Gente

Like in your home抯 living-room
Como en la sala de su casa
Autor: Carmen V醩quez
22 de Diciembre de 2012


Esta es la tercera versi髇. Una versi髇 m醩 familiar, con un Juanes tan sencillo como su cabello liso que matiza con un poco de enjuague de color.

Esta es la tercera versión. Una versión más familiar, con un Juanes tan sencillo como su cabello liso que matiza con un poco de enjuague de color. Vestido totalmente de negro estilo informal. Un Juanes que se entrega y más en el Salón Antioquia del Hotel Intercontinental en donde se arropa con su gente. Aquí habla, canta y toca como si estuviera ensayando en la sala de su casa. Así lo dijo y así fue. Como en la sala de su casa. Por eso los temas contribuyeron al entusiasmo por la variedad de un bolero, un tango, un vallenato y si fuera por él... todavía estaríamos disfrutando de la amistad y familiaridad con la que se presentó acompañado de Karen en esta tercera versión. Que no es más que todo su sentimiento volcado al trabajo de su Fundación Mi Sangre. Una Fundación que ha exprimido la camiseta por la paz de las comunas 8, 13 y 6. Y este año más de una lágrima se soltó por ellas.


Gente bonita por donde uno pasaba entre mesas desnudas a la familiaridad del pino. Nada de manteles, pero si un buqué de rosas en miniatura. Empresarios, dirigentes y el señor Efromovich que se roba la atención de todos los presentes.


El menú especial de este año comenzó con: entrada de Roast beef de posta cartagenera; plato fuerte, Róbalo momposino, muy sabroso por cierto, y de postre Frutos de mi tierra. Todo de las manos del chef Juan Jiménez. Pero sigue ganando de postre aquella guitarra en chocolate de la primera versión.


Un flechazo al corazón, las palabras y las notas al piano de Felipe Gómez, quien dijo: “todo líder tiene que tener algo de artista” y fue construyendo esta figura en tres palabras: método, actitud y pasión.


Una cena que disfrutamos como si estuviéramos en la sala de la casa de Juanes y Karen.