Antioquia

Controlada en un 85 % emergencia en Golfo de Urabá por derrame de combustible
12 de Abril de 2013


El Ministerio de Ambiente informó que ya se encuentra controlada en un 85 % la emergencia ocasionada por el derrame de combustible en el Golfo de Urabá. Autoridades trabajan en la zona para recuperar el producto derramado.



En un 85 % está controlada la emergencia que se registró en el Golfo de Urabá por el derrame de combustible provocado por el choque de dos embarcaciones en jurisdicción de Turbo, Antioquia, así lo informó el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Gabriel Uribe.


La emergencia se presentó el martes en la noche tras la colisión de una embarcación de Banacol y el buque Crown Emerald de Singapur frente a la desembocadura del río León, lo que ocasionó el vertimiento de aproximadamente 1.300 galones de hidrocarburos en esa zona.


Desde el momento en que se produjo el accidente, fueron coordinadas con toda la institucionalidad y autoridades ambientales las acciones necesarias para evitar su propagación.


La Corporación Autónoma Regional de Urabá, Corpourabá, con el apoyo de Ecopetrol y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, trabaja desde que se conoció el percance las 24 horas para impedir que se extienda la mancha de combustible.


Hasta ahora se ha logrado la recuperación de unos mil cien galones de combustible y se continúa con la atención de la emergencia a fin de procurar la máxima recuperación del producto derramado.


Igualmente se mantiene el monitoreo de las aguas del Golfo y las playas cercanas al accidente, se evalúan los impactos ambientales negativos que se hayan podido presentar y se trabaja en la ruta para la desactivación y degradación del producto que se continúa recuperando.


El ministro Uribe dijo que se está trabajando intensamente, con la colaboración de las distintas autoridades y agencias estatales, para superar en un ciento por ciento la emergencia en las próximas horas. El plan de contingencia está enfocado a impedir daños en la biodiversidad del área marítima donde cayó el combustible.


Luego de una inspección por la zona donde ocurrió el accidente, expertos y funcionarios del Dapard, Corpourabá, la Dirección General Marítina, Dimar, y la Capitanía del Puerto de Turbo, se estableció que el área afectada es de un largo de 1.5 kilómetros y 300 metros de ancho.