Economía

The NMA (National Mining Agency) gives details on extension of mining contracts
La ANM detalla prórroga de contratos mineros
17 de Enero de 2013


Los términos de los contratos de la mina Cerro Matoso,propiedad de BHP Billiton y Paz del Río,propiedad de la brasilera Votorantim, fueron dados a conocer por la Agencia Nacional de Minería luego de que las prórrogas fueran concedidas por el Gobierno


Foto: Cortesía 

Cerro Matoso deberá realizar inversiones para incrementar en un 50 % su capacidad de procesamiento.

Redacción economía


La Agencia Nacional de Minería elaboró dos abecé sobre  la prórroga de los contratos de la Nación con Cerro Matoso y Minas Paz del Río, los cuales incluyen los argumentos de la negociación, criterios de actualización, inclusión de aspectos cualitativos, así como los beneficios sociales, ambientales y laborales, entre otros, de acuerdo con la entidad.


Es así como en este documento, se indica que los derechos de extracción de níquel para la compañía Cerro Matoso fueron adjudicados mediante los contratos  866 (1963) y 1727 (1970) cuyo vencimiento ocurrió en septiembre de 2012.  Posteriormente, se firmó el contrato de aporte 051-96M de 1996 que incluye mayores áreas.


En él se determinó que una vez vencidos los contratos 866 y 1727, las áreas de estos y sus derechos de explotación, se incorporarían inmediatamente al contrato 051-96M. “Es importante aclarar que el término inicial del vencimiento del contrato 051-96M es el año 2029 y que en el mismo se determinó la opción de una prórroga contractual hasta 2044”, dice el documento.


Argumentos para la negociación


El documento señala que en el caso particular de la única mina de recursos de níquel identificada en el país de acuerdo con estudios geológicos, se puede concluir que el grado de níquel presente en la mina viene disminuyendo por razones naturales y continuará haciéndolo en los próximos años. “Por esta razón, de no hacer algo, pronto las reservas de la Nación se agotarían en los próximos años”.


Además, el Consejo de Estado ratificó la legalidad del contrato y señaló que este es renegociable en todos sus aspectos, por lo que la autoridad minera está en la obligación de evaluar la posibilidad de prórroga del contrato, teniendo en cuenta que la empresa solicitó la misma desde 2007 como parte de sus derechos contractuales.


Criterios cualitativos


La mina Cerro Matoso, de propiedad de BHP Billiton, incluirá en sus mecanismos permanentes de rendición de cuentas información completa relacionada con impactos en la salud y seguridad de los trabajadores y habitantes del entorno, la gestión de los derechos humanos, los acuerdos con sindicatos y los beneficios a la comunidad y a sus colaboradores.  


Asimismo, las inversiones sociales que la empresa realice deben tener condiciones de sostenibilidad y estar alineadas con los planes de Gobierno Nacional, Departamental y Municipal.


De esta forma la empresa contará con un sistema de gestión integral que busque prevenir incidentes de salud, seguridad, medio ambiente, relacionamiento con las comunidades y derechos humanos teniendo las herramientas para tomar decisiones informadas acerca de sus impactos sociales y ambientales.


En resumen, según lo indica la ANM, se ha alcanzado una negociación integral que incluye mejores prácticas en todos los aspectos contractuales. En la negociación se establecieron criterios objetivos y claros beneficios en lo social y ambiental, que no existen en los contratos de concesión actuales en Colombia, como sí ocurre con este nuevo acuerdo.


Minas Paz del Río


En cuanto a la empresa Minas Paz del Río, esta tiene derechos de extracción de carbón en el departamento de Boyacá otorgados mediante el contrato 070 de 1989 con vencimiento en 2019, el cual permite la posibilidad de una prórroga por un término adicional de 20 años.


Para la actualización del acuerdo se tuvieron en cuenta variables cualitativas y cuantitativas, según la ANM, donde  adquieren una mayor relevancia los aspectos sociales y ambientales en concordancia con los parámetros internacionales para el sector de la industria extractiva. En ese sentido,  las condiciones económicas de compensación para el Estado se incrementan.


Mayores ingresos para la Nación


Bajo el nuevo acuerdo, las condiciones económicas de compensación al Estado mejoran desde la firma del mismo, siendo una de las más altas a nivel nacional para extracción de carbón metalúrgico.


Se fija una compensación económica adicional del 5 % calculada como porcentaje de las regalías pasando del 10 al 15 % para producciones menores a 2.5 millones de toneladas al año y de 15 a 19 % para producciones mayores a 2.5 millones de toneladas.


Adicionalmente, se hace obligatoria una inversión social equivalente al 1 % de la utilidad operacional que en ningún caso puede ser inferior a $720 millones en promedio anual (actualizable por IPC año a año). 


De acuerdo con la Agencia, una de las razones para continuar con Minas Paz del Río y la compañía Brasilera Votorantim, es que ha venido realizando un proceso de transformación de sus procesos industriales y ha realizado una inversión cercana a 140 millones de dólares y prevé una inversión de capital alrededor de 2 billones de dólares. 



Criterios de actualización


Entre los criterios generales de actualización del acuerdo con Cerro Matoso se encuentran la incorporación de variables cualitativas y cuantitativas dentro del contrato: el condicionamiento de variables como el aumento del 50 % en la capacidad de procesamiento, así como la actualización del marco jurídico a las condiciones actuales, mayores controles de manejo ambiental, incremento en las compensaciones económicas para el Estado, compensaciones fijas independientes de las condiciones del mercado de níquel, inversión social sostenible y la inversión social obligatoria en el área de influencia directa de la mina con un valor mínimo anual promedio de 4.400 millones de pesos, entre otras disposiciones.





Paz del Río en términos sociales


El acuerdo con esta minera exige un monto fijo mínimo de inversión social de 720 millones de pesos al año en promedio en el área de influencia de la mina (Socha, Socotá, Tasco y Paz del Río en Boyacá). "Esta inversión deberá ser directa a la comunidad sin descontar costos de operación de las fundaciones ni aportes puramente filantrópicos y deberá realizarse bajo criterios de sostenibilidad", reza el contrato. Adicionalmente, la empresa se compromete a establecer planes de formalización minera, en el que involucra más de 400 mineros tradicionales que hacen parte del encadenamiento productivo, y quienes realizaban su actividad de manera informal.