Columnistas

El tri醤gulo de hierro
Autor: Hern醤 C醨denas Lince
11 de Febrero de 2013


Contin鷒 estudiando profundamente todo lo relacionado con la transformaci髇 de la educaci髇 y me he encontrado un interesant韘imo estudio del profesor Richard Stengel quien, en que habla de la educaci髇 superior


Continúo estudiando profundamente todo lo relacionado con la transformación de la educación y me he encontrado un interesantísimo estudio del profesor Richard Stengel quien, en que habla de la educación superior, la que hoy es la base fundamental para todos los países en desarrollo para que sus habitantes disfruten el bienestar de la vida.


El profesor Stengel dice que los tres lados básicos del triángulo de la educación son: acceso, costo y calidad. El acceso tiene que ser fácil y equitativo para toda la población. Al respecto de este tema podemos ver que en Colombia hay enormes sectores de la población que lamentablemente están marginados y no tienen la menor posibilidad de acceder a buenos centros educativos en donde los estudiantes se capaciten debidamente para orientar a toda la sociedad hacia un progreso calificado, lo que es básico para que el país pueda desarrollar una competitividad alta, ya que todos los países están interactuando gracias a los modernos medios de comunicación y a los progresos en el transporte. ¿Cuándo se imaginaba alguien en el tiempo de Cristóbal Colón que se podía viajar de América a Europa en un avión en unas pocas horas?


Otro inteligente lado del triángulo es el que se refiere al costo, el que debe ser capaz de cubrir a la gran mayoría de la población, lo que sí produce un continuo progreso y bienestar. La capacitación de las nuevas generaciones es fundamental para los países latinoamericanos.


Revisando la historia nuestra veremos cómo hace unos cien años la educación superior era un privilegio que poseían unas pocas familias adineradas. Al respecto acabo de estudiar que en los primeros años del siglo XX, en el municipio de Bello, en Antioquia, entre las mujeres se daba un mayor índice de alfabetismo, pues a los hombres se les decía que no perdieran el tiempo estudiando en escuelas públicas, y a todos se les ordenaba que se fueran a las calles a rebuscar alguna moneda.


El tercer y último lado del triángulo de la educación es la calidad, asunto fundamental pues los altos grados de calidad producen progreso a toda la comunidad, pero este tercer y último lado del triángulo requiere óptima calidad en todos y cada uno de los maestros, lo que a su vez requiere buenos sueldos para todos los docentes y que ojalá hayan pasado con éxito por las mejores universidades de los países más desarrollados y ricos del planeta, lo que a su vez requiere conocimientos en otros idiomas.


Después de la rápida visión de los tres lados del triángulo de la educación superior hago un positivo balance para Antioquia y para Medellín, pues tanto el Gobernador como el Alcalde de Medellín están exitosamente trabajando en esos puntos precisos, y reitero mi felicitación para ellos pues se ve que conocen y dominan el tema de las características del famoso triángulo de hierro.