Economía

Colombian banks remain robust
Bancos colombianos siguen robustos
22 de Noviembre de 2012


El buen comportamiento del sistema financiero contrasta con la desaceleración del mercado accionario local durante el segundo trimestre del año. Se destaca especialmente el crecimiento de los certificados de depósito a término (CDT).

Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

En septiembre el indicador de solvencia de los bancos se ubicó en 16.34%, reflejando la capacidad financiera con que cuentan estas entidades para hacer frente a las pérdidas no esperadas en el desarrollo de su actividad.

Redacción Economía


Según informó la Superintendencia Financiera de Colombia, en el tercer trimestre de 2012 los activos totales del sistema financiero registraron un incremento anual de 13,59 % al ubicarse en 826.21 billones de pesos en el pasado mes de septiembre.


En ese sentido, de esos recursos, $452.27 billones correspondieron a las entidades vigiladas y $373.94 billones a los recursos administrados por las mismas. Esto, de acuerdo al informe que también señala que el rubro que más influyó en el crecimiento de los activos del sistema fue el de las inversiones, las cuales presentaron un crecimiento anual en términos reales de 13,04%, ubicándose en $395.46 billones.


En cuanto al comportamiento de los créditos, durante el trimestre, y en armonía con lo observado durante lo corrido de este año, la cartera de créditos del sistema financiero registró menores tasas de crecimiento anuales frente a las observadas en periodos anteriores. De esta forma, en este periodo los bancos continuaron presentando un desempeño favorable manteniendo una expansión anual en su cartera, aunque con tasas de crecimiento inferiores a las observadas en 2011.


En septiembre


En el balance de septiembre, la cartera total de los bancos se ubicó en $235.89 billones al presentar una variación anual de 11.78%., mientras que  por su parte, la calidad de esta cartera y los indicadores de cubrimiento continuaron situándose en niveles favorables, así como la cartera vencida, la cual continúa con el incremento gradual que registra desde mediados de 2011.


Así, los resultados acumulados del sector financiero a septiembre de 2012 se situaron en $27.49 billones, de los cuales  $19.89 billones  correspondieron a  los fondos administrados y $7.60 billones  a las  entidades vigiladas.


Al respeto, el informe asegura que en el noveno mes de 2012, los niveles de ganancia de los bancos volvieron a lo que eran en 2010, gracias al buen comportamiento de la cartera y el desempeño de las inversiones.


Dentro de los recursos administrados, los resultados más destacables fueron los que reportaron los fondos de pensiones obligatorias ($10.73 billones), mientras que para las entidades vigiladas las mayores utilidades fueron obtenidas por los establecimientos de crédito ($5.52 billones).


Los de mejor comportamiento


La SFC indicó también que los bancos de capital colombiano que tuvieron mayores ganancias entre enero y septiembre de este año fueron Bancolombia con 1,001 billones de pesos; seguido por el Banco de Bogotá con utilidades por $945.837 millones, Davivienda con $526.400 millones y el Banco de Occidente con $398.487 millones.


Por su parte entre las entidades financieras extranjeras en el país con más utilidades se destacan BBVA (España) con $350.491 millones, Red Multibanca Colpatria con $215.814 millones, Citibank con $115.859 millones y la recien llegada al país Corpbanca con 93.507 millones de pesos.



Bancos de la región


Durante la reciente Asamblea Anual de la Federación Latinoamericana de Bancos, Felaban, los representantes de los diferentes bancos de la región concluyeron que los aspectos en los que se centrará la agenda son la inclusión financiera, la educación financiera y la inclusión de temas como la gestión del riesgo socioambiental por parte de la banca.


Adicionalmente, los voceros de Felaban destacaron que "en un complejo entorno mundial, América Latina sigue registrando tasas de crecimiento positivas, dados sus sólidos fundamentos macroeconómicos", si embargo aseguran que los países de la región no pueden estar ajenos a los efectos adversos del deterioro económico de los países industrializados lo que ha determinado la revisión a la baja de las expectativas de crecimiento para 2012 y 2013.