Política

The blue knot
El nudo azul
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
20 de Marzo de 2013


Solo después de Pascua los conservadores antioqueños podrían tener alguna claridad sobre sus fórmulas electorales al Congreso.


Mientras los liberales antioqueños lograron desatar su maraña y avanzaron hacia una alianza para el Congreso, sus homólogos azules en la región están enredados en un nudo que no les ha permitido concretar aún sus fórmulas electorales para las urnas legislativas del 2014.


Por eso los conservadores, quienes fueron los grandes triunfadores de los comicios congresionales en el departamento en el 2010, necesitarán reflexionar mucho como buenos católicos en la Semana Santa, para intentar despejar en Pascua el embrollo de las candidaturas al Senado y a la Cámara.


De las cinco posibles candidaturas al Senado que suenan por el lado del conservatismo de esta región, solo una tiene segura su pareja a la Cámara.


Se trata del equipo conservador de Bello y de la aspiración senatorial de la hoy congresista Olga Suárez, quien tiene como socio a Germán Blanco, quien repetirá opción a la Cámara. Pero el suarismo sabe que necesita otro refuerzo para la aspirante a volver al Senado, el cual todavía no se ve claro tras el rompimiento del eje con el conservatismo de Itagüí y los enredos actuales en los otros matices.


Precisamente los azules itagüiseños tienen otro rollo por su lado. Los llamados montoyismo y trujillismo de este partido están bregando hace rato a montar una fórmula electoral con un candidato al Senado y dos o tres cámaras que aporten en las urnas.


Hasta el momento muestran como segura la opción senatorial de la actual representante a la Cámara, Nidia Marcela Osorio, pero tienen varias cámaras que aún no han podido cuadrar.


El montoyismo aportaría la más segura aspiración del concejal de Medellín, Nicolás Albeiro Echeverri, pero también están las ganas del exalcalde de Andes, Horacio Gallón, de los Cañas, pues el papá Gerardo está haciendo hasta lo imposible por buscarle un espacio a su hijo Lucas, al tiempo que también tienen la mediobobadita de lío con las aspiraciones de los actuales representantes a la Cámara que quieren repetir curules Juan Carlos Sánchez y Carlos Alberto Zuluaga.


Para intentar solucionar tanta oferta, de este lado están alimentando la candidatura al Senado de la representante a la Cámara y médica Marta Ramírez para que con ella trabajen en llave electoral Sánchez y Zuluaga y de ese modo despejar la fórmula de Nidia Marcela Osorio con Echeverri y Gallón, quien sería el candidato del trujillismo en caso que los Cañas tiren la toalla.


Pero para terminar de edificar esas fórmulas electorales del montoyismo y del trujillismo, necesitan que el precandidato a la Gobernación y exdiputado César Eugenio Martínez Restrepo se baje de su aspiración a la Cámara, aceptando una jugosa mermelada burocrática, pero es ahí donde empieza el gran nudo azul.


¿Los Colantos divididos?


Y el problema es que esa atadura conservadora la origina la aspiración senatorial de Marta Ramírez, quien hoy tiene reventado o dividido al que siempre ha sido ejemplo de compactación, el equipo del Norte y Occidente y que en la picaresca política parroquial llaman Los Colantos.


La fractura de este matiz azul se produce porque el parlamentario andino Óscar Arboleda y el diputado Ricardo Valencia no quieren ver ni en pintura a la galena Ramírez, a quien le queda como aliado el dirigente de Santa Rosa de Osos, Jorge Arango, mientras que el jefe de todos ellos don Jenaro Pérez ve impotente cómo se le parte su equipo.


Tanto Arboleda y Valencia apoyan la aspiración a la Cámara de César Eugenio Martínez, a quien motivan para que haga valer el pacto dentro de Los Colantos en el sentido que a él le toca el turno de ir al Congreso y no a Marta Ramírez, a quien respaldó con generosidad en el 2010 para la Cámara. Ayer Martínez tenía una crucial y definitiva reunión con Pérez.  


Al mismo tiempo Arboleda y Valencia se están acercando a la cuarta aspiración senatorial conservadora en Antioquia como es la del representante a la Cámara, Juan Diego Gómez, gracias a un trabajo de filigrana política de su gerente de campaña Carlos Franco.


Entonces, la fórmula oficial a la Cámara de Gómez, a quien le suena una sociedad con Martínez, sigue en veremos y dependiendo si se  desenreda el nudo que existe en Los Colantos.


Y mientras pasa todo esto en el lado azul antioqueño, el ramismo está al acecho trabajando en su propio panorama electoral, el cual se ve hoy muy oscuro para el quinto aspirante azul al Senado, Gabriel Zapata Correa, pues no se le ve posibles socios con votos y plata.




Aspiraciones conservadoras


Las listas a la Cámara en Antioquia tienen un máximo de 17 cupos y por el momento en las huestes conservadoras figuran unos ocho candidatos con opción de pelear una curul.


Han expresado ganas de ser aspirantes azules a esa corporación legislativa Juan Carlos Sánchez, Carlos Alberto Zuluaga, Germán Blanco, Horacio Gallón, Nicolás Albeiro Echeverri, Obed Zuluaga, César Eugenio Martínez y Lucas Cañas.


Al Senado figuran las candidaturas conservadoras por Antioquia de Nidia Marcela Osorio, Olga Suárez, Marta Ramírez, Juan Diego Gómez y Gabriel Zapata Correa.