Columnistas

Poderoso caballero
Autor: Hernán Cárdenas Lince
12 de Abril de 2013


Un dicho muy famoso es: “Poderoso caballero es Don Dinero”. Detrás de esa frase hay una información que realmente hoy maneja nuestra sociedad, pues en la actualidad cada ser humano se mide por la cantidad de dinero que tiene o que aparenta tener.


Un dicho muy famoso es: “Poderoso caballero es Don Dinero”. Detrás de esa frase hay una información que realmente hoy maneja nuestra sociedad, pues en la actualidad cada ser humano se mide por la cantidad de dinero que tiene o que aparenta tener.


La importancia que hoy se le da al dinero nos lleva a considerar la importancia en otros tiempos de ciertos personajes, quienes no eran medidos por la cantidad económica de dinero que bajo su control se dirigía. Las anteriores consideraciones nos hacen meditar sobre viejos tiempos cuando aparecían importantísimos personajes que sin  el dinero cambiaron el rumbo de la historia. Si casualmente usted está leyendo el presente comentario, su suerte y su misma existencia dependieron de famosos personajes que variaron los rastros de los seres humanos sobre la tierra.


Veamos algunos ejemplos: Guillermo el Conquistador nació por allá en el año 1027 y en su vida como guerrero marcó la fuerza mundial de Inglaterra y hasta de toda Europa. Para toda Europa y para la orientación mundial fue decisivo el Papa Urbano II, quien nació en el año 1035 y orientó a Europa entera para que se hicieran las guerras de las ‘cruzadas’, las que terminaron haciendo que todo el antiguo continente se dedicara posteriormente al comercio y al tráfico entre ciudades y países. Contrario a las cruzadas apareció en el año 1138 Saladín, líder kurdo quien desarrolló un colosal esfuerzo para borrar las cruzadas, cambiando las relaciones entre el Oriente y Europa.


Muy poco se recuerda hoy a Eleonora de Aquitania y a Genghis Khan pero sí fueron personajes que variaron los procesos de la historia universal, así mismo como aparecieron importantes seres religiosos como San Francisco de Asís y Jalal-ad-din Rumi que influyeron enormemente en la religiosidad de Europa y del Oriente Medio.


Para el arte en Europa fue fundamental un personaje como Giotto, quien dejó huellas que señalaron el camino para todo el desarrollo artístico de toda Europa, continente que pocos años después fue afectado por la Peste Negra, que hizo morir a millones de personas en Europa, hecho que marcó las posibilidades de que muchos existamos o no en la actualidad.


Personalmente, yo creo que quien más influyó en el cambio de la cultura de todo el mundo occidental fue Johann Gutenberg. Si usted está leyendo este comentario en el periódico, lo puede hacer gracias a Gutenberg, personaje muy olvidado pues en la actualidad todo se mueve por teléfonos celulares, computadores y la televisión.


Finalmente anoto que si otro personaje como Cristóbal Colón no hubiera existido, la historia sería completamente diferente y el periódico EL MUNDO no habría podido publicar en el día de hoy este comentario.