Economía

Colombia, one of the most competitive on energy
Colombia, de los más competitivos energéticamente
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
4 de Febrero de 2013


Las políticas en materia energética de Colombia son la principal razón por la que fue considerada como uno de los países más competitivos del mundo. Los proyectos de generación y el potencial de exportación de electricidad, algunos de los puntos des


 


Según los resultados del estudio ‘Global Energy Competitiveness Index’ realizado por la firma de Asesoría y Auditoria Kpmg y el centro independiente de investigación internacional Institut Choiseul, Colombia se ubica como el quinto país más competitivo energéticamente del mundo y el segundo del continente americano.


De acuerdo con el estudio, único en el mundo que mide y analiza la competitividad y el desempeño de las políticas gubernamentales de energía, Colombia supera en la clasificación mundial a Nueva Zelanda, Suiza, Finlandia, Francia y Reino Unido y en América solo es sobrepasado  por Canadá, que en general ocupó el segundo lugar en el ranking.


Las razones por las que Colombia  se ubica en este importante puesto, tienen que ver, según el documento, con “un fuerte uso de energía mixta (en el mundo, el número 2°) y a su estrategia de energía que es compatible con la preservación y un mejor balance ambiental”.


Al respecto, José Jesús Peña, socio de Kpmg Colombia y encargado de la Industria de la Energía y Recursos Naturales, aseguró que “los resultados de Colombia para el 2012 demuestran que las estrategias del país buscan mejorar las condiciones para hacer negocios y establecer un equilibrio racional del uso de la energía que están dando sus frutos”. 


La investigación analizó 146 países con base en criterios como la calidad en la energía mixta, el acceso a la electricidad, el nivel de disponibilidad y la huella de emisión de carbono que generan y está fundamentada en los datos oficiales publicados por las bases de datos y estadísticas internacionales (incluyendo los del Banco Internacional, la Agencia Internacional de Energía y la Oecd).


Panorama mundial


Del total de los países estudiados, el informe concluye que una tercera parte se puede clasificar como “de alto desempeño” gracias a tener un balance de energía mixta, energía disponible, accesibilidad y control del impacto sobre el entorno.


De esta forma,  se observa que los países del hemisferio norte sobresalen en el listado, siendo Noruega el de mejor desempeño, seguido por Canadá e Islandia.


En cuanto al continente asiático, se destacan Brunei en el puesto 18, seguido de Corea del Sur y Japón  en los lugares 21 y 25 respectivamente.


África por su parte presenta los niveles más bajos en competitividad energética del mundo, aunque el país más destacado es Angola, que se posiciona en lugar 40. 


En el caso de Europa, se resalta su política energética estructurada, con balance económico a pesar de que es una región que no tiene los recursos naturales para la generación de energía, que es la ventaja de Colombia y por eso, se registran cuatro de los países (Dinamarca, Suiza, Finlandia y Francia) de este continente en el top 10 global, y cinco más (Reino Unido, Austria, Alemania, Eslovaquia y España) en el top 20. 


Frente a esto, Pascal Lorot, presidente fundador del Institut Choiseul, manifiesta que “Europa en particular, ha desarrollado una política de control para la energía eficiente mientras aumenta la proporción de energías renovables en las energías mixtas”.


Desempeño de América Latina


Para Latinoamérica los resultados son destacables pues los países de la región presentan compatibilidad entre sus políticas energéticas y la preservación de los balances ambientales, “debido a una buena energía mixta y un bajo nivel de industrialización, los cuales limitan los efectos negativos en el medio ambiente”.


Salvador, Guatemala, Costa Rica y Nicaragua encabezan la lista en este sentido, compartiendo Colombia y Brasil el séptimo lugar, con una base energética balanceada y diversificada en términos de energías renovables sostenibles y no sostenibles. 


Con el panorama mundial que muestra este informe también se aclara  finalmente que hay “ciertas tendencias básicas que pueden liderar cambios en el ranking a mediano plazo”, como lo son el retroceso de las energías nucleares en algunos países, el uso de gas de esquisto y el desarrollo de energías renovables.


 



Medio ambiente

 


La conservación y el impacto en el medio ambiente sigue siendo uno de los factores más importantes en cuanto a competitividad. Este ranking muestra que América Latina y África se convierten en los líderes de iniciativas en energía mixta y la preocupación por la huella ambiental.


Así, países en África central y ecuatorial como la Republica Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial, Angola y Gabón, así como los países de Suramérica como Colombia, Venezuela y Paraguay se destacan por la disponibilidad de hidrocarburos y los abundantes recursos hidráulicos. Mientras que naciones asiáticas como China, India y Japón “parecen prestar menor atención a los temas medio ambientales, con la excepción de las Filipinas (Puesto número 3° en el ranking mundial)”.