Palabra y obra

Dudamel, music as a citizen’s right
Dudamel, la música como derecho ciudadano
13 de Abril de 2013


La Sinfónica Simón Bolívar se ha presentado junto a eminentes figuras de renombre mundial, como Claudio Abbado, Luciano Pavarotti, Martha Argerich, Simon Rattle, Lorin Maazel, Yo Yo Ma, Itzhak Perlman,Pinchas Zukerman y Juan Diego Flórez, entre otros


Foto: EFE 

El concierto de Dudamel tuvo todas las entradas agotadas. Canal Capital, de Bogotá, transmitió el concierto en directo y se espera que el maestro venezolano y la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela regresen a Colombia el próximo mes de julio.

 


EFE 


El reconocido director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel y la Sinfónica Simón Bolívar finalizaron en Bogotá su Gira Latinoamericana por la Vida y la Paz con un mensaje rotundo: “convertir la cultura en un derecho ciudadano”.


“Sobre todo nuestra infancia y juventud no tiene acceso a la belleza, a esa parte importante que crea la sensibilidad del ser humano, y eso son las artes. Nosotros tenemos en Venezuela nuestro maravilloso sistema de orquestas y eso ha dado un cambio en la forma de pensar sobre la educación de nuestros jóvenes”, declaró Dudamel en una rueda de prensa.


Ese método educativo creado en 1975 por el maestro José Antonio Abreu y conocido como el “sistema”, fomenta la enseñanza musical como herramienta de cambio social para el desarrollo e integración de los niños y jóvenes de las zonas más desfavorecidas del país.


El director de la Orquesta aseguró que han acordado con el Gobierno venezolano profundizar el proyecto gubernamental Misión y Música.


“Ese proyecto es el de llevar el sistema a un millón de niños en los próximos años”, aseguró Dudamel, quien agregó que “una sociedad llena de jóvenes que tengan acceso al arte, algo fundamental en el desarrollo de la vida de un ser humano, es una escuela de ciudadanía a través del arte”.


Entre esos jóvenes se encuentra Eduardo Salazar, violinista de la Orquesta Sinfónica, quien empezó desde pequeño en la formación musical en lo que denominó como “una gran familia”.


“La magia del sistema es precisamente que une a distintos individuos de distintos estratos sociales por medio de la música. Somos una gran comunidad donde cada uno depende del otro. Los niños se involucran en largas horas de ensayo con una gran disciplina de estudio y eso lo que hace es formar mejores ciudadanos porque aprendieron en la orquesta ese trabajo en equipo”, finalizó. 


La gira 


Tras su paso por Argentina y Brasil, la orquesta clausuró su gira latinoamericana en Colombia con “La consagración de la primavera”, de Ígor Stravinsky y “La noche de los mayas”, del mexicano Silvestre Revueltas, en una combinación entre la música de América Latina y los grandes clásicos europeos.


“Son dos piezas rituales, fueron compuestas en contextos completamente distintos, pero la esencia de la música es ritual y creo que para nosotros como jóvenes es muy importante conectarnos con la tierra”, aseguró Dudamel.


“Es como tocar en nuestra tierra, como tocar para nuestra gente, para nuestro pueblo, es una fiesta llena de notas, armonía, ritmos y locura”, concluyó sobre su concierto en Colombia.



Gustavo Dudamel

 


Gustavo Dudamel nació en Barquisimeto, Venezuela, en 1981. Empezó sus estudios de violín en el conservatorio Jacinto Lara, y se formó como director en 1999 bajo las directrices de José Antonio Abreu. 


Actualmente también dirige la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles y en febrero de 2012 él y la Sinfónica Simón Bolívar obtuvieron el Premio Grammy a la Mejor Interpretación Orquestal por su grabación en vivo de la “Sinfonía número 4”, de Brahms.


Dudamel dirige con regularidad importantes orquestas como la Filarmónica de Viena, la Filarmónica de Berlín, la Royal Concertgebouw, la Staatskapelle de Berlín, la Filarmónica de Israel y la Orquesta Santa Cecilia y la Sinfónica de Gotemburgo, donde actualmente es director Honorario.