Economía

Making a company, thinking like a company
Hacer empresa, pensar como empresa
Autor: César Augusto Betancourt Restrepo
7 de Enero de 2013


Las dificultades de ser emprendedores no son siempre las mismas para los jóvenes empresarios. Para unos resulta ser la financiación mientras que para otros, el acceso a mercados es el mayor reto.


Foto: Cortesía 

Para pasar del plan de negocio a la realización del mismo, los miembros de Delta Climático se enfrentaron al paradigma de pensar como empresa y mantener los ideales de la organización. 


El departamento y la ciudad han hecho una fuerte apuesta por el emprendimiento como forma de contrarrestar los problemas de empleo y competitividad que se presentan en la región.


Así se han creado diferentes organismos y concursos que tienen como misión el fortalecimiento de las ideas para que estas se conviertan en posibilidades reales de negocios. Entre estas entidades se encuentra el Parque del Emprendimiento, el cual ha ayudado a concretar Delta Climático.


Esta empresa nació del Grupo de Mitigación de Cambio Climático de la Universidad de Antioquia, el cual se dedicaba a la exploración de estrategias para mitigar las problemáticas asociadas al cambio climático.


Carlos Andrés Uribe, gerente de Delta Climático, explicó que en un principio se investigaba sobre las medidas de reducción de emisiones de gas de efecto invernadero, identificando tecnologías que podían servir como medidas de manejo ambiental para reducir esas emisiones. Después el grupo se enfocó “en los mercados de carbono y cómo estos nos servían de plataforma o de estructura para poder escalar esos productos de investigación que veníamos identificando para poder prestar servicios”.


En esa etapa de grupo de investigación de la Universidad de Antioquia, los miembros empezaron a identificar la posibilidad de ofrecer su servicio a otras empresas y fue entonces cuando tomaron la decisión de lanzarse al emprendimiento.


De la Universidad a la empresa


Los emprendedores tuvieron su primera dificultad para prestar sus servicios desde el interior de la Universidad de Antioquia, ya que al ser un ente público tiene “un montón de controles y restricciones en términos jurídicos y presupuestales, que hacían que las dinámicas de la empresa privada, como son tan rápidas, no se ajustaran a los procesos internos de la Universidad”, precisó Uribe.


“Entonces nosotros seguíamos con los procesos de investigación pero estábamos antojados de hacer realidades más que seguir con construcciones teóricas”, dijo el emprendedor.


De esta forma empezaron a contemplar la posibilidad de prestar los servicios por fuera de la Universidad y ser una entidad jurídica independiente y así poder “moverse más ágilmente”. Es así que acudieron al Parque del Emprendimiento para concretar la idea y llevarla a la empresa.



Actualmente Delta Climático está trabajando con el Parque del Emprendimiento, en conjunto con un asesor para  diseñar una estrategia y abordar nuevos clientes y tener más acceso al mercado. 



De la idea al negocio


“Como grupo de investigación es muy difícil porque uno no tiene idea de que hay que hacer mercadeo en una empresa, que debe haber imagen, que hay costos administrativos que cuando uno está en la Universidad, pues mamá universidad se encarga de todo”, señaló Uribe.


Este fue uno de los principales problemas a los que se enfrentaron los miembros de Delta Climático, pues tenían el conocimiento técnico y científico, pero no tenían conocimiento sobre lo que implica manejar una empresa.


En ese sentido, Uribe indicó que “al principio pensábamos que eso era fácil pero la realidad es que no. Ahí fue que el Parque del Emprendimiento empezó a ser relevante para nosotros porque a través de este, hubo una serie de elementos de formación que nos empezaron a entregar y entonces empezamos a abrirnos los ojos en un montón de cosas”.


En un comienzo Delta Climático creyó que el principal socio de la empresa iba a ser la Universidad de Antioquia, pero “hacer que un ente público tenga participación accionaria dentro de una empresa es complicado”, así que los emprendedores decidieron empezar el negocio con los recursos que se habían generado desde que eran grupo de investigación.


Como Delta Climático ya había empezado a tener clientes, la necesidad de ser una empresa independiente se hizo manifiesta. Es por eso que se decidió entonces pasar del concepto Spin off (en el que la Universidad participa) a ser Start up, que significa que la idea sale de la Universidad pero esta no tiene participación.


“Entonces la relación que ahora tenemos con la Universidad es que somos un canal y tenemos diferentes alianzas con grupos de investigación en los que identificamos potenciales para hacer más investigación sobre el cambio climático y reducción de emisiones y esas alianzas nos permiten enfrentarnos a proyectos de diferentes índoles”, manifestó el emprendedor.


Acceso a mercados


Como desde que eran grupo de investigación ya habían accedido a clientes, esto impulsó en un comienzo la creación de Delta Climático.


Actualmente la Gobernación de Antioquia puso en ejecución un proyecto que posibilita aprovechar subproductos de los residuos orgánicos que actualmente están afectando el entorno natural en el departamento, en alianza con esta joven empresa.


Este proyecto busca la generación de productos de alto valor agregado que permite a las entidades encargadas del manejo de residuos en los municipios, ser más sostenibles económicamente y disminuir el impacto ambiental negativo de los residuos en el departamento.


Además, con el Parque del Emprendimiento, están trabajando en una estrategia para abordar nuevos clientes y crecer como organización.





Mensaje a emprendedores


“Nunca desfallecer”, ese es el mensaje que Carlos Andrés Uribe, gerente de Delta Climático le da a los jóvenes emprendedores que luchan por sacar adelante su idea, su empresa o sus sueños.


“Nosotros nos hemos enfrentado muchas veces a problemas que no hemos sido capaces de solucionar y por eso tenemos el plan B, el plan C”, manifiesta el empresario, quien además agrega que aunque ser emprendedor no es fácil y se presentan muchas dificultades, mientras se tenga la meta y el objetivo claro, se puede encontrar la forma.