Economía

Consensus to curb imports
Consenso para frenar importaciones
Autor: César Augusto Betancourt Restrepo
24 de Enero de 2013


Como positivas fueron tomadas las nuevas medidas del Gobierno Nacional para frenar las importaciones del sector confecciones.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Edwin Salazar, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines. 

 


Después de una concertación entre la Cámara Colombiana de la Confección y Afines, Cccya, se modificó  la carga arancelaria a las importaciones de textiles, quedando así en un arancel del 10 por ciento Ad Valorem (al valor) y de 5 dólares por kilo de confección. 


La modificación se hizo un día después de que el presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunciara que la carga arancelaria iba a ser del 10 por ciento Ad Valorem pero solo 4 dólares por kilo de material de confección. 


Según Edwin Salazar, presidente de la Cccya, este consenso se dio gracias a que el Gobierno dejó abierta la puerta para hacer un camino de concertación junto con toda la cadena. 


La decisión “la tomamos muy bien, es fantástica para nosotros y creo que medidas de este tipo, claras, concisas, concretas y sin pañitos de agua tibia, que van de cara al sector, le caen muy bien a la industria textilera”, agregó Salazar.  


En igual sentido, Enrique Gómez, vicepresidente del gremio textilero, advirtió que esta es una medida “sin precedentes en la historia del país”, y que de esta manera el Gobierno se muestra comprometido con el empleo del país. “Se disparará el empleo formal y el crecimiento de la industria”, añadió Gómez. 


La petición 


Los representantes del sector textil se mostraron entonces conformes con la nueva medida adoptada por el Gobierno Nacional, aunque en un estudio que le presentó la Cccya al presidente Santos el 28 de noviembre del año pasado, precisaba un arancel de 5,5 dólares por kilo y 15 por ciento de impuesto Ad Valorem por la mercancía importada, para equilibrar las cargas. 


No obstante, Salazar manifestó que entendían que el Gobierno tenía que maniobrar “porque hay importadores que tampoco podían verse perjudicados 


Nosotros hicimos un estudio muy serio que daba 5,5 dólares por kilo y 15 de arancel, eso es lo que nos daba lo óptimo. Sabemos que el Gobierno tenía que maniobrar porque hay gente importadora que tampoco podía verse perjudicada, entonces hay que buscar puntos de negociación y entendemos que el Gobierno tenía que hacerlos. 


 



¿Y ahora qué?

 


“Ahora queda que los confeccionistas hagan lo que tienen que hacer, que es recuperar el mercado nacional, proyectar el mercado internacional a través de los TLC, con la ayuda de Proexport”, anunció el presidente de la Cccya.  


De igual forma, Salazar indicó que se debe trabajar en formalizar a las personas que trabajan desde sus casas, “que no tienen sus pagos parafiscales y que aprovechemos la Ley 1429 promulgada por este Gobierno para formalizar con un plan como el padrino, que fue diseñado por la Cámara Colombiana de la Confección junto con el Programa de Transformación Productiva del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo”.