Columnistas

La ironía de Mark Twain
Autor: Hernán Cárdenas Lince
2 de Marzo de 2013


El gran escritor norteamericano Mark Twain (1835-1910), quien realmente se llamaba Samuel Lanhorn Clemens, dejó una serie de frases irónicas y memorables que vale la pena recordar


El gran escritor norteamericano Mark Twain (1835-1910), quien realmente se llamaba Samuel Lanhorn Clemens, dejó una serie de frases irónicas y memorables que vale la pena recordar, como las siguientes:


“El padre Dios supremo inventó al hombre como consecuencia de la decepción que le había dejado el invento del mono”. 


“La gente de derecha inventa sin cesar nuevas ideas, las que cuando son usadas por gente de la izquierda, estos las adoptan”.


“Se declara que el vino alemán se distingue del vinagre únicamente por la etiqueta”.


“Los nuevos filósofos de moda declaran que es urgente comprar tierras pues estas ya no se están fabricando y hacen mucha falta”.


“Los nuevos pensadores plantean la gran necesidad de las mujeres para los humanos pues sin ellas serían muy pocos los habitantes de la tierra”.


“Yo, Mark Twain, aseguro que si me prohíben fumar en el cielo me retiro de allí”.


“Pienso que si se pudiera cruzar al ser humano con el gato, éste mejoraría mientras el ser humano decaería”.


“Fabricar muros alrededor de un cementerio es un gasto inútil pues quienes están adentro no quieren salir y los que están afuera no quieren entrar”.


“Cuando muera, elegiré al paraíso por el clima y al infierno por las buenas compañías”.


Mark Twain, hablando de las mujeres, dice que son capaces de hacer tres cosas en momentos críticos. La una es hacer un sombrero, enseguida una ensalada y en tercer lugar, reñir con su pobre marido.


“El arte de las profecías es muy difícil, especialmente en lo que concierne al futuro”.


En cuanto a la cama, decía que es un lugar peligrosísimo pues allí mueren el 99% de las personas.


Refiriéndose al cigarrillo, declaraba que dejar de fumar era la decisión más fácil, ya que él lo había hecho más de 50 veces.


“Entrar al paraíso por favoritismo, si no fuera por mérito, mi perro entraría inmediatamente y yo me quedaría afuera”.


“La costumbre de ahorrar es magnífica, especialmente cuando la hacen los padres”.


Hablando de los banqueros, aseguraba que eran personas que prestaban un paraguas cuando no llueve y si cae un buen aguacero lo vuelven a arrebatar.


“Los animales son los mejores y más nobles amigos del ser humano pues no hacen preguntas ni critican”.


Pensando en las ingeniosas frases de Mark Twain, uno tiene que comparar las cosas con el mundo actual donde todo depende de aparatos tecnológicos que se usan continuamente pero cuya utilización no está siendo enseñada debidamente en las escuelas y colegios.