Economía

Severance funds’ interests to be paid today
Hoy pagan intereses de las cesantías
Autor: Mauricio Berrío Vélez
31 de Enero de 2013


Se estima que entre los meses de febrero 2001-2012, la cobertura de afiliados a los fondos creció en cerca de 3.6 millones de trabajadores.



Los fondos de pensiones y cesantías que existen en la actualidad son Bbva Horizonte, Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia. 

 


Hoy es la fecha límite que los empleadores del país tienen para  efectuar el pago de los intereses de las cesantías acumuladas al pasado 31 de diciembre. Este pago debe hacerse directamente al empleado con una tasa del 12 % anual, a diferencia de las cesantías que deben consignarse en un fondo. 


Expertos de la Asociación Colombiana de Administradores de Fondos de Pensiones y de Cesantías, Asofondos, explicaron que las cesantías son una prestación social a la que tiene derecho todo trabajador  que tenga un contrato laboral y equivalen a un mes de salario por cada año de servicio o proporcional al tiempo laborado y el empleador debe consignarlas cada año, antes del 15 de febrero, en un Fondo de Cesantías a todos los trabajadores, excepto a quienes devengan más de 10 salarios mínimos. 


Según Asofondos, para los cerca de siete millones de trabajadores que acceden a este instrumento (seis millones de afiliados a los Fondos Privados de Pensiones y cerca de un millón al Fondo Nacional del Ahorro), las alternativas de uso a las que tienen derecho con dicho ahorro, se enfocan en tres necesidades básicas amparadas por la ley: vivienda, desempleo y educación. 


En ese sentido, la entidad afirma que “al observar los patrones de comportamiento de uso de las cesantías, vemos que entre marzo de 2001 y octubre de 2012 los trabajadores utilizaron un monto total de 20,4 billones de pesos provenientes de su ahorro en cesantías”. 


Asimismo, un análisis más reciente hecho por la Asociación, indica que del total de los retiros mensuales, un 44 % cubrió gastos asociados a vivienda, un 35 % se destinó para la protección del empleado frente a desvinculación laboral y cerca de un 8 % se invirtió con fines educativos. 


Cesantías y vivienda


De Acuerdo con Asofondos, el principal uso que los trabajadores dan a sus cesantías es la vivienda. Prueba de ello es que entre los meses de enero y octubre de 2012, cerca de $1,25 billones de las cesantías se destinaron a compra, mejoramiento o liberación de vivienda.


“Es tal la importancia de estos retiros dentro del contexto del trabajador colombiano, que si estableciéramos una relación entre los retiros de cesantías para compra de vivienda y los desembolsos de cartera de Vivienda de Interés Social VIS, esta proporción alcanzaría un nivel histórico promedio del 23 %, lo que resulta altamente significativo”, según los técnicos de la entidad. 


Asimismo, en el periodo 2001-2012, del total de los retiros para educación, culminación de contrato o financiamiento de vivienda, (compra, mejoramiento o liberación), un 56 por ciento estuvo asociado a esta última categoría. 


Cesantías y desempleo


De otro lado, entre enero y octubre de 2012, 892.000 millones de pesos en cesantías fueron destinados para proteger a los trabajadores colombianos ante eventos de desempleo.


De igual manera, entre marzo de 2001 y octubre de 2012 el 38 % de los retiros de las cesantías se destinó para satisfacer esta categoría. En este periodo, explica Asofondos, el monto de los retiros de cesantías para cubrir periodos de desempleo ascendió a 7,8 billones de pesos. 


En ese sentido, los recursos del régimen de cesantías administradas por los fondos privados protegen de forma especial a los trabajadores de menores ingresos del sector formal (menos de dos salarios mínimos) quienes representan más del 80 % de los trabajadores afiliados a los fondos de cesantías.


“De ahí la importancia de que el trabajador considere sus cesantías como un ahorro de largo plazo que puede brindarle no solo mayor bienestar y progreso, mediante la inversión de sus cesantías en vivienda y educación, sino también mayor protección en la eventualidad de terminación de contrato laboral, protección que crece con el ahorro de los trabajadores”, según Asofondos. 


Asimismo, entre las obligaciones que se tienen como afiliado a un fondo de cesantías está el no afiliarse a más de un fondo por cada contrato de trabajo, así como dar aviso tanto a la sociedad administradora como al empleador en caso de querer trasladarse de fondo y cumplir con los requisitos y procedimientos establecidos para el retiro parcial o total de las cesantías. 


Por último las obligaciones que tiene el empleador respecto de las mismas son, según el Artículo 99 de la Ley 50 de 1990, consignar las cesantías del empleado antes del 14 de febrero del año siguiente al que se causaron. En caso contrario, el empleador deberá pagar un día de salario por cada día de retraso, según lo explicado por Asofondos. 



Ley de Protección al Cesante

El jefe de la cartera de Trabajo, Rafael Pardo, señaló que las personas que pueden acceder a la Política de Protección al Trabajador Cesante son “todos los trabajadores formales del sector público y privado, sobre quienes los empleadores hayan realizado aportes a las cuentas individuales de Protección al Cesante y a las Cajas de Compensación Familiar por un periodo no inferior a doce meses continuos o discontinuos”. También podrán acceder a esta Política los trabajadores independientes o con salario integral, quienes voluntariamente quieran hacer uso del mecanismo y que cumplan estos mismos requisitos. La Política de Protección al Cesante contempla el apoyo durante seis meses contados a partir del mes siguiente al registro como desempleado, con la intención de que la persona se reenganche al mercado laboral antes de ese tiempo. Igualmente la base de liquidación del ingreso corresponderá al salario promedio sobre el cual se efectuaron los aportes en los últimos doce meses.