Economía

Venezuelan market moves farther away
Se aleja el mercado venezolano
Autor: Mauricio Berrío Vélez
14 de Febrero de 2013


Con la última medida devaluacionista del Gobierno venezolano, se prevé una caída de las exportaciones colombianas hacia el vecino país.


Foto: EFE 

El Gobierno venezolano anunció una devaluación de casi el 32 % de su moneda frente al dólar para combatir el “brote inflacionario y especulativo” del país.


La quinta devaluación del bolívar decretada por el Gobierno venezolano en los últimos diez años genera preocupación en los mercados que intercambian productos con ese país, y hace prever una desventaja comparativa de los bienes importados por esa Nación al perder valor de exportación. 


Es así como en el vecino país existe un tipo de cambio fijo, lo que quiere decir que, por el contrario de Colombia que es libre mercado y se ajusta a las condiciones que presenta la economía, el Gobierno lo ajusta cuando se ve obligado. De acuerdo con analistas, desde hace mucho tiempo se veía necesaria la devaluación del bolívar, debido, entre otras, a la alta inflación que deteriora el poder adquisitivo de esa moneda. 


Como medida, el Gobierno venezolano devaluó su moneda frente al dólar el pasado viernes, de 4,3 a 6,3 bolívares, ante los brotes inflacionarios que presenta esta economía, la cual a su vez depende mucho de sus importaciones. 


Según Alejandro Reyes, director de Investigaciones Económicas de Ultrabursátiles, “esa depreciación pone en desventaja comparativa los bienes que producimos en Colombia, los hace más costosos para el venezolano promedio y abarata más los bienes venezolanos para el colombiano. Eso debe impulsar las importaciones de bienes desde Venezuela a Colombia y debe ir en detrimento de las exportaciones que venían creciendo bastante en los últimos meses de Colombia a Venezuela”.


Así lo demuestran los datos revelados por la Coordinación de Estudios Económicos de la Dian, en los que se lee que a noviembre 30 las exportaciones a Venezuela alcanzaron en 2011 US$1.750 millones, mientras que en 2012 estas fueron por un valor de  US$2.697 millones. 


Reyes explicó que “nosotros alcanzamos una tasa de crecimiento cercana al 70 % de las exportaciones a Venezuela, producto en buena medida que ese país no tiene en este momento grado de crecimiento importante y que nuestros bienes prácticamente se habían abaratado en el mercado venezolano, pero con esta medida se devuelve un poco esa historia”.


Así las cosas, recuperar nuevamente el mercado venezolano será aún más complicado para los exportadores colombianos, aunque de acuerdo con el analista “el único tema que nos favorece es que la economía del vecino país se encuentra en una situación muy complicada de la producción industrial y eso implica que nosotros podemos seguir teniendo cabida a pesar de los costos, por el simple hecho que ellos tienen un problema muy serio de abastecimiento”, concluyó.