Fútbol en el Mundo

Con un marcador 4-3 Cristiano Rescató al Real Madrid
Autor: Redacción EL MUNDO
6 de Enero de 2013


Ante una Real Sociedad que desaprovechó un triplete de Xabi Prieto (4-3) y jugar en superioridad numérica por la expulsión de Antonio Adán, un doblete de Cristiano Ronaldo marcó el partido.



EFE

 


EFE


El primer partido de 2013 en el Santiago Bernabéu pasó factura a Mourinho. Por primera vez desde que llegó, la afición silbó masivamente su nombre cuando fue nombrado por megafonía. Los 16 puntos de distancia con el Barcelona y el pulso público evitable con el capitán Iker Casillas agotan la paciencia del seguidor blanco. El técnico fue señalado.


Sin Sergio Ramos, Pepe, Raúl Albiol, Marcelo ni Coentrao, la imagen de la defensa madridista era un drama. Essien de lateral derecho, Arbeloa desubicado en la izquierda y dos centrales como Varane y Carvalho que sufrieron como nunca. A los seis minutos un mal despeje de Adán acababa en cesión de Carvalho y un penalti claro al mexicano Vela le costaba la expulsión.


El portero es el puesto del equipo de más confianza. El titular la siente y el suplente la busca. Casillas no tiene la de Mourinho y pese a sus galones saltó nervioso. Falló en sus dos primeras acciones. Regaló un pase a Xabi Prieto, que disparó al lateral de la red, y dejó una mala salida por alto. La Real Sociedad ya se había adueñado del duelo. Cómoda con el balón, con Vela apareciendo en cualquier zona del campo, probando a Casillas y encontrando la calidad de Prieto.


Cada ataque donostiarra hacía temblar a la zaga blanca. Los centros repletos de calidad de Xabi Prieto generaban peligro y el Real Madrid en inferioridad numérica dejaba patente una evidencia esta temporada, al equipo de Mourinho le falta fútbol. En esas es cuando crece la imagen de Cristiano Ronaldo. Hoy capitán y voluntarioso. Sin medir esfuerzos.


Dos arranques de rabia del portugués en contraataques despertaron al equipo madridista y su afición. El orgullo de Cristiano tiró del Real Madrid. Khedira perdonó un mano a mano en el minuto 34 y segundos después se desquitó con un gol de tacón. El disparo de Carvalho lo desvió el alemán con calidad. Capaz de marcar lo difícil y perdonar lo sencillo. Al borde del descanso, a portería vacía, chutó al cielo. Ya había empatado de nuevo Prieto, aprovechando un rechace tras un disparo de Vela, que sorprendió descolocada a la defensa madridista.


En esos momentos donde el juego queda apartado y solo importa el triunfo, es cuando Cristiano se queda solo en el esfuerzo. Sus continuos intentos de disparos tuvieron su premio. A los 67 minutos Benzemá vio su desmarque, le picó el balón y el portugués, con la zurda, superó la salida de Bravo.


A la heroica el Real Madrid volvía a adelantarse en el partido y Cristiano decía su última palabra a balón parado. Su obús se lo comió Bravo, con parábola y potencia pero centrado, donde un portero debe meter con fuerza los puños. Cuando reaccionó el esférico ya estaba en su portería. La celebración del portugués dejó el apoyo que necesitaba el gran perjudicado de la tarde. Se dirigió a Mourinho, que hoy asomó poco por la zona técnica. El entrenador no estaba para celebraciones.


Regresó Gonzalo Higuaín y el primer balón que le llegó lo estrelló en el travesaño. Xabi Prieto cerraba su gran partido con un “hat-trick” tras el enésimo error de la zaga madridista lanzando mal un fuera de juego y el poste evitó el triplete de Cristiano. La Real acabó con diez por la expulsión de Estrada y con la sensación de haber dejado escapar una oportunidad única de ganar en el Bernabéu. El Real Madrid, en plena locura, saca la cabeza al ritmo de Cristiano.