Economía

Legal security attracts European investors
Seguridad jurídica atrae a inversionistas europeos
Autor: César Augusto Betancourt Restrepo
18 de Febrero de 2013


La buena situación por la que atraviesa Colombia y la seguridad jurídica ante los inversionistas extranjeros, es un aliciente para incrementar el flujo de empresarios europeos en el país.



Desde el 28 de octubre del año pasado Lufthansa incrementó sus vuelos de cinco a siete por semana lo que hace un incremento promedio de cantidades / sillas. En total se agregaron 1.200 sillas por semana que se agregaron. Esta cantidad se explica porque la aerolínea alemana vuela con el avión más grande que llega a Colombia, que es el airbus 340 RA600. 

 


La Unión Europea (UE), se ha convertido en los últimos años en el segundo mercado más importante para Colombia después de Estados Unidos, pues el 14,8 por ciento de las exportaciones colombianas se dirigen al Viejo Continente.


De igual forma, la inversión extranjera directa (IED) proveniente de Europa ha venido creciendo, especialmente durante la última década. De hecho, según las cifras más actuales del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que datan del estudio consolidado del 2011, esta ascendió a 1.020 millones de dólares (sin incluir el sector petróleo y la reinversión de las utilidades), lo cual representó un incremento del 245 por ciento, respecto al 2010.


Frente a este panorama, no se puede negar que el país se ha vuelto un destino importante para las empresas europeas que desean comprar, invertir y hacer negocios en Colombia, y ese es el caso de la compañía aérea alemana Lufthansa, que regresó al país en el 2010, después de que se había retirado del mercado nacional en el 2002 por decisión estratégica de la empresa.


Felipe Bonifatti, director general de la aerolínea alemana en Colombia, Ecuador y Perú, resaltó que no solo este panorama hizo que la compañía decidiera volver al país, sino la seguridad jurídica que le ofrece la nación a las empresas extranjeras, la cual resulta de mucho interés para estas.


Un buen ejemplo de esa estabilidad jurídica, manifestó Bonifatti, es que en Colombia “no ha habido planes de expropiaciones como en otros países de la región, que en el caso de una empresa de servicios, pues evidentemente el riesgo es bastante menor a la de empresas que invierten en infraestructura de manera local”.


Bonifatti, quien también habló desde su experiencia como miembro de la junta directiva de la Cámara de Comercio Colombo–Alemana, expresó que Lufthansa no es la única empresa interesada en el país y puso como ejemplo a Bayer “que ha cumplido 100 años en Colombia y se mantiene firme”.


“El año pasado tuvimos la suerte de estar presentes en la inauguración de una planta de la empresa Mercedes Benz en Bogotá, junto con el presidente Santos y el presidente de Lufthansa, confirmando estas inversiones alemanas que hay aquí”, subrayó el director de la compañía alemana.


Otro ejemplo que contó Bonifatti fue la visita de “empresarios alemanes que vinieron justamente a Medellín y a Cali para comprar frutas. Ellos preparan unos productos biológicos con base en frutas tropicales y exóticas en Alemania y lo distribuyen en toda Europa y se quedaron fascinados. Estuvieron en dos empresas muy grandes y encontraron una materia prima de una calidad altísima a unos precios muy competitivos”.


Frente a un TLC


 La aerolínea alemana, que vuela generalmente a destinos más comerciales que turísticos, o “mezclados”, está consciente que frente a un eventual TLC con la Unión Europea, se movería mucho el mercado y haría que “los pasajeros viajen de maneras distintas y se generan nuevas oportunidades de negocio.


“En ese sentido, la estrategia de Lufthansa es siempre apoyar a los mercados y a los países que deciden firmar acuerdos comerciales y sobre todo con la UE”, declaró Bonifatti, quien agregó que aunque por ser una compañía alemana, su mercado natural era Europa, pero “una vez haya un TLC con Colombia, esto solo puede ser bueno para todos”.


Ahondando en el tema del mercado europeo, el director de Lufthansa también señaló que aunque la crisis en Europa los ha “golpeado fuertemente”, especialmente por lo grave de la situación en Grecia, Italia, Portugal y España, la aerolínea ha contado con el respaldo y las ventajas del mercado alemán, que se ha caracterizado por tener un “crecimiento constante, volviendo a ser la famosa locomotora de Europa”.


En este sentido, finalmente hay que anotar que el Congreso de la República se sentará en marzo a revisar el Acuerdo Comercial con el viejo continente, el cual ya fue ratificado por la Unión Europea.


 



Secuestro de ciudadanos alemanes


El tres de noviembre, el grupo terrorista del Eln secuestró a dos ciudadanos alemanes, los hermanos Uwe y Günther Braue, quienes al parecer son jubilados y entraron a Colombia como turistas.


Ante esta situación, el director general de Lufthansa, manifestó que espera que esto no afecte el flujo de viajeros alemanes el país, y que de hecho, en reuniones con la embajada de Alemania en Colombia, se piensa que más bien “estos dos turistas alemanes en concreto estuvieron en el lugar equivocado en el momento equivocado y nada más que eso. Se trata de una equivocación”.


“Esto pasa en muchos países, la situación de seguridad no es una situación única y exclusiva de Colombia sino de muchos países en el mundo que tienen todavía temas de paz interna que resolver, y Colombia es uno de ellos. Esperamos que este tipo de situaciones se resuelvan pronto y bien y no afecte el tráfico de turistas”, concluyó Bonifatti.





Expansión en la región


Felipe Bonifatti indicó que si bien la situación de Colombia era buena y atractiva para los empresarios europeos, no es el único país que presenta buenos resultados sino que es un común denominador en la región suramericana.


Entre estos destinos importantes para los europeos y en especial para la aerolínea, Bonifatti mencionó ciudades como Lima (Perú), San Pablo (Brasil), Río de Janeiro (Brasil) y el Distrito Federal (México).


No obstante y a pesar de las políticas de algunos países como Venezuela y Argentina, estos destinos no han dejado de ser importantes para Lufthansa y de hecho son rutas “que funcionan fenomenalmente bien”.


“Por supuesto que las restricciones al cambio y a la moneda extranjera tienen un impacto en el exterior, eso está claro”, indicó Bonifatti, pero enfatizó que el proceso de expansión de la compañía alemana también incluye distintos lugares de Suramérica.


En Colombia, Lufthansa tiene vuelos de Bogotá a Frankfurt y de ahí con el resto de Europa y el mundo, y para los habitantes de Medellín, debido a la alianza con Avianca, pueden acceder con pasabordo directo hasta la ciudad alemana.