Columnistas

Colombia necesita más técnicos y tecnólogos
Autor: Dario Valencia Restrepo
12 de Marzo de 2013


Un estudio del Observatorio Laboral para la Educación, un sistema de información del Ministerio de Educación, encontró que, del total de estudiantes graduados en 2011, 44% correspondió a universitarios, 34% a técnicos y tecnólogos, y 22% a posgrado.


Un estudio del Observatorio Laboral para la Educación, un sistema de información del Ministerio de Educación, encontró que, del total de estudiantes graduados en 2011, 44% correspondió a universitarios, 34% a técnicos y tecnólogos, y 22% a posgrado. Esos porcentajes indican que la relación porcentual de profesionales frente a la del total de técnicos y tecnólogos es inversa con respecto a lo que ocurre en países desarrollados. En efecto, se ha estimado que en estos últimos la proporción es de seis técnicos por cada profesional, en tanto que para Colombia existen seis profesionales por cada técnico o tecnólogo. Sin embargo, los anteriores datos de 2011 y los correspondientes a 2010 muestran una tendencia de cambio con respecto a esta última proporción. 


También el mercado laboral experimenta cambios al respecto. Una compañía dedicada a proveer todo tipo de personal para diferentes cargos en varias empresas, llamada Gestión Humana de Productividad Empresarial, dice que recientemente ha notado un incremento en las solicitudes de técnicos y tecnólogos por encima de las de profesionales. Agrega que están siendo más llamativas aquellas carreras porque sus egresados salen con mayor conocimiento en la parte operativa y porque el universitario egresa con mucho conocimiento teórico pero sabe poco de técnica y por ese motivo está  siendo desplazado.


Es necesario registrar otra situación cuando los profesionales son contratados para desempeñar tareas operativas con una remuneración inferior a la que los mismos esperarían. Ello puede presentarse por carencia de técnicos o tecnólogos, porque los universitarios no encuentran un trabajo adecuado a su preparación o porque los empleadores prefieren contratar en forma más barata a un profesional.


Cifras recientes referidas a quienes acaban de egresar muestran, con respecto a un bachiller ocupado, cuántas veces más ganan los profesionales, los tecnólogos y los técnicos: 3,7, 2,7 y 2,3, respectivamente.


En buena hora el Ministerio de Educación ha emprendido una campaña para promover las carreras técnicas y tecnológicas como opciones educativas profesionales de calidad y con grandes beneficios individuales, laborales y sociales. Ojalá eso esté acompañado por un mayor aprecio social hacia dichas carreras, por la superación de la mentalidad según la cual lo ideal es poder ser llamado “doctor” y por un cambio en la tendencia de instituciones técnicas y tecnológicas a convertirse en universidades.


No debe olvidarse que los técnicos y tecnólogos, si así lo desean, pueden aspirar a continuar su formación para obtener grados profesionales o de posgrado, una posibilidad que está garantizada por Ley mediante los llamados ciclos propedéuticos que permiten las transferencias hacia carreras universitarias y eventualmente hasta el posgrado.


Como nuestro país requiere más técnicos y tecnólogos, es loable el Proyecto Sinergia de la Alcaldía de Medellín dedicado a articular y fortalecer las tres instituciones de educación superior adscritas al Municipio de Medellín: Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM), Colegio Mayor de Antioquia e Instituto Tecnológico Pascual Bravo. Se trata de racionalizar el uso de recursos, permitir a los estudiantes la homologación de materias y crear en el entorno del cerro El Volador un distrito educativo y cultural que se denominará Campus Pedro Nel Gómez, el cual en el futuro tendrá una red de caminos que unirá las sedes de las tres entidades.


Un aspecto central del Proyecto Sinergia está encaminado a dar un gran impulso a la investigación y desarrollo tecnológico mediante el trabajo conjunto de los investigadores reunidos en los 12 grupos del ITM, siete del Pascual Bravo y cuatro del Colegio Mayor, todos ellos reconocidos por Colciencias. En terrenos del ITM se inició la construcción del llamado Parque i, destinado a reunir hacia fines del presente año 21 laboratorios de la entidad que trabajarán en áreas como nanotecnología, biomedicina, robótica y materiales. La construcción del parque, totalmente financiada por la Administración Municipal, incorporará en una etapa posterior a los investigadores del Pascual Bravo y el Colegio Mayor.