Columnistas

UNE-Millicom: ¡ojo, señores concejales!
Autor: Iván Guzmán López
9 de Abril de 2013


Los antioqueños aprendimos a querer a nuestras Empresas Públicas de Medellín.

2


Los antioqueños aprendimos a querer a nuestras Empresas Públicas de Medellín. Y por eso la hemos defendido del monstruo de la privatización, y de otros (más monstruosos) que están apareciendo con fuerza en el panorama empresarial antioqueño y nacional, llamados: malos manejos, clientelismo, malversación, nóminas paralelas, burocracia desbocada y matrimonios de dudosa reputación, comercialmente denominados “fusión”. Hoy resulta que UNE, de la entraña de EPM, luego de tremendas pérdidas declaradas de tiempo atrás, ahora aparece como centro del debate en el concejo de Medellín, nada menos que bajo el inri de “Proyecto de Acuerdo 106 de 2013, que autoriza la trasformación y modificación de la composición accionaria de UNE EPM Telecomunicaciones con la multinacional sueca Millicom”. Lo grave del asunto es que la parejita escogida para UNE (mal que bien, de los antioqueños), es Millicom (de quien asegura el concejal Luis Bernardo Vélez ─un edil serio y bien documentado─, que “está quebrada en lo financiero y quemada en los países de Latinoamérica porque se ha metido en actos de corrupción. Lo que busca es músculo financiero con la plata de los medellinenses”). El matrimonio permitiría tapar el pasado oscuro (financiera y administrativamente) de UNE. ¡Un auténtico matrimonio por conveniencia!, donde los ganadores son Marc Eichmann Perret (presidente de UNE), los “dolientes” de Millicom, y los rapaces comisionistas que merodean día y noche por el concejo.


Quien desee saber más de esta “fenomenal” pareja de UNE, Millicom, que  consulte a mi querido y admirado colega columnista de El Mundo, el doctor Guillermo Maya Muñoz, o que simplemente lea sus columnas, escritas con profusos argumentos técnicos y casi con desespero de antioqueño honesto. Por los lados de UNE, desde el año pasado habíamos  denunciado en esta columna la piñata salarial y contractual que soportaba la empresa. La columna (y ofrezco disculpas por citarme), decía:


Tengo a mi disposición, con la firma del doctor Carlos Mario Gómez Correa, Secretario General  de Medellín, la respuesta al requerimiento oficio N° 212.16.01. Radicado Municipio de Medellín 201200189555, y fechada en Medellín el 17 de mayo de 2012,  “por medio del cual le solicita a este despacho ´cuantos cargos y escalas salariales existen en cada una de las estas Entidades cuyo salario están por encima del salario del Señor Alcalde de Medellín, indicando además el nombre del cargo y el monto mensual asignado como salario en dicho cargo. La información suministrada, nos permite plantear algunos interrogantes:


¿Es viable, financieramente, una empresa de capital mixto, cuya nómina mensual a agosto de 2012, vale $10.829.533.131,53? ¿Sabe UNE para donde va, a sabiendas de que debe rendirle cuentas a EPM, al Concejo de la ciudad y a la comunidad en general? ¿EPM y Medellín es capaz de soportar una empresa  en cuya nómina aparecen 9 ejecutivos en Vicepresidencia Corporativa; 9 en VP financiera; 12 en VP Hogares y Personas; 2 en VP Internacional; 1 en VP Mercados Entrantes; 17 en VP Operaciones y 10 en VP Pymes. En total, 60 ejecutivos con perfil Vicepresidencia, percibiendo salarios básicos mensuales que suman $845 millones 333 mil 118, que arroja un promedio salario, ejecutivo, mes de $14 millones 088 mil 885? ¿Por qué, sistemáticamente, sus ejecutivos se niegan a reconocer públicamente esta nómina? ¿En qué quedó el debate en el Concejo de Medellín, espacio donde el doctor Bernardo Alejandro Guerra Hoyos, demostró hasta la saciedad esta piñata salarial? 


Para fortuna de Antioquia, 11 concejales que verdaderamente quieren la ciudad y respetan a sus electores, han decidido aplazar el debate mientras no esté el concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos. Lástima que el eco concejal presidente de la Corporación, Nicolás Albeiro Echeverry, haya rechazado la decisión de aplazar el debate, desconociendo la importancia capital del mismo y olvidando que Guerra Hoyos ha tenido el valor civil y edilicio de hacerle a UNE el control político, control que ningún concejal debe ceder, hipotecar o eludir. Medellín no puede darse el lujo de hacer el debate con Guerra Hoyos en el hospital, “quien ha denunciado irregularidades comprobadas en el interior de la empresa durante las gerencias de Horacio Vélez y la actual de Marc Eichmann”.


Lástima que Jaime Cuartas, la “sangre nueva y juvenil del concejo”, haya votado negativo por el  aplazamiento del debate y a la vez sea el ponente del Proyecto; lástima el papel de Yefferson Miranda: “ni fu, ni fa, no votó ni positivo, ni negativo, se hizo el pendejo para salir de agache frente a la coyuntura de su bancada política y no quedar muy mal frente a la Alcaldía”. 


No permitan, señores concejales, que la puñalada que recibió Bernardo Alejandro, termine por desangrar y matar a UNE. 


Puntada final: fusión es muerte para UNE, salvación para la extranjera y pérdida billonaria para la ciudad. ¿Dónde está la verraquera paisa, dónde la “astucia” del antioqueño? ¿Dónde la otrora aguerrida defensa de nuestros intereses? 





Comentarios
2
Carlos
2013/04/09 08:36:38 pm
Es increíble que los Concejales de Medellín se dejen manejar de los directivos de UNE. La corrupción campea hasta en el Concejo. Recuerden quienes le dieron la bendición a la creación de UNE, en la cual EPM "compró" la belleza de Orbitel, pero los trabajadores de EPM terminaron de peones de los de Orbitel, quienes fueron elevados a jefes. Por eso está esa empresa como está.
Nelrux
2013/04/09 08:08:08 pm
He ahí el dilema: fusión o no fusión. O mejor, privatizar o no privatizar. No quisiera estar en el pellejo de los concejales, ni siquiera en el del neoinquisidor Guerra Hoyos, que hoy se ha vuelto imprescindible, y ya 11 concejales son incapaces de deliberar si el ciudadano Guerra no está presente. Qué incompetencia intelectual, por Dios!