francés Alain Prost, que festejó cuatro títulos y subió 51 veces a lo alto del podio; y el malogrado Ayrton Senna, triple campeón mundial para Brasil, que ganó 41 veces.