Política

Commitment and autonomy
Compromiso y autonomía
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
27 de Noviembre de 2012


Por segunda ocasión fue elegido como presidente del Cabildo Municipal, el político conservador Nicolás Albeiro Echeverry.


Nicolás Albeiro Echeverry, presidente electo del Concejo de Medellín para el 2013

El presidente electo del Concejo de Medellín, Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán, no solo renovó ayer su compromiso con la administración del alcalde Aníbal Gaviria Correa, a quien ayudó a elegir, sino también con la autonomía y la independencia de la corporación en el 2013, por el bien de la ciudad.


Compromiso y autonomía serán los dos objetivos y la tarea que orientarán las acciones, actitudes y decisiones de este abogado conservador, que ayer enfatizó que ese doble ejercicio lo realizará con consensos, con garantías, con responsabilidad, con democracia, con amplitud y siempre teniendo como guía y norte los altos y nobles intereses de las gentes de Medellín que le entregaron un mandato en las urnas.


Su copartidario y colega Álvaro Múnera no solo postuló a este hijo del barrio Doce de Octubre, sino que lo definió muy bien al considerarlo un apasionado por el medio ambiente, pero también un concejal integral que ha abordado los diferentes tópicos de la sociedad, desde lo social, cultural y político, comprometido con la ecología y el desarrollo sostenible.


Y como político neto, con aspiraciones congresionales próximas, Echeverry expresó también su gratitud y agradecimiento a las personas que le han permitido surgir y avanzar en este campo. Tras mencionar  primero el apoyo familiar, mencionó al dirigente Oscar Jairo Orozco, a sus jefes Fabio Valencia Cossio y Juan Gómez Martínez, y a Carlos Mario Montoya (director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá), quien también ayer estuvo presente en su elección por segunda vez como presidente del Cabildo, y de quien dijo que le brinda confianza desde el espíritu generacional que ambos representan en la política conservadora de la ciudad y en su rol como protagonistas de las decisiones públicas locales.


Echeverry Alvarán igualmente asumió ayer otro segundo compromiso y es mantener el nivel tan alto que deja la mesa directiva saliente encabezada por el liberal Bernardo Alejandro Guerra.


Relievó de la actual directiva el hecho de que el Concejo de la ciudad haya alcanzado un apoyo popular del 80 por ciento en la última medición de “Medellín cómo vamos”.


Y anunció que su Presidencia estará muy atenta al proceso de modernización de la Administración Municipal, pero desde la participación y con base en los mapas de procesos.


El entrante vicepresidente primero Luis Bernardo Vélez Montoya fue postulado como un luchador de lo social a favor de los marginados, de los drogadictos y de las prostitutas, promoviendo decisiones y políticas públicas que contribuyan a su recuperación.


Vélez fue muy enfático en que ellos desde la ASI han sido coherentes con su quehacer en la política de la ciudad y que basan en el control político, pues sin él corporaciones como el Cabildo no tendrían ningún sentido.


Este médico fajardista-alonsista fue postulado por un miembro de la bancada del Partido de la U, el médico siquiatra Ramón Acevedo, quien lo llamó: “amigo”.


La bancada del Partido Liberal nominó a la vicepresidencia segunda a la única mujer de la corporación, Aura Marlenny Arcila, a quien el concejal Fabio Rivera definió como una mujer llena de propuestas para la ciudad, no solo en cobertura educativa, sino en su calidad, en el campo de la innovación y la competitividad de la capital de Antioquia y desde lo contable por su permanente preocupación por el estado financiero de las entidades municipales.


El Partido Verde apoyó la nominación del secretario General electo Juan David Palacio Cardona, a quien el concejal Jaime Cuartas calificó como muy preparado para asumir ese apetecido cargo público.



Las votaciones


El Concejo de Medellín está integrado por 21 cabildantes y veinte de ellos votaron ayer en favor de Nicolás Albeiro Echeverry como presidente para la temporada 2013.


El otro voto fue en blanco y la picaresca política en la Corporación era tratar de adivinar quién fue, pues el propio Echeverry dijo que votó por él. Pero hay sospechas. La votación, aunque nominal, fue secreta y obviamente no fue pública.


Luis Bernardo Vélez conquistó el total respaldo de los 21 corporados, mientras que por Aura Marleny Arcila sufragaron veinte compañeros y hubo un voto anulado.


El secretario General sacó 19 votos positivos y dos en blanco.