Mundo deportivo

With the head held high
Con la frente en alto
30 de Noviembre de 2012


En el Mundial de Tailandia, Colombia consiguió tres victorias y sufrió cuatro derrotas, en siete presentaciones.

Foto: Cortesía 

Colombia tuvo una inmejorable actuación en su estreno mundialista.

Redacción


Con la satisfacción de haber logrado una actuación histórica, arribó ayer a nuestro país la delegación que representó a Colombia en el reciente Mundial de Fútbol Sala, que se celebró en Tailandia.


Un más que decoroso cuarto lugar en su primera experiencia en el máximo certamen de la especialidad, habla a las claras del gran Mundial que cumplió el combinado “cafetero”, superando todas las expectativas.


“Lo primero que quiero manifestar es mi voz de gratitud a Dios y a estos catorce guerreros (su grupo de jugadores), a mis compañeros del cuerpo técnico, a nuestras familias, a la Federación Colombiana de Fútbol y a todos aquellos que nos apoyaron y creyeron en nosotros. Pienso que con nuestra actuación despertamos un sentimiento de emoción”, manifestó, emocionado, el técnico Ósmar Fonnegra a su llegada al país.


El estratega se refirió a la actuación de Colombia en la cita orbital: “Nos costó un poco el debut ante Guatemala (fue derrota 5-2), pero esa experiencia negativa nos sirvió para corregir y a partir de ahí construimos algo que hasta entonces nos había costado, la parte defensiva, porque luego se vio a un equipo sólido, una de las mejores defensas del Mundial y pudimos concretar las pocas opciones de gol que tuvimos”.


Fonnegra también narró un hecho que sin dudas les dio una gran fortaleza para encarar las rondas definitivas: “después del partido contra Rusia (el último de Colombia en el Grupo F, con derrota 2-0), cuando estábamos en la oración agradeciendo porque éramos terceros, entró alguien a decirnos que Guatemala había perdido con Islas Salomón y la euforia era más alta porque ser segundos era el camino que queríamos para llegar más adelante”.


Cumplido el sueño mundialista y ahora Ósmar y sus pupilos tendrán un mes de descanso, porque la agenda de 2013 está muy apretada: “La idea es descansar en diciembre y retomar trabajos en enero, porque tenemos muchos compromisos. En febrero vamos a estar en los Juegos Centroamericanos en Costa Rica, tenemos invitaciones para jugar en Italia e Irán, y además viene la Copa América, el torneo Sub 20, el femenino, y en noviembre participaremos en los Bolivarianos”, apuntó.



“Una experiencia inolvidable”


El antioqueño Jonathan Giraldo, uno de los baluartes de la tricolor, destacó la actuación del equipo en la Copa del Mundo y calificó de "increíble" el hecho de ser partícipe en un certamen orbital: "Fue una experiencia única. Algo muy bonito, estar allá fue cumplir un sueño y pudimos incluso superar los objetivos trazados. Para la Liga Argos es muy importante esta actuación en Tailandia porque el fútbol sala está creciendo paso a paso en nuestro país y ahora necesitamos más patrocinadores y gente que crea en nuestro trabajo, para que Colombia sea una potencia el día de mañana".


De igual forma, el jugador de la escuadra Talento Dorado, de Itagüí, agradeció al pueblo colombiano por las incontables muestras de afecto que recibían a diario, mientras se encontraban en territorio tailandés: "En el primer partido, ante Guatemala, fallamos. Pero luego supimos afrontar lo que se vino y creo que fue clave todo el apoyo que nos enviaron desde Colombia. Eso nos favoreció enormemente, y además teníamos mucha hinchada en Colombia".