Economía

Inauguradas primeras estaciones de servicio de GNV EPM
22 de Noviembre de 2012


“Le seguimos apostando a la movilidad sostenible”: Juan Esteban Calle Restrepo, Gerente General de EPM


Lo que hace unos pocos años parecía impensable, por fin está sucediendo: generar y posicionar una nueva cultura de respeto por el ambiente, y como parte de ese logro, optar por combustibles limpios y amigables con el entorno como un estilo de vida.


EPM piensa lo mismo, y bajo esa premisa decidió incursionar de manera directa en el negocio de gas natural vehicular, en una clara apuesta por un proyecto de movilidad sostenible en todo el Valle de Aburrá, que ofrezca a los habitantes de nuestras ciudades un futuro libre de contaminación. Por eso, ayer, EPM dio un paso trascendental para las nuevas generaciones, con la puesta en operación de ocho estaciones de servicio de gas natural vehicular, localizadas en sitios estratégicos del Valle de Aburrá.


Ya son miles los que han adherido a esta cadena de impactos positivos del GNV: los transportadores públicos (taxis y buses), que han comprobado con creces las ventajas ecológicas y económicas de este combustible; la administración municipal, que apostó por esta alternativa para la operación de 20 buses de Metroplús; los ciudadanos particulares, que han podido derrumbar en la práctica tantos mitos absurdos sobre el rendimiento de los vehículos, y EPM, que hace 14 años creyó en el gas natural como una alternativa con múltiples aplicaciones para la vida diaria, hasta posicionarlo como uno de sus servicios más importantes.


También en Urabá


Durante el acto de inauguración de las primeras ocho estaciones propias, el Gerente General de EPM, Juan Esteban Calle Restrepo, resaltó que su apertura hace parte de un plan de inversiones aprobado recientemente por la Junta.


Directiva de la entidad, y que contempla la compra de estaciones de servicio, la construcción de otras nuevas y la celebración de alianzas y convenios con distintos agentes del mercado para impulsar el uso del combustible en toda la región. En 2013 abriremos otras 10 estaciones en puntos claves de la ciudad y en otras regiones de Antioquia, entre los cuales se cuenta Urabá”.


Explicó que con base en esta estrategia, “aspiramos a convertir a EPM en propietario de una red de estaciones de suministro en puntos claves del departamento, que le agreguen valor al servicio de GNV para los más de 43 mil vehículos que hoy funcionan con este combustible. Queremos implementar una red de estaciones de servicio, que den autonomía al tráfico vehicular desde y hacia el Valle de Aburrá, garantizando el suministro del combustible en sitios claves de nuestra geografía”.


Indicó que cada año se están convirtiendo en la región cerca de 5 mil vehículos en promedio, cifra que crece de manera significativa. En 2012 se han convertido 4 mil 357 vehículos, todos ellos apalancados para su abastecimiento con 62 estaciones de servicio de GNV, 58 de ellas en el Valle de Aburrá y las 4 restantes en los municipios del Oriente antioqueño.


EPM cuenta con casi 200 vehículos propios convertidos, y en las futuras compras para ampliación o reposición de su parque automotor, dará prelación a los vehículos que utilicen el gas natural como combustible. Esta misma práctica se está replicando en UNE y en las demás filiales que integran el Grupo EPM.


A la par de su plan de expansión, EPM diseñó un nuevo programa de financiación para facilitar la conversión de los vehículos. Este incluye alianzas con talleres especializados, a través de una oferta que se hará efectiva en los mismos talleres.


Calle Restrepo indicó que con las nuevas estaciones marca EPM nace también el programa de beneficios “Puntos verdes EPM”, a través del cual los usuarios que tanqueen en las estaciones de servicio de EPM podrán acumular puntos que serán redimibles en nuevas recargas y, a mediano plazo, podrán aplicarse para el pago parcial o total de la factura de servicios públicos. También podrán usarse como abono a las cuotas de financiación por la conversión del vehículo.


Durante el acto de inauguración de las estaciones de servicio de GNV marca EPM, Calle Restrepo resaltó que “más allá de los resultados económicos que pueda generar esta diversificación de nuestro portafolio, nos interesa preservar el entorno y  contribuir a la calidad del aire que estamos respirando todos los días, tanto nosotros como nuestras familias. Es un tema de salud pública, un asunto de bienestar que tenemos que lograr entre todos.


A través de esta nueva línea de negocio, EPM está proponiendo una solución tangible al tema de la contaminación ambiental, y ojalá promovamos también un cambio cultural, como está sucediendo en muchas ciudades de Estados Unidos, Asia y Europa”.


Fuente: Comunicaciones EPM