Economía

First Afro union in Medellin
Surge primer sindicato de origen afro en Medellín
8 de Abril de 2013


28 mujeres, todas de raza negra y empleadas del servicio doméstico en Medellín, conformaron el primer sindicato con componente étnico del país.


Foto: Cortesía 

 

El 52.4 % de las domésticas de origen afro en Medellín tiene como último grado de escolaridad la básica primaria. 

 

 


Redacción Economía - ENS


Dado el constante flujo migratorio desde Chocó hacia Antioquia debido a la cercanía entre los dos departamentos, Medellín acoge a 236.000 personas de condición afro, de las cuales el 52 % son mujeres, según el censo de la Corporación Convivamos y la Alcaldía de Medellín.


Para ese 52 % de mujeres afro provenientes del Chocó, las posibilidades laborales son limitadas en proporción directa con su preparación académica. De ahí que la mayoría de estas mujeres lleguen a Medellín en busca de empleo en el servicio doméstico, el cual no requiere ningún tipo de calificación, de acuerdo con un informe de la Escuela Nacional Sindical, ENS.


Un reciente estudio adelantado por la Corporación Carabantú y la ENS entre 182 empleadas domésticas de raza negra en hogares de Medellín, reveló que este oficio se caracteriza por ser altamente deficitario en indicadores de Trabajo Decente. “Empezando por su alta informalidad: el 85,7 % de los contratos son verbales, con el agravante de que ellas creen que por eso no tienen derecho a sus prestaciones sociales, cuando sí las tienen, circunstancia esta que los empleadores aprovechan para vulnerarles derechos”, afirma la ENS.


Para tratar de corregir estos y demás abusos, se creó la Unión de Trabajadoras del Servicio Doméstico, Utrasd, un sindicato del gremio, que en el mes que lleva ha tenido buena acogida y respaldo por parte del movimiento sindical y las organizaciones afro que operan en Antioquia, “organizaciones estas que en el pasado poco se habían preocupado por los temas laborales de la comunidad afrocolombiana”.


Según Ramón Emilio Perea, director de Carabantú, ONG que defiende los derechos de las comunidades afrocolombianas, y quien participó para la organización de las domésticas en torno a Utrasd, “en el caso de Medellín por ahí la cuarta parte de las mujeres afro son desplazadas de sus territorios y eso las pone en situación de mayor vulnerabilidad. Pero es en el espacio del trabajo donde más viven la discriminación”.


Por su parte María Roa Borja, presidente de Utrasd, insistió en que la finalidad de su proyecto sindical es hacer valer sus derechos en aspectos como lograr el pago de todas las prestaciones sociales, y consideró que la mayor dificultad son las limitaciones de tiempo y espacio para reunirse, y el mayor reto es atraer más afiliadas a la organización, al igual que su capacitación en los gajes sindicales.


 



Los cinco ejes de actuación del sindicato

 


Los objetivos que se ha planteado Utrasd se resumen en cinco puntos:


1- Incidir para que las trabajadoras domésticas tengan su prima de servicios. Este es un derecho del que, según la ley, gozan los trabajadores de unidades productivas que generen utilidad, y los hogares no lo son, por eso no se les reconoce la prima. 


2- Normalizar la jornada laboral. Por ley la jornada máxima de una interna es 10 horas, la de una externa y por días es de ocho horas, pasarse de ese horario genera la obligación de pagar horas extras. Lo que se quiere es que todas por igual tengan jornadas de 8 horas.


3- Exigir una verdadera inspección laboral a hogares por parte del Ministerio de Trabajo.


4- Exigir el pago obligatorio de la seguridad social integral a las que trabajen por días en diferentes hogares. 


5- El Estado deberá presentar informes periódicos a la OIT sobre el estado del Trabajo Decente en empleadas domésticas, en virtud del hecho de que Colombia ya ratificó el Convenio 189 de la OIT.