Columnistas

Soacha y sus cuatro estaciones
Autor: Abelardo Ospina López
15 de Febrero de 2013


Hemos sabido que Soacha –después de Bogotá DC-, es el municipio más poblado de Cundinamarca.


Hemos sabido que Soacha –después de Bogotá DC-, es el municipio más poblado de Cundinamarca. Tiene unos 500.000 pobladores y la movilidad los preocupa intensamente, pues no cuentan con buenas vías de transporte y el servicio “público colectivo” les molesta, por insuficiente.


Han sostenido sus habitantes, con el burgomaestre a la cabeza, que “un cable se convierta en la solución más viable, dadas las condiciones topográficas de la zona”. Por esos lares, como que también hay atracadores y violentos, que no dejan a viejos y jóvenes transitar la ciudad, tranquilamente. ¡Cuándo tendremos por doquier, sosiego y paz, que nos den esperanza de llegar -o nos lleguen- sin zozobras, al horno crematorio o a la sepultura!


El “Cazucable”- así bautizaron el que instalarán- favorecerá directamente a cerca de 90.000 personas que habitan el distrito y tendrá, según leemos en “Nuestro Metro” Nro. 128 de Enero/2013, cuatro estaciones (Terreros, Villa Mercedes, Santo Domingo y La Isla), con  2.8 kilómetros de extensión y cubrirá 25 barrios y acomodará a 30 mil personas, diariamente. Aunque algunos habitantes no conocen un cable aéreo, aseguran que no le temerán al sistema, dado que les traerá beneficios en tiempo y ahorro de dinero, y en sus desplazamientos diarios.


La ministra de Transporte, Cecilia Álvarez Correa, ha manifestado que la obra se construirá con el Metro de Medellín, “gracias a la experiencia que tiene esta empresa en tal tipo de sistemas y a que es pionera en el país, en su implementación”. Según algunos pronósticos, el Cazucable, será una realidad en el 2014. Ahora el reto consiste en comenzar a trabajar en los procesos contractuales, para iniciar cuanto antes los estudios complementarios y la construcción de la obra.


Todo pinta a las mil maravillas: ya el presidente Santos anunció que la Nación invertirá $91.000 millones y el resto lo pondrán la gobernación de Cundinamarca y la alcaldía del municipio. El cable, pues, mejorará la calidad de vida de los compatriotas: ahorrarán tiempo, dinero y se harán a una nueva cultura, como en Medellín, con su conocida “cultura Metro.”    


La empresa de transporte paisa, fundamentada en diferentes proyectos de movilidad, extiende sus conocimientos y experiencia fuera de fronteras y hará participes del progreso y desarrollos a otras demografías patrias.


Felicidad deben estar presintiendo los soacheños, ya que el cable que verán surcando sus cielos les reportará desarrollo, seguridad y fácil desplazamiento... y tendrán coyuntura para la transformación que desde hace tiempo anhelan.