Economía

Slamming on the brakes of the mining locomotive
Frenazo a la locomotora minera
Autor: Mauricio Berrío Vélez
9 de Febrero de 2013


Los últimos acontecimientos en el sector minero-energético amenazan el camino de la locomotora minera para el presente año. Expertos del sector opinan que tales acontecimientos pudieron preverse con mayor presencia institucional.



Dos acontecimientos conocidos por la Opinión Pública esta semana como son la suspensión por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, a la Drummond en cuanto el transporte de carbón en Santa Marta y la huelga decretada por los trabajadores de El Cerrejón Limited, amenazan con obstruir los rieles de la locomotora minera del Gobierno Santos. 


El presidente Juan Manuel Santos se refirió a la huelga votada por los trabajadores de El Cerrejón representados por Sintracarbón, el sindicato de la compañía, diciendo que    «Ahí nadie gana, pierde el país y pierde mucho, porque cada día que pasa deja de percibir regalías, deja de percibir una serie de ingresos muy importantes que van en su inmensa mayoría a la inversión social”.


Los trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria del Carbón, Sintracarbón, entraron en huelga indefinida tras fracasar una negociación que buscó solucionar una disputa de salarios, “equidad y legitimidad de sus peticiones en materia de salud y riesgos profesionales, dignidad de sus colaboradores, equidad con los trabajadores tercerizados, protección del medio ambiente de La Guajira y respeto a las comunidades de la región”, según el sindicato. 


El presidente, aunque aclaró que siempre ha respetado el derecho a la huelga de los trabajadores, afirmó que «yo le he pedido al ministro de Trabajo, Rafael Pardo, que personalmente vaya al Cerrejón y vea si pueden reunirse otra vez en la mesa y hagan lo posible para que esta huelga no prospere, no continúe, porque el daño para todo el mundo sería muy grande». 


Por su parte, Eduardo Chaparro, director de la Cámara de Asomineros de la Andi, dijo que “en el caso laboral uno lo que espera es que la cordura y la sensatez estén presentes en la mesa, en la medida en que si bien es cierto que se pudo haber dado unas ganancias el año pasado, hacia el futuro esas ganancias están comprometidas por la caída de los precios”. 


En ese sentido, Chaparro agregó que “nosotros hemos venido insistiendo en que el asunto es muy complicado en términos de lo que significa el aporte económico de la industria a las arcas de la Nación, a las arcas departamentales y a las arcas municipales”.  


Por otro lado, Álvaro Pardo, director de Colombia Punto Medio, afirmó en cuanto al problema laboral de El Cerrejón que “obviamente el país se va a afectar porque habrá freno a las exportaciones y no van a cumplir las metas y habrá menores ingresos por concepto de regalías, pero en ese tema hay otros aspectos que no se cuestionan”. 


Asimismo, Pardo dijo que “lo que sí es lamentable es que el Gobierno Nacional mire solamente cuáles van a ser los impactos en términos económicos y no haya previsto otro tipo de impactos hacia atrás como son los impactos ambientales, sociales y los económicos ya más relacionados con las otras variables de inflación, la Enfermedad Holandesa, etc”.


En ese sentido, Pardo afirmó que “vemos una empresa que se ha enriquecido por las ganancias de los precios del mercado internacional, que nos los compartieron con el Estado y que hoy que los precios están bajando se lamentan de no poder retribuir a los trabajadores con salarios que compensen el riesgo en las operaciones de carbón en La Guajira”.


De acuerdo con estimaciones del sector minero, aunque aún no se tiene el dato oficial de producción de carbón en 2012, las estimaciones señalan que podría ubicarse entre 88 y 90 millones de toneladas, lo que implica un crecimiento de entre el tres y el seis por ciento respecto del año anterior. 


Claudia Jiménez, directora ejecutiva de la Asociación del Sector de la Minería a Gran Escala, afirmó que la situación actual del sector implica “ser muy cuidadoso” con las proyecciones de 2013. “Por lo pronto, puede decirse que el 65,7 % de la producción diaria de carbón de Colombia está comprometida y que de la prolongación en el tiempo de esta situación, dependerá el impacto sobre la tasa de crecimiento en el presente año”. 


Competitividad y comercio exterior


Según el director de Asomineros de la Andi, Colombia es un proveedor importante en el mercado interoceánico. “Colombia es un pequeño productor de carbón si se mira los volúmenes totales producidos por los gigantes como Canadá, Australia, la China y EE.UU., pero el mercado internacional es una cosa distinta y  por supuesto Colombia se ha caracterizado por ser un proveedor sólido de combustible fósil y es un trabajo que se ha hecho en los últimos 35 años con un esfuerzo gigantesco que puede verse afectado si estas dos situaciones se prolongan en el tiempo”.


Por su parte, Pardo dijo que “hoy el carbón está más o menos entre 60 y 80 dólares la tonelada en el mercado internacional.  Si estos señores en otras oportunidades han pedido vender carbón a 30, 35 dólares la tonelada, quiere esto decir que es cierto, los precios sí han bajado, pero lo que a ellos se les ha disminuido es la ganancia extraordinaria”. 


Por último, Pardo enfatizó que “no podemos decir que de pronto ya no es competitivo el mercado internacional por dos razones adicionales: las grandes compañías tienen contratos de largo plazo a precios pre-establecidos, ellos no están saliendo a vender al mercado spot, al que le ofrezca primero”, y concluyó diciendo que “ellos tienen contratos de largo plazo con precios garantizados y además tienen seguro sobre los precios, entonces están doblemente asegurados, entonces que no digan que no son competitivos porque el precio cayó, eso no es cierto”.