Economía

Construction materials with high expectations due to FTA (Free Trade Agreement)
Materiales de construcción con altas expectativas por TLC
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
11 de Marzo de 2013


Un dinamismo de la economía nacional es necesario, según empresarios del sector de la construcción, para impulsar también las exportaciones de materiales a otros países.


Foto: Cortesía 

José María Escovar, gerente General de Gerfor


Las expectativas  que generan los TLC en los diferentes sectores productivos  del país también se extienden al de insumos de construcción. El panorama para los productores colombianos es  de optimismo, aunque preocupa la situación del mercado interno. 


Al respecto, José María Escobar, gerente General de Gerfor, empresa dedicada a la producción y venta de productos de construcción, aseguró que la entrada en vigencia de los Tratados de Libre Comercio se presenta como una coyuntura importante para los exportadores colombianos. 


-¿Por qué son apetecidos los materiales colombianos?


“Colombia se ha caracterizado por ser una plataforma con altísimos estándares en su industria de materiales de construcción, lo cual nos diferencia mucho de nuestros vecinos. A través de los años, Colombia ha consolidado industrias que cumplen hoy bastantes normas técnicas de países del primer mundo. Por eso tenemos posibilidades de competir con países como EE.UU., Alemania o Japón en cuanto a normatividad, eso hace que el producto colombiano sea muy bien recibido”.


-Entonces, ¿cuál es el problema?


“No es el producto, el problema es la cultura en cada uno de los países a los que vamos. Sin embargo, hoy participamos como debe ser en países vecinos como Venezuela, Perú o Ecuador”.


-¿Y cuales son las principales dificultades para exportar?


“Que a nosotros nos ha tocado montar operaciones propias en otros países, trasladar tecnología y procesos industriales que sean convenientes por cuestión de fletes. Esa es una de las trabas que tiene Colombia y no lo podemos cambiar, tenemos nuestros grandes centros industriales como Cali, Medellín y Bogotá, distantes a los puertos y eso nos hace poco competitivos porque muchas veces se paga más por el flete interno que por el marítimo. En el caso nuestro en Guatemala, para atender los países del norte y en Perú desde donde podemos atender algo de Ecuador, Bolivia, complementando con lo que podemos nosotros exportar desde acá”.


-¿A dónde exporta Colombia materiales de construcción y cuál es su posición en el mercado internacional?


“Uno de nuestros primeros destinos  fue Venezuela, hasta que cerraron los pagos mas no la demanda. Los productos Gerfor, al igual que los colombianos habían tenido un gran dinamismo y obviamente nos afecta muchísimo, pero otros países como los centroamericanos, el triángulo norte son países donde nosotros participamos  y tenemos buenas  expectativas y posicionamiento, lo mismo Perú. Exportamos a México, a Estados Unidos, que aunque es más complejo, es bastante interesante. En las Antillas gusta mucho el producto colombiano, en Cuba también hemos tenido oportunidades de hacer negocios”.


-¿Qué tanto se ha visto afectado el sector por el tema de revaluación?


“Creo que el país entero se ha visto afectado. El Gobierno debe ocuparse del enfriamiento de la economía interna, porque cuando usted no tiene forma de exportar tiene que vivir del mercado interno. Muchas veces la construcción de nuestras empresas está basada en un fuerte  y vigoroso mercado interno y unos precios más marginales para exportar, por eso la revaluación del peso no nos permite ser competitivos, si no tenemos unos costos muy buenos acá y eso debe sumarse a unos volúmenes interesantes en el mercado local. Desafortunadamente en los últimos años la industria colombiana ha venido sufriendo de falta de dinamismo, no ha desarrollado lo que debería y las locomotoras que prendió en teoría el gobierno Santos no arrancaron. Entonces cuando usted tiene un mercado local poco dinámico y además una revaluación de la moneda así de fuerte, está en lo peor de los dos mundos,  porque no hay ni dinamismo interno que permita asumir costos para ser competitivos en el mercado internacional y no puede voltear su equipo productivo a vender en mercados externos, porque tampoco tiene competitividad por la divisa”.


-Con esa apertura comercial de los últimos años, ¿en qué países ven ustedes mayor potencial?


“Ya los estamos aprovechando, de hecho país que se va abriendo, país que se va aprovechando. Hablo del triángulo norte, Perú, en su momento de Venezuela, Panamá, donde veo mucha potencialidad, es más esta semana estaremos en una mesa de negociación (en Medellín) que está organizando Proexport y yo tengo mucha esperanza. Ahora, ya tratar de llegar a países tan lejanos como Corea, lo veo con mayor dificultad, porque la parte industrial ante esos países es más débil. Estados Unidos siempre es un país interesante y demandado, pero hay que recordar que entró en crisis en 2008, fue la crisis de la construcción y de la demanda, entonces ahí hay una capacidad sobrante”.


-¿Cómo ve las políticas macroeconómicas que el Gobierno Nacional viene adelantando?


“Creo que el Gobierno se había demorado en entender la problemática, pienso que desde el año 2011 se empezaron a ver muestras de debilidad  y desde hace por lo menos unos nueve meses el Gobierno debió haber tomado medidas como las que el ministro (Cárdenas) viene tomando. Siento que las medidas eran necesarias, las apoyamos pero son tardías”.


-Finalmente, ¿qué creería usted que falta por hacer?


“Asegurar que la demanda interna se dinamice. Para eso se necesita obviamente tasas de interés bajas, autorización del gasto y la inversión pública. La economía colombiana a mi gusto se enfrió demasiado, sin ser economista pero como industrial lo digo, porque no ve uno el  mercado dinámico. Yo diría que se tiene que asegurar este año y medio del gobierno Santos, una inversión pública y acelerar el gasto público. Siento que el año pasado se quedó un poco en la retórica y la información de que hay dinero para ejecutar, pero la ejecución de los proyectos no fue lo suficientemente dinámica, por ejemplo con lo de las 100.000 viviendas con las que este sector de materiales de construcción espera moverse bastante”.




Los más apetecidos

“Las líneas de accesorios son muy bien recibidas, los que no viajan bien, que no tienen una buena oportunidad por el costo de fletes es la tubería, en la parte de grifería, toda la parte de grifo nuestros es bien recibida en la mayoría de los países, pero competimos con China  en los últimos años, por el tema de revaluación porque ya los márgenes de ganancia prácticamente desaparecen y tenemos que ser muy eficientes, pero tenemos buenas oportunidades de crecimiento en todo caso. A los chinos les toca traerlo desde China y en volúmenes mayores, pero nosotros podemos venderlos a menor escala a nuestros vecinos y además conocemos su idiosincrasia”.




Las exportaciones de Colombia


De acuerdo con las últimas cifras conocidas sobre las exportaciones de materiales de construcción desde Colombia, durante el primer semestre de 2012 aumentaron 6 % los envíos de materiales como la madera, cerámicas, aluminio y vidrio, a EE. UU. y otros países de Latinoamérica.


Esto muestra que Colombia continúa posicionándose en la región como un importante proveedor de estos elementos. De acuerdo con Proexport, Venezuela, Estados Unidos y Ecuador fueron los principales destinos, con crecimientos de 27 %, 17 % y 15 %, respectivamente, frente al mismo término de tiempo en 2011.


No obstante la importancia de estos destinos, la entidad asegura que mercados como el de Brasil y Perú tienen amplias posibilidades porque desarrollan actualmente grandes programas de vivienda y la construcción de edificaciones verdes, por lo que se necesitarán acabados  como sanitarios, puertas y accesorios de madera, insumos como cerámica, arcilla, piedra, plástico, caucho y cemento.