Mundo deportivo

“ Now I want to win a big one’’
“Ahora quiero ganar una grande”
7 de Abril de 2013


Solo un colombiano había ocupado el primer lugar de un podio en la Vuelta al País Vasco, claro que en la clasificación de la montaña: Julio César Cadena, en el año 1992.


Foto: EFE 

En la presente temporada, Nairo Quintana había ganado además una etapa en la Vuelta a Cataluña, carrera en la que finalizó cuarto en la clasificación general.

 


EFE


Nairo Alexander Quintana, un corredor de apenas 23 años de edad que apunta muy alto, dio ayer la gran sorpresa y un triunfo espectacular a su equipo, el Movistar, y a su país, Colombia, logrando la victoria final en la Vuelta al País Vasco tras una crono en la que rompió todos los pronósticos.


Aunque no ganó la contrarreloj con salida y llegada en Beasain, muy exigente y de 24 km, en la que venció el alemán Tony Martín (Omega Pharma-Quickstep), el colombiano fue el gran triunfador del día al superar de manera inesperada a los grandes favoritos, los Sky Richie Porte y Sergio Luis Henao y el estelar Alberto Contador.


A ese trío de corredores se les puede considerar los principales derrotados del día, si bien más aún a los Sky, casi imbatibles durante toda la carrera y máximos candidatos a ganar ayer y en la clasificación final. Sobre todo Richie Porte, a quien se esperaba al menos al nivel de Martín en la cronometrada.


Henao al menos salvó el podio frente a la otra gran sorpresa de la carrera, el esloveno Simon Spilak, quien se quedó fuera de los tres primeros por apenas un segundo.


Además, cerró otro festival en la jornada de ayer Carlos Alberto Betancur. En su caso el del ciclismo colombiano, siendo octavo en la etapa, séptimo en la general y refrendando junto a Quintana y Henao que, como dijo el ganador final hace cuatro días tras la exhibición ‘cafetera’ en la pared de La Lejana, “el ciclismo colombiano ha vuelto”.


‘La bomba’ Quintana


Con el crono de Tony Martin (35:05) mandando desde el inicio, fue en la primera referencia cronométrica a mitad de recorrido cuando estalló ‘la bomba’ Quintana.


Cuando el ‘escarabajo’ de Movistar mejoraba en cinco segundos el tiempo del gran favorito (Porte) en el terreno que mejor le iba al australiano, que le sacó después 23 en la línea de meta (35:22 de Quintana, por 35:45 de Porte).


Aún no se había subido el muro de Olaberria (1.400 metros al 12,14 por ciento) y Quintana se le subía a las barbas al gran candidato.


Quien quedaba claro que estaba en estado de gracia era el colombiano, al que ya el viernes su director, José Luis Arrieta, mostraba una fe casi ciega: “Nairo no es cojo. Se defiende muy bien, sabe pelear y no doy nada por decidido. Yo siempre confío en mis corredores hasta el último momento y llegamos a la crono con opciones de ganar”. Y su pupilo no le dejó en mal lugar.


También habrá acabado con un rictus de decepción Alberto Contador, sin el protagonismo ni la brillantez de años anteriores en una carrera que ganó en 2008 y 2009, y fuera del podio tanto en la etapa como en la general final.


 



Halló la recompensa

 


EFE


Nairo Quintana expresó que la clave de su triunfo fue que completó “con cabeza y con piernas” la contrarreloj final, en la que fue segundo a 17 segundos del campeón del mundo de la especialidad, el alemán Toni Martin.


“Venía luchando por una victoria desde la París-Niza y me he sentido muy bien todos estos días. Hicimos la crono con cabeza y con piernas y nos ha salido bien”, explicó Quintana, ganador también el pasado jueves de la cuarta etapa en el Santuario de Arrate.


El corredor de Tunja (Boyacá) reconoció además que el exigente recorrido de 24 kilómetros sobre el que se decidió la Vuelta al País Vasco le “venía muy bien por el desnivel”.


“Tenía también llano, que no voy mal, casi a la par de los mejores especialistas, y era corta, con bastantes curvas que me favorecían”, apuntó Quintana, quien de cara al futuro, comentó que “ahora quiero disputar y ganar una grande”.


 




Orgulloso de su compatriota

 


EFE


Sergio Luis Henao dijo que a pesar de que Nairo Quintana le arrebató el jersey amarillo de líder en la última etapa, está “contento” de que un compatriota suyo haya resultado vencedor de la carrera.


“Sabíamos que era muy complicado ganar, pero está muy bien quedar entre los tres primeros de la general. Tanto Richi (Porte) como yo estuvimos bien, pero Nairo (Quintana) estuvo mejor y estoy contento de que haya sido un colombiano el ganador porque refleja la calidad del ciclismo de nuestro país”, señaló Henao.


El corredor de Rionegro (Antioquia) destacó también que su compañero Porte partía “como favorito” para el triunfo final, “pero en el ciclismo no hay nada escrito” y en los 24 kilómetros de la contrarreloj de ayer en Beasain “las fuerzas han estado muy parejas”.


“A pesar de venir con seis corredores, el equipo fue muy combativo, aunque se ha visto que hay otros equipos como el Movistar que son tan fuertes como el Sky”, apuntó Henao.