Gente

La savia del vallenato
Autor: Carmen Vásquez
2 de Marzo de 2013


El vallenato como ritmo musical pegó con fuerza desde que en la tierra de Francisco el Hombre comenzaron los festivales. Se regó como la verdolaga de país en país, cosa que a esta patria la ha hecho conocer como una princesa musical.


El vallenato como ritmo musical pegó con fuerza desde que en la tierra de Francisco el Hombre comenzaron los festivales. Se regó como la verdolaga de país en país, cosa que a esta patria la ha hecho conocer como una princesa musical. Acordeón, caja y guacharaca... nada más. Y cada uno de estos instrumentos sale de la savia de árboles, semillas y plantas que toda esa tierra sabanera produce en su suelo hasta llegar al caribe.  Y así se llama este primer libro que hace parte de una serie de cinco, auspiciada por Argos: “Savia Caribe”. Bellísimo libro que fue presentado en la noche del martes pasado en el Mamm en un acto muy singular, sorpresa que nos dio el presidente de Argos José Alberto Vélez. Álvaro Cogollo Pacheco, curador científico de esta colección se fajó una conferencia botánico-musical con toda la referencia que tiene la música vallenata con la botánica. Y con él, el grupo de músicos que como un bejuco hicieron subir las emociones de los invitados entre relatos de leyendas, mitos y supersticiones. A ritmo de caja, acordeón y guacharaca.


Un libro que, como lo dijo Héctor Rincón, no es un libro de adorno de mesa…es un libro para consultar, para ver, para deleitarse en él. Una noche entre ramas de matarratón, corocitos, totumos, árboles y cantar de pájaros. Para picar…platanitos y suero de los chicos de El Herbario.


Ejemplares


El miércoles en la noche en el Teatro Metropolitano se dio la entrega de los premios El Colombiano Ejemplar. Espectáculo de luz que cubrió a las 18 personas, quienes recibieron el reconocimiento que desde hace 14 años se viene entregando a personas que en su sencillez, pasión y entrega por un trabajo o misión, hacen parte de interesantes relatos de historia.