Mundo deportivo

“It’s a dream-like debut”
“Es un debut soñado”
4 de Abril de 2013


El ciclismo colombiano da nuevo pasos para volver a ser protagonista en el Viejo Continente y el antioqueño Argiro Ospina es uno de los que espera aportar en esa difícil tarea.



Argiro Ospina trabaja para lograr un puesto en el lote principal del ciclismo mundial.


Especial para EL MUNDO


Giuseppe Acquadro Comunicazione


Argiro Ospina (1991) ya viste los colores del Movistar Team. El último valor colombiano que llegó a Europa debutó el pasado fin de semana en el Gran Premio Miguel Indurain y la Vuelta a La Rioja. Se trata de un joven talento de solo 21 años que en sus primeros pasos en la élite espera “aprender” y “mejorar”. El antioqueño se considera un escalador y le gustaría seguir la estela de su compatriota y compañero Nairo Quintana.


Pese a su juventud, el año pasado se destapó en el Clásico RCN, prueba en la que ganó una etapa con final en alto y fue segundo en la contrarreloj, lo que demuestra su versatilidad. Igualmente venció en la etapa reina de la Vuelta al Tolima. Y en 2011 fue el ganador más joven de la Vuelta a Higuito en Costa Rica. Unos resultados y unas recomendaciones que le valieron un contrato de dos años con el Movistar Team.


Ahora espera adaptarse al ciclismo europeo para brillar en el futuro.


-Argiro, ¿cuáles son sus sensaciones tras debutar con el Movistar Team?


“La verdad es que es un debut soñado para cualquier deportista, por la historia y la nómina que tiene este equipo, y también por la confianza de los compañeros. Es un equipo con una historia muy buena, sobre todo por la calidad de sus corredores y los resultados. Y por la calidad de las personas, están muy pendientes. Llegué hace dos semanas. Vivo en Pamplona, en la casa de Sergio (Henao), Rigoberto (Urán) y Nairo (Quintana). Es una ayuda. Ellos me guían. Para mí es una experiencia nueva, así que son ellos los que me mantienen al tanto. Me ayudan mucho”.


-¿Cuáles serán sus próximas carreras?


“En principio, las carreras de España, Amorebieta y Castilla y León, creo. El objetivo es aprender”.


-¿Cómo se define como ciclista?


“Me considero un corredor de resistencia y de montaña. Pienso que me desenvuelvo bien en la escalada. Pero sé que tengo que mejorar para estar al nivel europeo y mejorar para destacar. Igual que en la contrarreloj. Hay que esperar para conocerme mejor y poder definirme mejor. Veremos con el tiempo. Nairo (Quintana) es un ejemplo. Él es ya una referencia en el pelotón. Tiene unas cualidades enormes y sería muy bueno llevar su misma trayectoria”.


-¿Cómo se concretó su fichaje por el Movistar Team?


“De la mano de Giuseppe Acquadro. Sergio (Henao) me recomendó y con la ayuda y el apoyo de todos pude fichar por el Movistar Team”.


-¿Echa de menos su país?


“Sobre todo a la familia. Mis padres y mis hermanos. Soy muy apegado a ellos. Y ahora voy a estar un tiempo alejado. Al menos, vía internet, puedo comunicarme con ellos cada día. Hasta hace poco vivía en Medellín, antes de venir acá me había trasladado con un hermano (Carlos Ospina, campeón nacional contrarreloj e integrante de la selección colombiana de pista) a un pueblo de los alrededores, La Ceja. Es una zona mucho más cómoda para entrenar”.




“El ciclismo colombiano ha vuelto”


EFE


El corredor Nairo Quintana (Team Movistar), que ayer terminó cuarto en la tercera etapa de la Vuelta al País Vasco con final en el alto de La Lejana, aseguró que fue “un día importante” para Colombia ya que tres corredores del país suramericano se clasificaron en los cuatro primeros de la jornada.


“Ha sido un día importante para mi país porque en una carrera de primer nivel hemos estado tres entre los cuatro primeros. El ciclismo colombiano ha vuelto”, declaró el ciclista de Tunja (Boyacá) al final de una jornada en la que se colocó además segundo en la general por detrás de su compatriota Sergio Henao.


Quintana añadió que el balance de la etapa “tiene que ser positivo”, aunque admitió haber terminado con “un poco de rabia” porque cometió “algún error de colocación” que “he pagado al final”.


“Conozco a la perfección a Henao y sabía que estaba muy fuerte, pero quizá me he equivocado en adelantarme a su ataque y después él lo aprovechó, me cogió rueda y después me remachó”, lamentó.


Con vistas a la etapa de hoy, el corredor del Movistar apuntó que Arrate, donde finaliza el recorrido, es un puerto que le “gusta”, aunque “será difícil” que establezca diferencias entre los favoritos porque “suele llegar bastante gente delante”.


“Es un día complicado, al igual que el viernes (mañana), con muchos puertos y sobre todo con la lluvia, que puede complicar las cosas”, dijo.


“Tengo que dar las gracias al equipo, porque una vez más todos los chicos estuvieron arropándome, adelante en los momentos claves, y si no estuve más adelante fue por fallo mío”, concluyó.